eldiario.es

Menú

PP acusa a Urkullu de hacer mensajes contradictorios que generan "desasosiego e incertidumbre" en la sociedad vasca

Pide a PNV y lehendakari que "no jueguen a debilitar la ley porque debilitarán la convivencia, que existe en Euskadi"

- PUBLICIDAD -

El portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, ha acusado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de lanzar "mensajes contradictorios" que "generan desasosiego e incertidumbre" en la sociedad y ha alertado de que, tras los acontecimientos registrados en Cataluña, "existe un grave peligro de contagio en Euskadi". "El máximo representante del Estado en Euskadi, no puede titubear ante la amenaza y el intento de subvertir el ordenamiento constitucional y las normas de convivencia", ha defendido.

En una rueda de prensa celebrada en el Parlamento Vasco, Sémper ha señalado que el discurso de Felipe VI fue "especialmente oportuna y necesaria, tanto por el momento como en su contenido. Sin embargo, ha calificado de "extraordinariamente grave y preocupante" la reacción del lehendakari, quien a través de un 'tuit' mostró su "perplejidad total" ante el discurso y expresó su "máxima decepción y preocupación".

"Lejos de respaldar la estabilidad institucional que proporciona el acatamiento del ordenamiento jurídico, vino a cuestionar la apelación del Rey al acatamiento y el respeto al ordenamiento jurídico", ha criticado el parlamentario popular.

Sémper ha acusado a Urkullu de lanzar "mensajes contradictorios" que "generan desasosiego e incertidumbre" con manifestaciones "cambiantes de una semana para otra". "Estos acontecimientos vertiginosos deberían tener una respuesta estable por parte de las instituciones y políticos, en defensa de las instituciones y de las normas de convivencia", ha reclamado.

Además, ha defendido que, "en estos momentos de especial preocupación", quieren decir al lehendakari que "el máximo representante del Estado en Euskadi, no puede titubear ante la amenaza y el intento de subvertir el ordenamiento constitucional y las normas de convivencia".

"Esto no va ya de nacionalismo o no nacionalismo; no va de sentimientos sobre si uno se siente más vasco o menos vasco, más español o menos catalán o más catalán; no va de si uno es o no nacionalista; esto va sobre si uno respalda, respeta y ampara el ordenamiento constitucional y las normas con las que nos hemos dotado para convivir o si uno respalda la ley de la jungla, que es la ley que rige cuando deja de funcionar el Estado de derecho", ha defendido.

Para el PP vasco, "existe un grave peligro de contagio en Euskadi" y que "nuestra convivencia, la serenidad que en estos momentos existe en la política vasca y el clima de entendimiento entre partidos políticos, está en serio riesgo, también Euskadi". "De la reacción de los partidos políticos en nuestra comunidad autónoma y, especialmente, de la reacción del lehendakari, depende que ese contagio en Euskadi se materialice o no", ha asegurado.

Según ha explicado, no piden a Urkullu que "deje de ser nacionalista", sino que quieren que se muestre "a favor de las instituciones democráticas, a favor de las instituciones que garantizan nuestra democracia".

"Pedimos al conjunto de las fuerzas políticas de Euskadi y del conjunto de España, pero especialmente al PNV y al lehendakari, que no jueguen a debilitar las posiciones políticas de nadie, ni a debilitar la ley porque debilitarán la convivencia, la calma, el sosiego y entendimiento que existe en Euskadi", ha señalado.

Sémper ha defendido que el PP cree que España "va a salir de esta crisis institucional, reforzados como país y democracia, pero cree que solo será así, si todos a una estamos con las instituciones y con las normas de las que nos hemos dotado para ordena nuestra convivencia".

"PIE EN PARED"

Asimismo, ha vuelto a pedir a Urkullu que ponga "pie en pared en defensa de la Ley, la Constitución y las normas de convivencia". "El lehendakari no ha trazado un cortafuegos, ni una línea infranqueable", ha criticado.

Por ello, ha emplazado a Urkullu que "deje de jugar con la estabilidad y de intentar contentar a los más radicales porque no puede tener otra alternativa que la defensa del marco institucional del que nos hemos dotado para convivir". "Si no lo hace, el riesgo de contagio en Euskadi es extraordinariamente grave", ha reiterado.

Sémper ha afirmado que la sociedad vasca "huye del enfrentamiento político y social", pero cree que puede ocurrir que "haya políticos irresponsables dispuestos a despertar los instintos más bajos de una parte de la población, como hemos visto en Cataluña, y alentar que la calle se convierta en un espacio de confrontación en lugar de convivencia". "Luego es muy difícil parar esa deriva. Aprendamos de lo ocurrido en Cataluña", ha reclamado.

Por último, ha señalado que, ante su "preocupación" por esta situación, van a utilizar todos los cauces de comunicación que tienen abiertos con el Gobierno Vasco y con el lehendakari, tanto los públicos como los privados, así como los parlamentarios, para trasladarle este mensaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha