eldiario.es

Menú

Nuevo varapalo judicial en Lezama por un tema urbanístico

El Ayuntamiento pierde casi medio millón de euros en las obras de un área industrial que está semivacía.

Quiso cobrar los gastos a dos constructoras tras cambiar de forma unilateral el plan de urbanización pero un juzgado y el Tribunal Superior, en un fallo firme, sentencian que actuó sin "buena fe".

- PUBLICIDAD -

Nuevo varapalo judicial por un asunto urbanístico al Ayuntamiento vizcaíno de Lezama. El Tribunal Superior vasco le ha condenado, en un fallo ya firme, en un pleito de dos constructoras por la construcción de un polígono industrial, cuya consecuencia práctica es la pérdida de casi medio millón de euros para las arcas públicas.

Este municipio, gobernado por el PNV, ya ha visto como los tribunales anularon en 2009 todo el plan urbanístico de la localidad, que contemplaba la recalificación en una zona inundable de un solar de la familia de la alcaldesa Alaitz Etxeandia para permitir la edificación de 52 pisos.  Y ahora está tramitando otro plan, prácticamente idéntico, manteniendo el proyecto inmobiliario de los Etxeandia. Además, se ha presentado otra demanda civil de las constructoras que iban a ejecutar las viviendas, que le iban a reportar 5,5 millones a la familia de la alcaldesa, que reclaman el pago de casi tres millones.

El último varapalo tiene como protagonista al polígono La Cruz, ubicado en Lezama,donde está el 74% de las 26 hectáreas del solar, y Zamudio. Las obras del área industrial impulsada por el consistorio empezaron en 2009 y están prácticamente culminadas pero la mitad de los pabellones está vacío. El litigio se debe a que el plan de urbanización, iniciado en 2002, se cambió de manera unilateral por el Ayuntamiento, que reclamó casi 500.000 euros de nuevos gastos (que han sido adelantados por las arcas municipales)  a los propietarios, dos constructoras. Las empresas –Stabylus y ZF Sachs- presentaron una demanda, a la que el juez les dio la razón en 2011 y ahora, en un fallo dictado el pasado 26 de septiembre, el Superior ha confirmado la sentencia que ya es firme.

El Tribunal Superior censura el “empecinamiento en el Ayuntamiento, que había dejado caducar el expediente al menos en dos ocasiones, y lo reinicia hasta tres veces» y concluye que actuó con criterios contrarios «a los principios de buena fe y confianza legítima». El fallo le impone incluso las costas judiciales al consistorio de Lezama.

El gasto de casi medio millón de euros de dinero público se ha realizado en un área industrial de cerca de dos hectáreas semivacía, pese a lo cual el nuevo planeamiento urbanístico de Lezama que promueve el gobierno municipal contempla su ampliación. El polígono de La Cruz ya vio paralizadas sus obras varios meses en 2009 por acometerse sobre un suelo contaminado, en lo que supuso  el segundo caso detectado en Bizkaia de incumplimiento de la Ley de Prevención de Contaminación del Suelo de Euskadi, en vigor desde mayo de 2005.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha