eldiario.es

Menú

"El modelo económico actual lleva en sus cromosomas las crisis"

Paco Álvarez, impulsor del modelo económico del Bien Común, asegura que las empresas que aplican este sistema "funcionan y obtienen beneficios".

"Nos han educado en que cuanto más dinero se consiga mayor es la felicidad, pero yo hace tiempo que me caí de ese caballo", asegura.

- PUBLICIDAD -
Paco Álvarez Molina 2

Paco Álvarez Molina.

Desde que conoció el modelo económico del Bien Común, Paco Álvarez se ha convertido en uno de sus apóstoles. La economía del Bien Común es un proyecto abierto a las empresas que se rige por una serie de principios básicos que representan valores humanos, como la confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad y generosidad, entre otras. Álvarez ha sido vicepresidente de la Bolsa de París, director de la Bolsa de Valencia y director del Banco de Inversión. Ahora, es presidente de Ética Patrimonios EAFI, asociación de asesores financieros independientes y que asesora al Comité socioeconómico de la ONU. Pero, por encima de todo, está embarcado en la carrera de dar a conocer el modelo del Bien Común. "Las empresas que lo aplican funcionan y obtienen beneficios". Según Álvarez, las empresas que se guíen esos principios y valores deben obtener ventajas legales que les permitan sobrevivir, frente a los valores del lucro y el de amasar dinero.

Álvarez ha participado en el ciclo 'Diálogos Vitoria-Gasteiz Elkarrizketak', organizado por el PNV, en el que ha analizado la situación económica y, sobre todo, ha hecho ver que el modelo vigente conduce irremisiblemente a sufrir crisis tras crisis. "El modelo económico actual lleva en sus cromosomas las crisis. Si no lo cambiamos, cada vez serán más importantes. Antes, los países resolvían las crisis a cañonazos; ahora a base de guerras económicas".

Por eso, Álvarez urge a la introducción de valores que ayuden a "humanizar" el modelo. "Hay que reemplazar el conceto de competitividad por el de cooperación, el de crecimiento por el de desarrollo sostenible. El modelo del Bien Común está en  la intersección de tres grandes avenidas que son: la economía, la sociedad y la sostenibilidad. En el medio de estos tres conjuntos se encuentra el Bien Común".

Según el economista, "los ciudadanos tienen más poder del que creen. Nadie te obliga a comprar tomates de Holanda o un tipo de pan. Si después de lo que ha hecho Rodrigo Rato en Bankia va Telefónica y le nombra embajador para Latinoamérica, ¿por qué no reaccionan los miles de ciudadanos indignados y se dan de baja en Telefónica? Se pueden hacer más cosas de las que se creen para tratar de cambiar las cosas".

"Hay que tener una noción global", ha añadido, "pero trrabajar todos los días desde el ámbito en el que nos encontremos, sea un ayuntamiento, una empresa o una pequeña oficina. Los cambios no se producirán a corto plazo, pero gente pequeña haciendo cosas pequeñas mueven el mundo".

Pero, ¿cuál puede ser la aplicación práctica del Bien Común en un ayuntamiento o en una sociedad pública, por ejemplo? Álvarez recordó lo que ha hecho el presidente Hollande en Francia. "Introdujo el factor 20 salarial en las sociedades públicas. Es decir, que si el que menos cobra son 1.000 euros el que más no puede superar los 20.000. Antes, esa diferencia era de 180. Solo con el dinero que se ha ahorrado con esa medida, Francia ha creado 3.500 puestos de trabajo en el sector de la educación".

Lo que tiene muy claro Álvarez es que hay varias áreas claves cuya gestión un Gobierno no puede dejar en manos privadas, como el agua, la electricidad y las telecomunicaciones. "¿Marxismo? No. Se trata de garantizar una vida digna a los ciudadanos. Nos han metido en la cabeza que la gestión pública es un desastre y no es así. Hoy existe un dominio claro del mundo financiero y cada vez que ve un ámbito de negocio rentableel sector privado se lanza de cabeza".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha