eldiario.es

Menú

Ingresan en prisión un peligroso atracador y su cómplice por el asalto a un banco de Bakio

Uno de los detenido había estado implicado en tres tiroteos y contaba con más de una veintena de ingresos en la cárcel

- PUBLICIDAD -

La Ertzaintza ha detenido este viernes a un peligroso atracador y a su cómplice en Sestao y Trapagaran acusados de ser los autores de un asalto a una sucursal bancaria de Bakio ocurrido el pasado mes de diciembre. Ambos han ingresado en prisión.

Con el arresto se han intervenido armas reales y simuladas, talkies, así como un vehículo y diversas prendas relacionadas con el delito.

El primero de los arrestados está clasificado como peligroso y en su historial figuran tres tiroteos en hechos delictivos y más de una veintena de ingresos en prisión. La investigación policial, supervisada por un Juzgado de Gernika, ha sido dirigida por agentes de la comisaría de Gernika con la cooperación del Servicio de Investigación Criminal Territorial de Bizkaia SICTB, al tratarse de un caso complejo.

El Departamento de Seguridad ha indicado que se sospecha que los detenidos pueden estar relacionados con atracos similares fuera de Euskadi, por lo que el caso sigue abierto. Un juzgado de Gernika ha ordenado esta tarde su ingreso en la prisión de Basauri.

El robo en la sucursal de Bakio se registró el pasado 17 de diciembre. Hacia las ocho de la mañana cuando se procedía a abrir al público el establecimiento, un hombre encapuchado y armado encañonó al director que se encontraba dentro. El responsable de la oficina fue maniatado con unas bridas y conminado a abrir la caja fuerte. El presunto ladrón se apropió de 30.000 euros en efectivo y huyó. La víctima fue liberada minutos después por una compañera, al tiempo que se alertaba de lo ocurrido.

Agentes de la comisaría de Gernika iniciaron una investigación en la que, además de recoger testimonios e inspeccionar la escena del robo, se analizó la forma de operar del atracador. También se recogieron algunas evidencias que fueran estudiadas por la Policía Científica de la Ertzaintza. Al tratarse de una investigación compleja se unió al caso un grupo de agentes del Servicio de Investigación Criminal Territorial de Bizkaia.

Con toda esa información y el trabajo conjunto de ese equipo de investigación se pudo establecer la identidad del atracador como la de un varón de 48 años, histórico delincuente especializado en este tipo de delitos y con ingresos en prisión desde los años noventa. Su perfil es el de un sujeto peligroso que, a lo largo de su carrera delictiva, ha hecho uso de armas de fuego en tres actos delictivos.

Asimismo se pudo identificar a un segundo hombre, cómplice en el atraco, que había permanecido durante los hechos en el exterior de la sucursal de Bakio al volante de un turismo, utilizado para llegar al lugar y huir después. Durante el atraco los delincuentes habían permanecido en contacto por radio, usando para ello unos talkies.

También se pudo establecer que los dos implicados habían vigilado la oficina bancaria días antes para preparar el robo, estudiando el lugar y la actividad de trabajadores y clientes de la sucursal.

Con la investigación avanzada llegaron sospechas de que los dos presuntos delincuentes estaban preparando nuevos atracos, por lo que se intensificó la alerta preventiva en todas las comisarías. También se alertó a otros cuerpos policiales dado que había riesgo de que actuasen fuera de Euskadi.

DETENCIÓN

Ante esa posibilidad de nuevos asaltos y contando con pruebas consistentes para la incriminación de los sospechosos, la Ertzaintza decidió culminar la investigación.

Las detenciones se han producido este viernes de madrugada en Sestao y Trapagaran y, para ello, la Policía Vasca ha organizado un amplio operativo en el que, además de los investigadores y patrullas de Seguridad Ciudadana, ha participado el Grupo de Intervención, especializado en actuaciones de alto riesgo. También se ha movilizado una ambulancia de forma preventiva.

Los agentes de la Ertzaintza han entrado, con una orden judicial, en sendas viviendas de esas localidades y han detenido a los dos sospechosos sin que hayan ofrecido resistencia.

Durante el registro posterior se ha localizado en uno de los pisos una pistola real del calibre 9 milímetros con munición, dos fusiles simulados, dos revólveres detonadores, dos talkies, documentación y prendas de vestir relacionados con el delito.

En la segunda vivienda se han intervenido más prendas de vestir relacionadas con los hechos y en el exterior el turismo usado en el robo de Bakio.

El principal implicado, de 48 años, cuenta por parte de la Ertzaintza con doce detenciones anteriores por delitos registrados entre los años 1998 y 2015. En estos años se le ha acusado de atracos en Abanto y Zierbena, Sopuerta, Okondo, Trespaderne en Burgos, y Gallarta. En ese historial también figuran otros delitos como intento de homicidio, violencia de género, abusos sexuales, o robo de cable.

En el atraco al banco de Gallarta, ocurrido en octubre de 2013 disparó un arma de fuego. También realizó disparos contra una vivienda en Sestao en noviembre de 2009, y en un bar de Portugalete en enero de 2010. Entre los años 1993 y 2012 tiene registrados 26 ingresos en prisión.

De su cómplice, de 60 años, figura en los archivos policiales un arresto por amenazas usando un revólver, hechos ocurridos en Portugalete hace ocho años.

La Ertzaintza continúa con el caso abierto para tratar de establecer la relación de los dos sujetos con otros delitos. De hecho la Policía Vasca está aportando información y colaborando con la Guardia Civil para aclarar atracos ocurridos fuera de Euskadi, de los que de momento no se pueden ofrecer más detalles.

Los detenidos han pasado este viernes a disposición judicial ante el Juzgado de Gernika, que se ha hecho cargo del asunto y que ha decretado su ingreso en la prisión de Basauri.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha