eldiario.es

Menú

Trasladan de Vitoria por seguridad a la madre de los dos niños secuestrados

Su expareja, un maltratador habitual, tiene orden internacional de búsqueda por llevarse a los menores y además habría amenazado la seguridad de la mujer y de sus otras dos hijas

- PUBLICIDAD -
Vehículo de la Policía de Vitoria con la imagen corporativa de la Udaltzaingoa

Te secuestran a dos de tus cuatro hijos y, además, te ves obligada a dejar tu casa y tu ciudad. Ésta es la situación que ha vivido S. (por motivos de seguridad no se facilitan los nombres completos) en los últimos días y un ejemplo más de la dura realidad que tienen que afrontar muchas mujeres víctimas de violencia de género.

La pesadilla de S. se inició el domingo de la pasada semana, el 16 de abril. Dos de sus cuatro hijos , los únicos varones, K. y A., se dirigieron a las 15.15 horas "a comprar unas golosinas" en la tienda de su barrio, Lakua, y luego a jugar al balón al parque bajo el domicilio familiar, desde donde su madre los podía vigilar. Pero cuando S. envió a su hija mayor a recogerlos a eso de las cinco de la tarde habían desaparecido. 

A las 21.05, en la comisaría de la Policía Local de Vitoria y tras una búsqueda infructuosa, la madre de los dos pequeños firmó una denuncia contra su exmarido. Aseguró a los agentes que los niños "sin duda alguna" estarían con su padre.  La mujer contó que el sospechoso que su expareja, B.Z., tenía una orden de alejamiento. Efectivamente, desde febrero de este año 2017 un juzgado había adoptado medidas cautelares para proteger a S. y a los hijos. Según el testimonio de la mujer, el varón ya "en una ocasión" en esas semanas la había incumplido y "en varias ocasiones" había "amenazado" con llevarse a los niños a su Argelia natal.

En un primer momento, la propia Policía vitoriana asumió la investigación y puso patas arriba la ciudad en pleno puente de Semana Santa. Sin embargo, los pequeños no aparecieron. Registros en casas de allegados del sospechoso demostraron que tenía planes de salir a Vitoria, presumiblemente con destino a Argelia. Unos billetes de autobús y avión hicieron pensar en un viaje con escala en Madrid, pero luego se descubrió que había pasado a Francia con ayuda de terceros, ya que todas las fuerzas de seguridad estaban en alerta desde el domingo y se habían redoblado los controles sobre determinados vehículos y medios de transporte. 

La búsqueda en Francia no ha producido novedades en los últimos días, según fuentes de la Policía Nacional, cuerpo competente en materia de cooperación policial internacional. Sin embargo, sí las ha habido en Vitoria. La mujer y sus otras dos hijas no sólo han sufrido la desaparición de K. y de A. -que por cierto ha tenido un escasísimo eco en la ciudad a pesar de la gravedad de los hechos-, sino que desde el primer momento tuvieron que vivir con vigilancia policial ante el riesgo real de que personas cercanas a B.Z. pudieran amenazarles.

Esa vigilancia de 24 horas se mantuvo durante una semana. Sin embargo, según han confirmado fuentes policiales a eldiarionorte.es, desde el lunes ya no existe esa protección en Vitoria, ya que se ha decidido trasladar a S. y a sus dos hijas a otra localidad. Sin niños, sin casa y sin ciudad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha