eldiario.es

Menú

El Parlamento, sin condenas a la cadena de atentados en Afganistán

La Cámara consensuó el envió de una nota de repulsa tras cada ataque, pero la ausencia de una respuesta "generalizada" a las últimas acciones de Daesh (29 muertos hace unos días en Herat) ha hecho que no haya pronunciamientos

- PUBLICIDAD -
Al menos 29 muertos y 63 heridos en ataque contra mezquita chií en Afganistán

Un militar en Herat después del atentado con 29 víctimas EFE

El planeta ha continuado sufriendo el azote del terrorismo y, en particular, el de Daesh (el autoproclamado Estado Islámico) sin que los medios europeos hayan incidido en el fenómeno tanto como cuando los atentados son en suelo europeo o en Estados Unidos. Desde que se inició el mes de agosto, el Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno de España, un órgano adscrito a la oficina de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tiene registradas cinco acciones terroristas solamente en Afganistán, una de las cuales dejó una treintena de muertos y varias decenas de heridos. El Parlamento Vasco, que ya había mostrado respuestas diferentes ante los atentados yihadistas que han ocurrido en los últimos años, ha optado en esta ocasión por no emitir ninguna nota de condena, aunque en principio era el criterio consensuado para este tipo de situaciones.

Europa se dio de bruces con la amenaza yihadista en noviembre de 2015, tras los atentados de París. Sin embargo, España y Euskadi llevan en alerta 4 de 5 desde junio de ese año, cuando se produjo una oleada de ataques en todo el mundo con motivo del primer viernes del Ramadán y ya en 1987 hubo acciones islamistas en suelo español.

En aquel noviembre de 2015, la Cámara vasca tardó diez días en consensuar una declaración de condena de lo sucedido en Francia. Desde entonces, ha habido ejemplos de todo tipo. El atentado contra el concierto de Ariana Grande en Manchester motivó una concentración de repulsa y las banderas ondearon a media asta. Unos días después, sin embargo, el centenar de muertos en Kabul (Afganistán) no motivó un minuto de silencio y algunos portavoces parlamentarios de la oposición mostraron su desazón por esa falta de coherencia.

En principio, cuando el ataque se produce en Europa es la propia UE la que insta a todas las instituciones del continente a realizar condenas públicas y que haya o no concentraciones depende en buena medida de lo que haga el Gobierno vasco y la asociación municipal Eudel. Si es fuera es cuando surgen más dudas, aunque el atentado contra un local de Orlando, en Estados Unidos, motivó un guiño a la comunidad LGTBI con la colocación en la entrada del edificio del parque de La Florida de una bandera arcoiris.

En su momento, fuentes del Parlamento explicaron que en principio lo acordado era remitir una nota estándar de condena tras cada atentado, fuera donde fuere. Sin embargo, la cadena de acontecimientos de los últimos días en Afganistán no ha tenido ningún tipo de respuesta pública y eso que hace apenas 72 horas hubo 29 muertos y decenas de heridos en el ataque a una mezquita chií en Herat. También en África, en Malí, una milicia cristiana-animista ha cometido en los últimos días varios asesinatos, según las alertas del Departamento de Seguridad Nacional.

Desde la Cámara indican que las condenas dependen también de que haya una repulsa "generalizada" ante estos atentados y subrayan que en este caso no la ha habido ya que estos hechos no han copado la agenda mediática y política. Asimismo, en un contexto de parón parlamentario estival (no hay sesiones desde finales de junio hasta finales de septiembre) "nadie ha promovido" ningún guiño a las víctimas de los últimos días. Portavoces del Parlamento, en todo caso, recalcan que "no se va a dejar de enviar notas de condena" cuando así se acuerde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha