eldiario.es

Menú

Maura (Podemos) niega que haya un conflicto político con los críticos alaveses, sino "ausencia de trabajo" por su parte

Insiste en que tendrán que "rectificar" su actitud y, si no, someterse al reglamento que aplicará la comisión de garantías

- PUBLICIDAD -
Maura (Podemos) niega que haya un conflicto político con los críticos alaveses, sino "ausencia de trabajo" por su parte

El responsable de Política de Podemos Euskadi, Eduardo Maura, ha negado este martes que haya "un conflicto político" con los críticos de la formación en Álava ni que exista un problema de "democracia interna", sino "ausencia de trabajo parlamentario" y de "negligencia" por parte de este grupo.

Maura se ha referido al conflicto con los críticos que ha salido a la luz a partir de las discrepancias en la postura a mantener en la votación de los Presupuestos de Álava --la dirección defiende la abstención y los críticos el rechazo--, pero que, según el número dos de Podemos Euskadi, "viene de antes" de la designación de la nueva dirección. En todo caso, ha insistido en que éstos tendrán que "rectificar" su actitud y, si no, someterse al reglamento que aplicará la comisión de garantías porque existen "unas normas".

En una entrevista concedida a Europa Press, el responsable de Política de Podemos Euskadi ha destacado que los críticos no pueden pretender un modelo de partido "en el que no haya normas, en el que puedan hacer lo que quieran con sus recursos, en el que puedan hacer un mal uso de sus dietas y hacer mal su trabajo parlamentario".

Además, se ha referido al hecho de que una treintena de cargos de la formación morada hayan mostrado su apoyo a los cuatro junteros que abogan por el 'no' a las cuentas alavesas --una quinta está de baja--, y ha asegurado que los apoyos que ha recibido la dirección del partido "desbordaría con creces" esta cifra. No obstante, considera que presentar manifiestos no es forma de mantener una negociación y de encauzar los problemas.

"Ayer hubo una reunión con numerosos secretarios generales municipales y con numerosas personas de Podemos que son referente a nivel municipal, y la inmensa mayoría entiende perfectamente lo que ha ocurrido. Eran conscientes de la situación y apoyan lo que estamos haciendo", ha asegurado.

Eduardo Maura ha calificado de "muy desagradable" la situación que se ha producido en torno a los críticos de Álava, y ha destacado "la ausencia de trabajo parlamentario y la negligencia" mostrada por "un grupo pequeño de personas que no había hecho su trabajo de manera adecuada en las Juntas Generales del Álava".

Según ha apuntado, "en realidad", estos junteros no les han dejado "otra opción que la de tener que apostar por el criterio de la portavoz del grupo, Arantza Abecia, que, además, había hecho una buen trabajo".

Eduardo Maura ha explicado que Abecia, junto a otros dos procuradores, "han trabajado duro para enmendar los presupuestos del PNV, han trabajado para negociar enmiendas que fueran buenas para la ciudadanía alavesa, han trabajo para ser una herramienta útil para la ciudadanía, mientras que otras personas del grupo no lo han hecho". "Ésa es la diferencia fundamental entre unos y otros", ha indicado.

En todo caso, ha precisado que, "por poner un ejemplo", tanto la portavoz de grupo juntero como el de los críticos, Koldo Martín, "pertenecen al mismo partido y se les aplica el mismo reglamento". "Lo que pasa es que uno ha hecho bien su trabajo y otro no lo ha hecho. Uno ha rendido cuentas y ha utilizado los cauces orgánicos, y otra persona, Koldo Martín, no lo ha hecho", ha aseverado.

En este sentido, ha advertido de que "tiene que haber un reglamento que rija la vida y el trabajo común del grupo". "Cuando una persona que hace su trabajo, hace una propuesta política que es razonable, es muy razonable que el partido opte por ella, mientras que lo que hay en el otro lado es la total ausencia de trabajo parlamentario y de competencia", ha apuntado.

Además, ha recordado que los Presupuestos alaveses ya contaban con el respaldo de EH Bildu, con lo cual se ha intentado por parte de los junteros del sector oficial de Podemos de conseguir unas cuentas "mejores y una serie de conquistas sociales relativamente medianas, pero también importantes en materia de dependencia, de gestión de residuos, de política social y de medio ambiente".

SIN PROBLEMAS DE DEMOCRACIA INTERNA

Maura ha precisado que este problema con los críticos "no viene por un problema de modelo de partido o de democracia interna, viene de muy atrás, porque hay un grupo de personas que no hace bien su trabajo, que es un grupo humano manifiestamente conflictivo, como ya se sabía con anterioridad". "Nosotros heredamos esta situación de la dirección anterior", ha apostillado.

A su juicio, "estas personas están queriendo convertir un problema de mal trabajo y de mala gestión de sus recursos en una cuestión de democracia interna", con el fin de "eludir responsabilidades" y no "rendir cuentas ante los círculos" ni ante los alaveses.

"Se acuerdan de la democracia interna cuando les conviene e intentan convertir la democracia interna en una válvula de escape para no tener que rendir cuentas ante la militancia de Podemos Euskadi por un trabajo mal hecho, y a mí me parece que eso es un insulto a la inteligencia de la militancia y una manera verdaderamente deplorable de hacer política", ha indicado.

ENCAUZAR EL PROBLEMA

El número dos de la formación en Euskadi ha apuntado que la dirección "seguirá intentando encauzar políticamente este debate, llegar a una solución y que tenga las mejores consecuencias políticas para la ciudadanía alavesa".

"Un cargo político, un cargo público, en este caso de Podemos Euskadi, debe ser una herramienta al servicio de la gente y ellos no han contado con la gente en todo este año y medio, y por tanto, tendrán que recular y rectificar", ha insistido.

De no ser así, ha dicho que existe un reglamento, que proviene de la Ejecutiva anterior, "que sirve para regular la vida de trabajo en común del grupo". "Yo espero que sigan haciéndolo de acuerdo con las normas que Podemos Euskadi se ha dado a sí mismo", ha manifestado.

"No es una cuestión de modelo político, porque en ningún modelo político de Podemos va a ser aceptable nunca que no se rindan cuentas y que, cuando llega la hora de asumir responsabilidades, eludan llevándolo a una cuestión de democracia interna por oportunismo", ha añadido.

El responsable de Política de Podemos Euskadi ha rechazado que haya habido "una rigidez" de la dirección respecto a los críticos. "Llevamos teniendo este problema mucho tiempo. Es un grupo parlamentario que ya había sido polémico y que ya había generado tensión en el pasado, y no hay nada más que preguntar a los círculos de Álava", ha señalado.

Tras manifestar que se han reunido "muchas veces con ellos" e incluso cambiaron la portavocía de acuerdo con ellos, ha señalado que ahora ha vuelto a recrudecerse el conflicto por el tema de los Presupuestos, pero podía haber sido por "cualquier otra cuestión que tuviera que ver con la vida política alavesa".

Eduardo Maura ha negado que la dirección del partido esté cuestionada y ha subrayado que "hay una enorme confluencia de personas" de la formación que, "desde lugares diferentes, piensan que estos junteros han hecho mal las cosas en todos los sentidos".

Además, ha afirmado que Lander Martínez, como secretario de Organización, ha intentado "encontrar la solución más adecuada" a este conflicto, y al igual que a él, "le entristece no haberla encontrado hasta el momento". "De ahí a convertirlo en una especie de cruzada personal contra él, hay un abismo", ha remarcado.

Por último, ha considerado que será "muy difícil" que para el día 23, jornada en la que se aprueban definitivamente los Presupuestos de Álava, pueda haber una solución y se reconduzca la situación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha