eldiario.es

Menú

LAB denuncia el "deterioro" de máquinas en la empresa de Erandio donde ha ocurrido un accidente laboral mortal

LAB ha denunciado que la falta de inversión "desde hace décadas" en la empresa Cables y Alambres Especiales de Erandio, en la que un trabajador ha sufrido un accidente laboral mortal, ha conducido al "deterioro máximo de las maquinas y las instalaciones y, en consecuencia, a que los trabajadores hayan tenido que acudir al puesto de trabajo jugándose la vida a diario, y a que los accidentes laborales hayan sido una constante a lo largo de los últimos años".

- PUBLICIDAD -

En un comunicado, el sindicato abertzale ha manifestado su condolencia y apoyo a los familiares del trabajador fallecido, y se ha solidarizado con sus personas allegadas, compañeros, así como con toda la clase trabajadora. "Con este nuevo fallecimientos son al menos 43 los trabajadores fallecidos en accidente de trabajo en lo que llevamos de 2017 en Euskal Herria", ha destacado.

En su opinión, los accidentes "no son puntuales ni ocurren por casualidad, sino que responden a un modelo de relaciones laborales en el que la salud y la vida de los trabajadores están en peligro".

"La precariedad mata, hay responsables y los accidentes se pueden y se tienen que evitar. Este accidente laboral tiene unos responsables concretos, la empresa Cables y Alambres Especiales, y el Grupo Vicinay", ha asegurado, para recordar que en esta empresa han realizado denuncias y paralizado máquinas en diferentes ocasiones.

"Ante esto, la respuesta de la empresa ha sido ejercer presión sobre la representación de los trabajadores y no tomar las debidas medidas preventivas que eviten accidentes. Una empresa donde no se realiza inversión alguna y las máquinas están obsoletas y anticuadas", ha resaltado.

Según ha recordado, el grupo Vicinay adquirió la empresa Cables y Alambres en mayo del año 2015, prometiendo una serie de inversiones que "nunca han llegado", por lo que LAB viene denunciando las condiciones "infrahumanas en las que los trabajadores venían realizando su trabajo y que, ante esto, la respuesta de la empresa ha sido represión, presión e imposición de ritmos de trabajo inasumibles".

Por ello, ha exigido nuevamente a las autoridades "tolerancia cero, control y vigilancia" y ha llamado a participar en la respuesta que en las próximas horas se pueda articular, y a luchar en los centros de trabajo por unas condiciones de trabajo "dignas" y un modelo en el que, por encima de los beneficios empresariales, prime la salud de los trabajadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha