eldiario.es

Menú

Maroto: "Declararé ante el fiscal, pero no pediré perdón"

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, considera que tener que acudir a declarar ante el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, "es el mundo al revés".

- PUBLICIDAD -
El Fiscal Superior vasco llama a declarar a Maroto como imputado por un supuesto delito de "incitación al odio"

Javier Maroto declarará ante el fiscal vasco por un posible delito de "incitación al odio"

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, cree que tener que acudir a declarar ante el fiscal superior del País Vasco "es el mundo al revés" y ha reiterado hoy que no va a pedir perdón a nadie por sus declaraciones sobre los inmigrantes y las ayudas sociales.
La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha citado a declarar el próximo jueves al alcalde de Vitoria por la denuncia que presentó contra él la plataforma SOS Racismo, que le acusa de los delitos de incitación al odio y contra los derechos de los extranjeros y contra la dignidad de las personas.

En un comunicado, Maroto ha anunciado que acudirá a declarar ante el fiscal "porque ante todo respeta las decisiones judiciales" aunque discrepa sobre el motivo de su citación.

"SOS Racismo me denuncia por incitar al odio y acto seguido dice que desea que me corten la cabeza como una serpiente pero ¿decir esta barbaridad no es incitar al odio? ¿No es odio directamente?", se ha preguntado.

En cuanto a las declaraciones que originaron la denuncia de SOS Racismo, ha aclarado que lo único que ha hecho es "decir bien claro lo que está pasando con las ayudas sociales" y ha opinado que los datos que hizo públicos el Gobierno Vasco a raíz de una pregunta suya le dan la razón.

Por eso, ha insistido en que no va a pedir perdón a ningún colectivo inmigrante, como le pedía SOS Racismo, "ni mucho menos a dar un paso atrás" en su propuesta de endurecer los requisitos de acceso a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

SOS Racismo presentó una denuncia contra el primer edil vitoriano por decir que muchos inmigrantes "viven principalmente de las ayudas sociales y no tienen ningún interés en trabajar o integrarse" y tachó de "escandaloso" el caso de los ciudadanos de origen argelino y marroquí que residen en Vitoria.

A raíz de dicha denuncia, el fiscal superior del País Vasco abrió unas diligencias de investigación y pidió al alcalde que presentara un escrito de alegaciones en su defensa, que éste ya le remitió, pese a lo cual ha considerado necesario citarle a declarar como denunciado

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha