eldiario.es

Menú

Parejas sin hijos en pisos de 60 m2, 650 euros al mes y dos años de estancia, el perfil del inquilino en Bilbao

La demanda de alquileres ha crecido un 30% en los dos últimos años y la edad de emancipación de los jóvenes sube hasta los 33 años

- PUBLICIDAD -
Parejas sin hijos en pisos de 60 m2, 650 euros al mes y dos años de estancia, el perfil del inquilino en Bilbao

El perfil de los demandantes de vivienda de alquiler en Bilbao se corresponde con el de una pareja sin hijos, que entra a vivir en pisos de dos habitaciones y de unos 60 metros cuadrados, cercanos al metro, por los que pagan 650 euros mensuales de media y en el que estarán dos años de alquiler, según se desprende del informe "Radiografía del alquiler en Bilbao", elaborado por el servicio inmobiliario Arrendamiento 10 que toma como base una muestra de 700 alquileres en la Villa.

El informe, que analiza precios y demanda, entre otras cuestiones, en los diferentes barrios de Bilbao, también revela que el mercado del alquiler continúa al alza en la capital vizcaína. De hecho, la demanda de alquileres ha crecido en torno a un 30% en los dos últimos años, mientras que la oferta, según el mismo estudio, se mantiene estable.

"En la actualidad gestionamos un centenar de nuevas búsquedas de pisos en alquiler en Bilbao al mes, lo hace que la búsqueda de un piso en alquiler se prolongue, en la actualidad, hasta los 20 días, unos días más que hace un año", ha explica Igor Godoy, experto inmobiliario y gerente Arrendamiento 10.

El precio de los pisos, sin embargo, no ha subido en la misma proporción que la demanda. Durante el último año, según el mismo estudio, el precio del alquiler se ha incrementado un 4%. De este modo, en estos momentos, el precio medio del alquiler en Bilbao se sitúa en 650 euros, mientras que a finales de 2014 estaba en 625 euros mensuales. Respecto al año 2016, se prevé que los precios de los alquileres suban ligeramente, tal y como lo han hecho en 2015.

Esta nueva tendencia rompe con la caída pronunciada de los precios que había sufrido el mercado del alquiler desde 2009 a causa de la crisis. Hasta el año pasado, el precio de los alquileres en Bilbao había descendido, de media, por encima del 20%.

DIFERENCIAS ENTRE BARRIOS

La variación de los precios de los alquileres entre los barrios de Bilbao es "notable", ya que llega hasta el 45%. Esa diferencia va desde los 550 euros al mes que se pagan en barrios como Otxarkoaga o Zorroza, hasta los 800 de media en barrios como Indautxu y Deusto.

Según el mismo informe, el precio medio del alquiler en Rekalde, San Adrián e Irala se sitúa en los 600 euros, mientras que en Santutxu, San Ignacio y Casco Viejo está en torno a los 700 euros mensuales.

La estadística, no obstante, elimina pisos de grandes dimensiones, ubicados principalmente en el centro de Bilbao, que elevarían el precio del alquiler hasta los 2.500 euros. "Apenas existen en alquiler este tipo de pisos, y tampoco hay demanda para ellos", ha explicado Godoy.

Por otro lado, el precio en el alquiler se ve afectado por la cercanía al metro, principalmente. "Hay mucha gente que prefiere pagar un poco más e irse a un barrio con metro, porque de esa manera se va a ahorrar dinero en el coche", ha indicado el experto inmobiliario.

Del mismo modo, el tamaño tampoco es imprescindible en la decisión de entrar a vivir en un alquiler y los inquilinos suelen optar por pisos más o menos pequeños. La media está entre los 55 y 60 metros cuadrados de los pisos de dos habitaciones. El siguiente escalón pasa a viviendas de tres habituaciones con una superficie útil de entre 65 y 70 metros cuadrados.

CAMBIO DE PISO

La alternancia en el alquiler es otro de los aspectos que destaca el informe. De este modo, la media de estancia en un alquiler es de dos años, a diferencia de hace años cuando el inquilino permanecía bastantes años en el piso, generalmente hasta decantarse por la compra de vivienda. "El alquiler se ve ahora como opción de vida y no como un puente hasta contratar la hipoteca", ha precisado Godoy.

Ello hace que el inquilino no tenga problema a la hora de cambiar de piso en función de sus intereses. "Si crece la familia, o si cambia de trabajo, cada vez tienen menos problema en cambiarse de piso. Es una de las bondades del alquiler, que no estás atado a nada". "El alquiler ha venido para quedarse", ha asegurado.

En contrapartida, la edad de emancipación de los jóvenes ha subido, tal y como se observa en el estudio. Mientras que hace unos años, muchos jóvenes optaban por alquiler o comprase vivienda antes de los 30 años, sobre todo para evitar una subida en los precios, en la actualidad esa edad asciende a una media de 33 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha