eldiario.es

Menú

Nuevo pulso estudiantil en Euskadi contra Wert

La convocatoria de huelga general contra la “Ley Wert” mantiene en Euskadi a los sindicatos y organizaciones estudiantiles divididos.

Las protestas se extienden al Departamento de Educación del Gobierno vasco, “que sigue sin mostrar una actitud de combate inequívoca contra la LOMCE”, apuntan desde los sindicatos.

- PUBLICIDAD -
Concentración de estudiantes contra la LOMCE frente al Teatro Arriaga de Bilbao./ EDN.

Concentración de estudiantes contra la LOMCE frente al Teatro Arriaga de Bilbao./ EDN.

Aunque finalmente el Senado no aprobará previsiblemente la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) hasta el día 21, la comunidad estudiantil pretende mantener el pulso contra el ministro José Ignacio Wert a través de la nueva huelga general convocada en la jornada del 20 de noviembre. En Bilbao, aproximadamente un centenar y medio de personas continuaba las protestas  en la Plaza del Arriaga contra la 'Ley Wert' a la que consideran, como ya han manifestado en otras ocasiones, “lesiva, impuesta y segregadora“.

“Seguimos en la lucha porque hay que demostrar que la LOMCE es una imposición, que no cabe hoy de ninguna manera. Por eso, tenemos que buscar que la toda la ciudadanía se conciencie apoyando a los estudiantes sobre que no hay manera de sacar esta ley adelante en una educación pública”,  ha declarado Jaime González Grande desde CCOO Irakaskuntza.

Según datos aportados por Javier San Martín, portavoz del Sindicato de Estudiantes de Vizcaya, en la provincia, unos veinte colegios de educación secundaria concertada han parado y otros tantos públicos han salido a la calle. Por su parte, la Universidad del País Vasco (UPV) también ha apoyado el paro académico durante la jornada de protesta.

“Continuaremos luchando contra esta imposición durante todo el curso, porque los recortes han sido brutales y va a seguir habiendo más. Concretamente en la UPV se van a recortar 1.200 millones de euros”, ha explicado San Martín. “Quieren una educación franquista y no vamos a cortarnos en decirlo porque es así”, sentenciaba.

Asimismo, los sindicatos y estudiantes extienden la protesta hacia la política educativa del Gobierno vasco puesto que “siguen sin mostrar un actitud inequívoca de combate”. “Más allá de declaraciones puntuales, lo que queremos es que se impliquen, es decir, que pongan los medios a su alcance para mediante un recurso de inconstitucionalidad plantear que esta ley no tiene cabida dentro del Departamento de Educación ni del ámbito competencial”, declaraba Pablo García de Vicuña, secretario general de CCOO Irakaskuntza.

Por otro lado, varios estudiantes mostraban su malestar por la división y falta de acuerdo existente entre las asociaciones estudiantiles vascas, que permanecen divididas en una lucha que debería ser “común”. “No entiendo qué necesidad hay de separar a los estudiantes”, comentaba Teresa Knoerr Gomeza, estudiante de Ciencias Políticas en la UPV sobre la huelga que, por su parte, han planteado las asociaciones de estudiantes abertzales para el 21.

Del mismo modo, se manifestaba Jon Koldo Cebrián Martín, responsable del colectivo de Bilbao de Unión de Jóvenes Comunistas. “Sabemos que en el resto del Estado la presión va a ser más fuerte porque aquí los sindicatos tanto estudiantiles como laborales están divididos. Pero, aunque sea poca, por lo menos que se sume al resto y sirva para que la gente empiece a despertar en favor de la lucha, que es lo que hace falta porque sin movimiento no hay respuesta”.

De esta forma, tanto estudiantes como sindicatos han manifestado que las protestas continuarán los próximos días con dos nuevas convocatorias. Una, el próximo sábado 23 en Bilbao y la siguiente el 30 de noviembre en Madrid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha