eldiario.es

Menú

Ibarra dice que "los registros civiles están en la peor situación en la que pueden estar"

El presidente del Tribunal Superior de Justicia alega que los funcionarios solo están pensando en salir de ese destino antes de junio, fecha en la que está previsto que pasen a manos privadas, por lo que la incidencia es "negativa".

Ibarra anuncia que en mayo se volverá a presentar para un segundo mandato al frente del alto tribunal vasco.

- PUBLICIDAD -

Juan Luis Ibarra ha dejado la noticia para el último minuto en su comparecencia ante la comisión correspondiente del Parlamento y, además, ha sido crítico tanto por la "insuficiente plantilla de jueces de carrera" existente en Euskadi, como con la situación creada en los registros judiciales a raíz de la anunciada privatización de los mismos para el próximo mes de junio. La noticia es que en mayo se presentará a la reelección para el cargo de presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Ibarra, que ha comparecido a petición de la parlamentaria socialista Miren Gallastegui, ha recordado algunos datos sobre la buena evolución de la justicia en Euskadi y ha vuelto a poner sobre la mesa peticiones que ya escuchó el lehendakari en la apertura del año judicial, el pasado año. Por ejemplo, la necesidad de "poner ya fecha" al expediente judicial electrónico, aprobado en 2010, pero aun en el dique seco. El presidente del alto tribunal se ha mostrado crítico con la decisión adoptada en su día de privatizar y externalizar los servicios informáticos, lo que ha dejado en manos de las empresas del sector prácticamente buena parte del poder de decisión y los ritmos de implantación tanto del expediente, como todo lo relacionado con la interoperabilidad. "De lo que se trata es que se sirva a la Administración, no de la Administración", ha censurado Ibarra, que no ha querido seguir más allá en la crítica.

Donde sí ha profundizado, a preguntas de EH Bildu, es en la situacion que se vive en los registros vascos. Ibarra ha admitido que la decisión de que los registros pasen a manos de los registradores mercantiles tras su privatización está teniendo consecuencias "negativas" ya. Ha revelado que los funcionarios solo están pensando en salir de ese destino antes de junio, fecha en la que está previsto que pasen a manos privadas, por lo que la incidencia es "negativa" en el trabajo diario. "Ha funcionado así más de 100 años y es una institución que vertebra España", ha apuntado el presidente del Superior vasco, que no comparte la decisión del Gobierno del PP.

Plantilla insuficiente

"¿La plantilla de jueces de carrera es suficiente?", le ha preguntado la parlamentaria socialista. E Ibarra no ha escurrido el bulto. "La plantilla no es suficiente" -ahora hay 230 jueces y magistrado en Euskadi- y eso produce congestión de la carga de trabajo. Pero también es importante que exista flexibilidad a la hora de las funciones fijadas en las Relaciones de Puestos de Trabajo, algo que ya han hablado con el Departamento de Justicia, pero que supondría incrementos laborales que en estos momentos no se pueden abordar por las limitaciones presupuestarias.

Ha defendido la implantación de la Nueva Oficina Judicial, pese a las críticas recibidas, y también ha señado que el nivel de euskaldunización va incrementándose -actualmente hay 200 personas recibiendo clases de euskera-, por lo que ha pedido que esa dinámica funcionará bien si "no se generan presiones que fuercen la aplicación de la legislación vigente". Una ley que desde 1982 fija que la ciudadanía tiene derecho a dirigirse a la Adminstración en cualquiera de las dos lenguas oficiales, como ha recordado el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, algo que no siempre es posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha