eldiario.es

Menú

El Renacimiento florentino protagoniza la nueva exposición temporal del Museo de Reproducciones

El Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, dependiente de la Diputación Foral de Bizkaia y del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao, se adentra en uno de los momentos más fructíferos del arte europeo: el Renacimiento florentino, a través de la exposición temporal "Vía Renacimiento/Florentzia. Eskultura", que se ha inaugurado este jueves y permanecerá abierta hasta el 27 de abril.

- PUBLICIDAD -
El Renacimiento florentino protagoniza la nueva exposición temporal del Museo de Reproducciones

Apoyándose en los grandes escultores florentinos de los siglos XV y XVI, la muestra ofrecerá una visión de los cambios artísticos que trajo consigo el Renacimiento y que sentaron las bases de muchos de los aspectos del arte europeo posterior.

La exposición reúne 21 reproducciones de obras que se encuentran repartidas por instituciones como el Museo de la Opera del Duomo, el Museo Nacional del Bargello, las Capillas Mediceas o el Museo del Louvre.

Las reproducciones del San Jorge de Donatello, los relieves de las Puertas del Paraíso de Ghiberti, el David del Verrocchio, las Cantorías de Donatello y Luca della Robbia o el Moisés de Miguel Ángel, son algunas de las obras que se mostrarán.

El Museo Nacional de Escultura ha cedido para esta exposición temporal los relieves de las Puertas del Paraíso, junto al relieve de la Cantoría de Donatello, el retrato de Niccolò da Uzzano y la Dama del ramillete, son obras cedidas por el Museo Nacional de Escultura

Los escultores florentinos, cuyas obras están reproducidas en la muestra son: Bartolomeio "Baccio" Bandinelli (1493-1560), Desiderio de Settignano (1430-1464), Donato di Niccolò, Donatello (1386-1466), Giovanni Bologna o Jean Bologne; Giambologna (1529-1608), Miguel Ángel Buonarroti, Lucca Della Robbia (1399-1482), Andrea di Cione, Verrochio (1435-1488) y Lorenzo Ghiberti (1378-1455).

Florencia concedió un enorme valor a la apariencia de la ciudad como reflejo de su pujanza, de su poder y de su prestigio en las esferas italiana y europea. Durante los siglos XIII y XIV, el gobierno impulsó decididamente la renovación arquitectónica de la ciudad.

El patronazgo sobre estos grandiosos proyectos lo ejercieron los principales agentes económicos de la ciudad, los gremios. Dos fueron los grandes núcleos de la transformación de Florencia: el religioso, centrado en los proyectos de Baptisterio y Duomo, y el político que giraba en torno al Palazzo della Signoria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha