eldiario.es

Menú

Urkullu e Izagirre visitan las zonas afectadas por la crecida del río Urumea en San Sebastián

Gobierno vasco ha adjudicado las obras de Martutene para evitar inundaciones en el cauce del Urumea que se prolongarán 30 meses

- PUBLICIDAD -
Urkullu e Izagirre visitan las zonas afectadas por la crecida del río Urumea en San Sebastián

El lehendakari, Iñigo Urkullu, acompañado del alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, y de la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, han visitado este sábado los barrios donostiarras afectados por las inundaciones tras la crecida del río Urumea.

La visita ha empezado en la zona de Colonia del Pilar de Martutene, hace un día anegada por el agua y donde ya se desarrollan las tareas de limpieza y ha continuado por otras zonas de ese barrio para concluir en Txomin-enea. Hasta allí se han desplazado vecinos afectados que han trasladado al lehendakari y a Oregi su malestar por una situación que se viene repitiendo desde hace años.

En declaraciones a los medios, Oregi ha reconocido que la zona de Martutene es "uno de los puntos negros" en la planificación hidrológica de Euskadi. "Es un problema que viene muy de atrás los usos urbanos, de la vivienda están metidos en el cauce del río en las vegas de inundación y cuando sube mucho sube por encima de la cota donde están las viviendas, lo que en este caso se agrava porque hay viviendas en planta baja y locales", ha apuntado.

Tras indicar que "todas las institucioens" trabajan "para resolver estos problemas pero son difíciles y costosos de resolver", la consejera ha recordado que ya se ha actuado con medidas como la sustitución de algunos puentes "que funcionan como obstáculos en el río Urumea, como el de Karabel y el de Euskotren, que ya están funcionando bien".

Además, ha destacado que la semana pasada se ha adjudicado la obra principal de Martuene, que supone 20 millones de euros y que con un plazo de ejecución de 30 meses va a conllevar, entre otras medidas, la sustitución de la pasarela del Pilar y el puente de Martutene, "el principal obstáculo que tenemos en el río y que pasará de 25 metros de anchura a 50 metros".

"El río va a funcionar mucho mejor y va a suponer una mejora en todo el cauce", ha asegurado. En este contexto, ha señalado que aunque "es difícil pedir paciencia a las personas cuando sufren este tipo de situaciones" se está "trabajando en la resolución de los problemas y con la ejecución de estas obras vamos a poder ver la lluvia de otra manera sin la angustia y el susto que supone cada vez que se ve llover".

Oregi ha destacado que se trata de unas obras "muy complicadas" que ya han comenzado aunque no se advertirán en la zona "hasta dentro de un mes" y que van a conllevar afecciones en "muchos servicios". Al respecto, ha indicado que el Gobierno vasco va a "hacer un esfuerzo para que la obra sea conocida por todos los vecinos" y así está trabajando "en establecer cauces de comunicación con los vecinos para que puedan saber todas las afecciones y los problemas que les van a generar las obras de antemano".

"DEUDA HISTÓRICA"

Por su parte, el alcalde donostiarra ha subrayado "la actitud responsable y ejemplar" de los vecinos afectados por las inundaciones y ha agradecido la ayuda prestada por voluntarios.

Además, ha señalado que durante estos últimos años su Gobierno municipal ha trabajado "muy duro para facilitar los terrenos y ponerlos a disposición del Gobierno vasco" para ejecutar las obras "necesarias" y ha trasladado su "plena confianza en que los plazos y el programa que ha dado el Gobierno vasco se cumplan, es decir, que en abril comience la obra y en 30 meses finalice porque es la deuda histórica con estos barrios abandonados durante años y años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha