eldiario.es

Menú

Doblan la pensión a la viuda de un mecánico de coches que falleció por el amianto

La Seguridad Social ha reconocido que la muerte de un mecánico de automóviles, en enero de 2015, se derivó de una enfermedad profesional por exposición al amianto que contenían, hasta los años 90, las zapatas de freno y embragues de los vehículos

- PUBLICIDAD -
Una concentración en Bilbao denuncia que el amianto "mata" y recuerda que "el problema existe" aún

Una concentración en Bilbao denuncia que el amianto "mata" y recuerda que "el problema existe" aún

La Seguridad Social ha reconocido que la muerte de un mecánico de automóviles, en enero de 2015, se derivó de una enfermedad profesional por exposición al amianto que contenían, hasta los años 90, las zapatas de freno y embragues de los vehículos. El trabajador, que estaba empleado en una empresa de Anoeta (Gipuzkoa), contrajo la enfermedad por la exposición al amianto, material presente en las zapatas de freno y embragues de los automóviles que reparaba, según ha informado el sindicato Comisiones Obreras. La consecuencia del reconocimiento del origen profesional de la enfermedad es que la Seguridad Social doblará la pensión de viudedad de su cónyuge.

Además,  la resolución abre la vía para presentar sendas demandas por daños y perjuicios y de recargo de las prestaciones de la seguridad social, por la falta de medidas de seguridad e higiene en la empresa.

CCOO ha explicado que hasta los años 90 las zapatas de freno y los embragues de los vehículos contenían amianto, motivo por el que ha alertado al colectivo de mecánicos de automóviles, sobre todo a los que trabajaron en esta labor antes de los 90, a que acudan al sindicato a solicitar el registro en el Plan de Vigilancia Post Ocupacional que gestiona Osalan.

En este caso, el trabajador fallecido no contó con las medidas de prevención legalmente exigidas y además limpiaba los mecanismos con aire a presión, lo que facilitaba la dispersión de las fibras de amianto.

Según un estudio elaborado por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral-Osalan, en los próximos años se producirán en Euskadi unos 1.000 casos al año de enfermedades asociadas a la exposición al amianto, incluidas aquellas cuyo origen no es laboral. La mayor parte de dichas patologías (un 70%) serán benignas y no generarán en sí mismas incapacidad significativa. Pero, otras patologías serán de “extrema gravedad” (se producirán alrededor de 90 casos de mesotelioma al año), por lo que aconseja el establecimiento de un fondo de compensación para las víctimas del amianto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha