eldiario.es

Menú

Muñoz (ELA) dice que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" por la sentencia del TS sobre la vigencia de convenios

Denuncia que Confebask y Gobierno vasco mantienen "una cruzada contra el movimiento sindical"

- PUBLICIDAD -
Muñoz (ELA) dice que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" por la sentencia del TS sobre la vigencia de convenios

El secretario general de ELA, Txiki Muñoz, ha afirmado que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" por la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica que un convenio caducado sigue vigente si hay pacto, y ha advertido de las peticiones que se están realizando desde la patronal e instituciones europeas para que haya nuevas reformas del mercado laboral.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Muñoz ha manifestado que la resolución del alto Tribunal "es una buena noticia, pero no hay que lanzar las campanas al vuelo".

"A nosotros nos preocupa mucho lo que está apareciendo en determinados medios de comunicación de que el Eurogrupo, el Banco Central, el Fondo Monetario y la Patronal Española piden que se haga otra reforma más porque hay dos elementos importantes en el tema de Relaciones Laborales que a la patronal no le gustan cómo ha quedado", ha indicado.

En este sentido, se ha referido a la ultraactividad, ya que "la reforma la han hecho para que fenecieran, para que murieran los convenios antiguos y para presionar una vez que la espada de Damocles del convenio cae". "Se fuerza una negociación colectiva a la baja, que es lo que se ha querido, que las condiciones caigan y que la devaluación salarial se produzca como consecuencia de la ultraactividad", ha apuntado.

Asimismo, ha advertido de que "la patronal quiere administrar el empleo de manera unilateral". "Hay sentencias, aquí también hemos obtenido unas cuantas, donde se ponen límites a que unilateralmente el empresario decida qué pasa con el empleo. La patronal está muy preocupada por eso, y a esas presiones de todas esas organizaciones muy potentes que son las que terminan condicionando la política en el mundo, Fátima Báñez (ministra de Empleo) decía la semana pasada que va a haber más reformas y que van a ser silenciosas", ha indicado.

Desde ese punto de vista, ha afirmado que "no hay que lanzar las campanas al vuelo" por la sentencia del Tribunal Supremo "porque lo que dice es que aquellos convenios que tenían cláusula de ultraactividad se mantienen vigentes, pero en el tiempo en el que estaban".

"Los convenios no pueden ser una foto fija porque la inflación sube, las condiciones de trabajo hay que adaptarlas, y en muchas empresas lo que está pasando, la foto actual de desempleo es que, mediante medidas muy diversas, como la subcontratación, la externalización, las condiciones de trabajo están empeorando muchísimo", ha destacado.

SIN MAXIMALISMOS

Txiki Muñoz ha asegurado que ELA "está dispuesta a pactar" y ha considerado que "aquí hay una literatura, donde trabajan a la vez el mundo económico y una gran parte del mundo político, diciendo que nuestra organización es maximalista y está fuera de la realidad".

A su juicio, "la patronal, a diferencia del movimiento sindical en la fase actual, juega en mesas sindicales, en esas que llaman 'el dialogo social', juega en Madrid en el acuerdo de negociación colectiva que se está haciendo". "Pero no juega solo ahí. Se podría decir que la patronal entretiene a los sindicatos ahí, mientras sus alubias las juega, de verdad, en las reformas que el poder político le está haciendo, en todos los ámbitos", ha señalado.

En esta línea, ha dicho que, "en una fase en la que la política es sumamente obediente a aquello que el capital pide, la pregunta que se hace ELA es a dónde lleva eso".

"Estamos tremendamente preocupados por cómo se están precarizando las condiciones de trabajo, cómo se está precarizando la sociedad en general. Eso no lo niega nadie. Ninguna estadística niega que eso es una realidad y estamos muy preocupados por cuáles son las políticas públicas que se hacen y exigimos que se hagan políticas, no buscando una foto mediática, sino que minoren el incremento de las desigualdades en la sociedad y eso no lo vemos", ha apuntado.

CONFEBASK

El líder de ELA ha subrayado que Confebask ha pretendido "ilegalizarles" y ha afirmado que la patronal vasca, "hace diez días, en una Junta Empresarial dijo que la representación sindical es un obstáculo para el crecimiento de las empresas, y pide que se cambie la Ley para que se establezca una moratoria para que, cuando la empresa crece de tamaño, no se elija representación sindical".

"Fíjate dónde está esa patronal. Eso tiene que ver con el pensamiento más rancio de los EE.UU. ¿Y qué es evidente en los EE.UU.?, que hay estados gobernados por los republicanos mayoritariamente que han metido cláusulas antisindicales, que el capital y el poder político, que se ha ido al capital, saben que el sindicalismo organizado es un obstáculo al deterioro de las condiciones salariales, sociales, pensiones, sanidad, siniestralidad", ha señalado.

Por ello, ha advertido de que el TTIP, el Tratado de Libre Comercio, "va a traer eso". "Nuestra preocupación es cuáles son los elementos de equilibrio que en una sociedad en donde no sabemos a dónde se nos lleva, donde la clase política es tremendamente obediente y si no hay un poder que pisa el suelo y dice: 'a mí no me llevas, yo voy a hacer todo lo que pueda para que esta foto no se deteriore más'. Ése es el papel que nosotros estamos haciendo", ha aseverado.

En este sentido, ha indicado que, cuando Confebask "plantea en sede patronal la reforma para la moratoria de la representación sindical, un derecho fundamental, a su lado está sentada la consejera de Industria", Arantza Tapia, que "se ha reunido hace doce días con el gobernador de Wisconsin, el más reaccionario del 'Tea Party' nortamericano, un personaje que ha dicho que los sindicatos son igual que el Estado Islámico, que ha dicho que 'si hemos podido con los sindicatos en Wisconsi' por qué no vamos a poder con los sindicatos en el otro lado del Atlántico".

"Es la gente que tiene muy clara cuál es el proa de su dirección, que hay que acabar con el movimiento sindical porque es un obstáculo para los planes del capitalismo internacional en su estrategia de globalización", ha manifestado.

Preguntado si está dispuesta ELA a que haya menos liberados sindicales en el sector público, ha señalado que su sindicato pretende que "los derechos regulados se respeten".

"Y nos parece que el derecho a la libertad sindical contempla que, cuando se acumulan las horas, los créditos horarios y se liberan personas para la acción sindical, es un derecho reconocido y nos preocupa que en el Gobierno haya consejeros que insisten mucho sobre este tema y tiene cierto parecido a cuando Esperanza Agirre era presidenta en la Comunidad de Madrid planteó, una cruzada contra el movimiento sindical", ha afirmado.

Según ha asegurado, esto "ya se ha planteado en Irakaskuntza (Educación) y el Gobierno ya está haciendo eso". "Los Gobiernos han decidido dejar en orfandad a la clase trabajadora, a la gente débil, y ésta se tiene que organizar, y el sindicato es un instrumento para organizar a la gente colectivamente", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha