eldiario.es

Menú

La reforma de la Ley de Territorios Históricos planteada por el PSE continúa su tramitación parlamentaria

Todos los grupos de la Cámara vasca, excepto el PP, aprueban la toma en consideración de la iniciativa que busca "modernizar" el entramado institucional interno del País Vasco

- PUBLICIDAD -
Parlamento vasco reafirma su defensa del Concierto como instrumento "solidario" y "esencial" para el autogobierno

El pleno del Parlamento vasco ha aprobado este jueves, con el respaldo de PNV, EH Bildu, PSE y UPyD, la toma en consideración de la proposición de ley sobre la organización institucional interna de la Comunidad Autónoma del País Vasco, conocida como la reforma de la Ley de Territorios Históricos (LTH) con el voto en contra del PP que considera que persigue la "aniquilación" del sistema foral.

De esta forma, la reforma de la LTH -ley aprobada en 1983- comenzará su tramitación parlamentaria, con la introducción de enmiendas por parte de los grupos. La propuesta socialista busca "modernizar" el entramado institucional interno del País Vasco, y garantizar la igualdad y la cohesión social y territorial con la creación de un Fondo Especial para la Nivelación Territorial que sirva para redistribuir la renta en el conjunto de Euskadi.

También quieren "mejorar" la calidad democrática y la transparencia de las instituciones vascas, "devolviendo al Parlamento Vasco el papel que le corresponde en la orientación política general de Euskadi"; y sostener los servicios que prestan los ayuntamientos, garantizando a los municipios los recursos económicos suficientes para la prestación de los servicios públicos que les corresponden.

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, ha presentado esta proposición de ley defendiendo que es necesario "avanzar en la modernización y racionalización" de las administraciones vascas, "sin esperar a nadie, sin depender de nadie más" para que estas sean "más eficaces prestando servicios públicos y garantizando derechos a los ciudadanos".

Asimismo, ha criticado a quienes han presentado la iniciativa socialista como "un intento de anular a los Territorios Históricos" para asegurar que lo que buscan con la proposición es "aprovechar la larga tradición de gestión de las Diputaciones, consolidándolas como entre supramunicipales de gestión de importantes servicios públicos".

Tras reiterar que esta reforma es un compromiso asumido por el Gobierno vasco en los acuerdos suscritos con el PSE en septiembre de 2013, ha criticado que el Ejecutivo y el PNV "no han cumplido su parte" y ha rechazado que se apele al "núcleo intangible de la foralidad" porque "se trata de una expresión que no se sustenta en ningún principio jurídico y que, sin embargo, ha pretendido ser utilizado como concepto jurídico". "Lo que plantea esta propuesta es perfectamente encajable en nuestro Estatuto. No necesita de nada más ni de nadie más que de nuestra voluntad", ha subrayado.

Por último, ha defendido que esta reforma no afectará al sistema de gestión de los tributos que se mantendrá en el ámbito de los Territorios Históricos, sino que se limitará a "garantizar la armonización" porque los territorios han ido imponiendo la "marginación de la competencia armonizadora de las Instituciones comunes".

DEBATE EN PROFUNDIDAD

El parlamentario del PNV Joseba Zorrilla ha recordado que el Gobierno vasco ya mostró su disposición favorable a la toma en consideración de esta propuesta al igual que su formación, que ha expresado "en reiteradas ocasiones que no tienen problemas para abordar este tema". "No renunciamos ni cerramos la puerta a un debate en profundidad", ha insistido antes de expresar las "dudas razonables" del PNV al contenido de la propuesta del PSE.

Asimismo, ha rechazado las acusaciones de Mendia respecto a la "inacción" del Ejecutivo en este tema y ha dicho no entender "las prisas que les han entrado a algunos" en este asunto insistiendo en que "no son buenas consejeras". Zorrilla ha recordado al PSE que el Gobierno de Patxi López no incluyó en el calendario legislativo la reforma de la LTH y cree que "es de justicia" poner de manifiesto "los logros conseguidos en las últimas décadas por el entramado institucional vasco, a pesar del incumplimiento reiterado del Estatuto" por parte del Gobierno central.

El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha explicado que con su voto favorable quieren abrir la puerta al debate, no solo para hablar de la "reorganización interna" sino que cree que es hora de "reinventar" esta organización respecto al diseño de la soberanía para que se reconozca el derecho a decidir de la ciudadanía. "Es necesario revisar la organización que tenemos con el Estado español", ha defendido.

Además, en materia tributaria cree que "es importante tener voz y voto, poder tomar decisiones con una capacidad fiscal total" y cree que la propuesta del PSE "se queda corta" en este sentido. "Cuando hablamos de abrir el debate, queremos hacerlo contando también con la participación ciudadana, no solo entre las cuatro paredes de este parlamento", ha explicado.

Finalmente, ha hecho referencia a la ley de consultas que ha presentado la coalición en el Parlamento y que en febrero se llevará al pleno para decidir su toma en consideración. "Espero que este necesario debate de organización interna no sirva de excusa para debatir nuestra organización con el exterior", ha señalado.

"VIRUS CENTRALIZADOR"

Desde el PP, Nerea Llanos ha acusado a los socialistas de presentar esta iniciativa sin esperar a conocer el resultado de los trabajos de la ponencia de duplicidades y de autogobierno, "demostrando que les ha atacado el virus centralizador y uniformador", ya que cree que la iniciativa socialista "pretende que Euskadi funcione como un solo país".

Para el PP, la iniciativa "no pretende reformar la LTH sino centralizar las competencias, que se produzca una pérdida de competencias de cada territorio y vaciar de contenido propio a los territorios forales". "No estamos ante reforma de la LTH, sino ante reorganización del edificio institucional de Euskadi para vaciar de competencias a las instituciones forales con la excusa de la modernización", ha insistido.

Llanos cree que se pretende "transformar" la estructura institucional vasca como "paso previo de la desaparición definitiva de los territorios históricos y de las diputaciones forales".

"Vamos a votar en contra de cualquier aniquilación del sistema foral", ha insistido.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha expresado su voto a favor por "coherencia" con lo realizado por su formación desde su constitución en el año 2009, reclamando una reforma "profunda" de la LTH para "simplificar y disminuir el sobredimensionamiento" del entramado institucional de Euskadi. No obstante, cree que no va a haber tiempo suficiente para que antes de que se acabe la legislatura --en menos de un año---, se pueda conseguir un acuerdo, por lo que "sospecha" que existe un pacto entre PNV y PSE para que "realmente no pueda llevarse a cabo y siga como está".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha