eldiario.es

Menú

El PSE abre la campaña vasca con una propuesta sobre el euskera

Los socialistas plantean una reducción de las exigencias de lengua vasca en la Administración ya que son un “obstáculo” para muchos funcionarios u opositores

“Como euskaldunes, entendemos que el idioma no puede ser un elemento de discriminación”, asegura Mendia

- PUBLICIDAD -
Los funcionarios del Gobierno vasco deben acreditar perfil lingüístico.

Los funcionarios del Gobierno vasco deben acreditar perfil lingüístico.

El PSE-EE ha iniciado de manera oficiosa la precampaña para las elecciones vascas de octubre con una primera propuesta sobre  el euskera a la que sucederán otras ofertas sectoriales en las próximas semanas que se incorporarán al programa. La secretaria general y candidata socialista, Idoia Mendia, ha planteado una revisión en profundidad de las exigencias de lengua vasca para acceder a una plaza de funcionario y también para la promoción interna. “Como euskaldunes entendemos que el idioma no puede ser un elemento de discriminación en el acceso a la Administración. Y no puede ser que un trabajador mayor de 45 años que no pueda acreditar perfil se vea inmediatamente incapacitado para moverse de plaza o para promocionar”, ha resumido.

Los socialistas han constituido una mesa de reflexión en torno al euskera, un órgano que reúne a la propia Mendia, que es bilingüe, y a otros dirigentes euskaldunes como Denis Itxaso, Jesús Eguiguren, Andoni Unzalu o la que fuera responsable de Política Lingüística con Patxi López, Lourdes Auzmendi. “Los socialistas vascos hemos sido protagonistas activos de las políticas de euskaldunización de este país desde la recuperación de la democracia y ahora es hora de garantizar que libertad e igualdad vayan de la mano en nuestras políticas lingüísticas”, ha enfatizado Mendia, siempre remarcando el respeto de su partido hacia un patrimonio de toda la sociedad vasca.

Mendia ha explicado que hay “dos motivos” para revisar los perfiles lingüísticos marcados por el Gobierno nacionalista, que son los requisitos idiomáticos fijados en las OPE y en las convocatorias internas. Para un “amplio” sector de la ciudadanía esas exigencias son un “obstáculo” para acceder a un empleo público y para los funcionarios más veteranos, que no pudieron aprender el idioma en la escuela, una barrera para la mejora de su situación laboral.

Según los socialistas, los porcentajes de plazas perfiladas son cada vez mayores sin que ello se acompase con la realidad sociolingüística. “Queremos revisar en qué puestos de trabajo tiene el conocimiento del euskera una necesidad preferente y en cuál no tiene el idioma ninguna prioridad, analizar las necesidades de comunicación oral y escrita del puesto y en función de ellas implantar un perfil lingüístico mixto o asimétrico en el actual sistema de acreditaciones. Esto nos permitiría crear una Administración pública más eficiente y también más inclusiva desde el punto de vista de la diversidad lingüística”, ha argumentado Mendia.

El PSE-EE ha criticado que el nacionalismo haya roto los “consensos” en torno al euskera. Mendia ha citado los recientes pactos del PNV con EH Bildu en torno a la Ley Municipal (que permite a los ayuntamientos entregar documentos oficiales sólo en lengua vasca) y a la Ley de Turismo (que exige euskera para que un hotel logre la quinta estrella).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha