eldiario.es

Menú

El Instituto de la Memoria se pone en marcha entre la división de los partidos vascos

El PP y UPyD creen que "diluye" los crímenes de ETA, mientras que EH Bildu critica que intente "justificar" los crímenes de Estado.

- PUBLICIDAD -

El Parlamento vasco ha aprobado este jueves la proposición de ley de creación del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos sin que los grupos de la Cámara, salvo el PNV y el PSE-EE, hayan logrado ponerse de acuerdo sobre los objetivos que debe perseguir este nuevo organismo.

PP y UPyD han rechazado el texto porque cree que busca "diluir" la gravedad de los crímenes de ETA, mientras que EH Bildu se ha abstenido porque, aunque aprecia aspectos positivos en el mismo, parece querer "justificar" el terrorismo de Estado.

El pleno, que no ha aprobado ninguna de las enmiendas que los grupos habían mantenido, ha dado luz verde a la proposición de ley, gracias a la mayoría que suman el PNV y el PSE, ya que el resto de grupos no estaban de acuerdo, principalmente con el contenido de la exposición de motivos que acompaña a la proposición de ley para la creación de este organismo.

En concreto, las diferencias se han producido por el contenido de uno de los párrafos de la ley, en el que se indica que, "a lo largo de los últimos cien años, la sociedad vasca ha sufrido al menos cuatro experiencias traumáticas marcadas por la violencia: la Guerra Civil, la dictadura franquista, el terrorismo de ETA y los contraterrorismos ilícitos".

"Sin equiparaciones"

El documento, no obstante, subraya que la preservación de la memoria "del sufrimiento injusto padecido en el País Vasco" debe hacerse "de forma inclusiva y manteniendo la singularidad de las causas" de cada forma de violencia. Todo ello, según ha dicho, "sin equiparaciones" entre unas y otras vulneraciones de derechos humanos.

La ley destaca la necesidad de que la política de memoria garantice la expresión del "pluralismo", aunque subraya que el "límite" debe estar en la salvaguarda de "unos mínimos democráticos".

"La memoria no se puede utilizar ni para excluir ni para equiparar acontecimientos", apunta el documento, que en la misma línea destaca que tampoco se debe "rescribir una historia de legitimación de ninguna forma de terrorismo, violencia o conculcación de derechos humanos".

El instituto, cuya sede se ubicará en un municipio de Euskadi aún por determinar, se encargará de desarrollar la política pública consistente en "la garantía, impulso y desarrollo de la convivencia democrática".

El debate

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha criticado que EH Bildu haya intentado buscar con sus enmiendas "desdibujar" los objetivos del Instituto buscando que se convierta en un "centro multitarea" siendo "observatorio de derechos humanos, centro de investigación sobre derechos individuales y colectivos, y algunas otras cosas más".

"De sus enmiendas se desprende el objetivo de difuminar la parte de la memoria que afecta a la historia de ETA", ha indicado para defender que esto "no es aceptable desde el punto de vista de los principios y acuerdos adoptados por el Parlamento en materia de paz y Convivencia".

También ha rechazado las enmiendas del PP con las que "busca que el Instituto solo se base en la memoria de las víctimas de ETA", dejando al margen lo ocurrido en las anteriores décadas durante la guerra civil o el franquismo.

"Olvidan que el Gobierno central del PP debería estar impulsando un Centro Memorial de las víctimas del terrorismo en Vitoria", ha señalado para argumentar que al aceptar las enmiendas de los 'populares' se contaría con dos centros iguales en el País vasco.

El parlamentario del PSE Rodolfo Ares, por su parte, se ha dirigido a EH Bildu para defender que las víctimas "no tienen  todas el mismo origen ni todas son iguales" porque "no puede ser igual la persona que murió conduciendo un coche porque le explotaron los explosivos que llevaba dentro, a la que fue asesinada con un tiro en la nuca o por una bomba lapa en su coche".

"Somos radicalmente diferentes y tenemos que mirar al futuro y construir una convivencia justos, incluso si quiere hasta con un poco de olvido, pero no van a reescribir las historia.  Tienen que hacer muchos deberes que no han hecho todavía. Háganlos y estarán dando un paso de gigantes para entendernos".

Además, se ha dirigido al PP para criticar el "retraso" del Gobierno central a la hora de impulsar el Memorial de Víctimas del terrorismo y le ha pedido que adopte las medias para "recuperar el tiempo perdido" y que pueda ser una realidad "lo antes posible".

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha valorado que se reconozca la necesidad de atender a las diversas formas de violencia surgidas desde la Guerra Civil, aunque ha criticado que la utilización del término "contraterrorismo ilícitos" parece "situar el terrorismo de Estado en términos de respuesta, de que todo está justificado" en la lucha contra ETA.

Tras recordar que el proyecto del Instituto de la memoria venía de la pasado legislatura, ha pedido a los grupos parlamentarios que lo dejen atrás, para "trabajar en el tiempo actual, con las fuerzas y energías de la presente legislatura".

Esfuerzo institucional

El parlamentario del PP Carmelo Barrio ha criticado que "el primer gran esfuerzo institucional en Euskadi debía haber sido con las víctimas del terrorismo, con independencia de la responsabilidades de otros esfuerzos institucionales", y cree que el PSE-EE se ha "equivocado" al considerar que han creado un "recurso político a favor de la teoría del conflicto".

Además, ha criticado en que el Instituto "no busca deslegitimar a ETA" y cita los crímenes del franquismo o del GAL cuando "donde hay que trabajar todavía es en la deslegitimación de ETA".

Barrio ha subrayado que "los crímenes de la guerra civil, la dictadura franquista, etc, están condenados y deslegitimados por la sociedad", algo que "no ocurre todavía con los crímenes de ETA", ya que "este paso todavía no lo han dado todos", en referencia a la izquierda abertzale.

Por ultimo, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha utilizado el turno de explicación de voto para explicar que ha rechazado la creación de este Instituto porque "mezcla el terrorismo de ETA con otros hechos, diluyendo el terrorismo con otras maldades" y admitiendo la "teoría del conflicto político". "Se equiparan violencias y víctimas", ha insistido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha