eldiario.es

Menú

Arza defiende una UGT "austera" y con fuerza en las empresas al lanzar su candidatura

Reclama un "gran pacto institucional" en fiscalidad para aumentar los ingresos y luchar contra el fraude fiscal de 2.500 millones anuales.

Reforzará la presencia del sindicato en los centros de trabajo, donde está la "batalla contra la reforma laboral" de Rajoy.

Reducirá los gastos de la Ejecutiva en un 80%, órgano que pasará de tener 11 miembros a solo 8.

- PUBLICIDAD -

El actual secretario de Organización y Comunicación de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ha defendido esta mañana una organización "útil en las empresas y para la sociedad" y mucho más austera, durante la presentación de su candidatura para dirigir la central los próximos cuatro años. En concreto, ha anunciado que si recibe el apoyo mayoritario de los 254 delegados en el  XI Congreso -que se celebrará los próximos 23 y 24 de mayo en Barakaldo- recudirá la Ejecutiva en tres miembros (de 11 a 8) y los gastos de la dirección en "más de un 80%". En cuanto a la acción prioritaria en la nueva etapa tras los once años de liderazo del actual secretario general de UGT en el País Vasco, Dámaso Casado, Arza se ha fijado tres ejes prioritarios: reforzar la organización en las empresas para hacerla "útil a los trabajadores y a la sociedad", intensificar "el perfil propio" y exigir una "mayor autonomía" ante las decisiones de la Ejecutiva Confederal y, finalmente, lograr un sindicato "más participativo" y como sujeto activo en el cambio de las políticas actuales que solo han generado "más paro y pobreza". El candidato quiere reforzar el papel en los centros de trabajo porque considera que es ahí "donde se está dando la batalla contra la reforma laboral" de Mariano Rajoy.

Arza ha realizado una demostración de fuerza previa al congreso, donde medirá sus fuerzas con Pilar Collantes, ex directora de Osalan en la pasada legislatura y también veterana dirigente de la central ugetista. Reunió a decenas de delegados y simpatizantes de su candidatura en un acto previo a la presentación de la candidatura. Los dos brazos derechos de su nueva Ejecutiva, si finalmente sale elegido secretario general, serán Maribel Ballesteros, en el papel de secretaria de Acción Sindical e Institucional, y el funcionario del Gobierno vasco y ex director financiero del hospital de Cruces, Javier González, que dirigirá la secretaria de Admnistración y finanzas del sindicato. Entre los presentes había delegados de las federaciones de Servicios Públicos, Industria, Metal y de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego y viejas caras conocidas del sindicato como el exsecretario general, Carlos Trevilla.

Pero mas allá de las caras y los pretendidos apoyos de las diferentes federaciones de la central -Arza evitó expresamente dar ningún porcentaje de apoyo a su candidatura-, el candidato reivindicó una acción clara de UGT hacia el exterior. Entre sus prioridades de acción inmediata, reclamó un "gran pacto institucional sobre política fiscal que aumente los ingresos", evite los recortes diseñados por el Gobierno de Urkullu y acabe con el fraude anual en esta materia, que cifró en 2.500 millones de euros. Además, apelo a conseguir cerrar un gran acuerdo para evitar que decenas de miles de trabajadores se queden sin la protección de sus convenios a partir del 8 de julio por la aplicación de la reforma laboral.

Los presentes llevaban camisetas en defensa de los servicios públicos y contra los recortes y el candidato hizo una defensa cerrada del Estado del bienestar, y los servicios públicos básicos como la Sanidad, Educación, los servicios sociales y las pensiones. Arza, que tiene 50 años y lleva militando en UGT desde 1984, anunció que quiere prestar una atención especial a los jovenes -el 20% de los afiliados (unos 6.500) tiene menos de 35 años- y abogó por crear una "organización estable" para los jóvenes del sindicato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha