eldiario.es

Menú

Urkullu afirma que "ayudar al débil nos hace grandes como sociedad" en el 30 aniversario de Proyecto Hombre Gipuzkoa

Destaca que este programa, que ha devuelto "la dignidad" a muchas personas, muestra que todos merecen "una segunda oportunidad"

- PUBLICIDAD -
Urkullu afirma que "ayudar al débil nos hace grandes como sociedad" en el 30 aniversario de Proyecto Hombre Gipuzkoa

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que "ayudar al débil nos hace grandes como sociedad" durante la inauguración de la jornada "Del mito de la 'enfermedad mental' a la patología como oportunidad", organizada en San Sebastián para conmemorar el 30 aniversario de Proyecto Hombre Gipuzkoa.

Urkullu ha estado acompañado en esta conmemoración, celebrada este jueves en el Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa en San Sebastián, del diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, el alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre, el obispo de la capital guipuzcoana, José Ignacio Munilla, y Asier Tutor de Proyecto Hombre Gipuzkoa, que aborda el tratamiento y la atención de los problemas derivados del consumo de drogas.

El lehendakari ha destacado que Proyecto Hombre Gipuzkoa celebra estos 30 años de trayectoria "mirando al futuro, reflexionando juntos, compartiendo y tratando de mejorar la labor social que habéis mostrado año a año, día a día, persona a persona".

En este contexto, ha destacado que Proyecto Hombre es "un ejemplo social" y también "personal" en su vida, ya que ha tenido "relación institucional y personal" con la entidad en la atención a familiares y a allegados y desde su responsabilidad institucional.

Urkullu se ha mostrado emocionado de poder comprobar que quienes hacen posible Proyecto Hombre mantienen "la misma ilusión, la misma entrega que habéis demostrado siempre". "Habéis sido pioneros en nuestro país y también en Europa y habéis conjugado la dimensión individual y social de la persona, os habéis acercado a escuchar, a ayudar y cuidar, lo habéis echo atendiendo además el ámbito familiar, relacional y social", ha subrayado.

A ello ha añadido que en Proyecto Hombre han sabido "destacar lo mejor de cada persona" a las que les han "devuelto la dignidad". "Vuestro trabajo demuestra que merece la pena confiar en el ser humano, que toda persona merece una segunda oportunidad", ha sostenido.

También ha señalado que, donde la sociedad "veía un problema", Proyecto Hombre supo "ofrecer una solución y tender la mano al marginado, arropar al enfermo", a lo que ha añadido que "ayudar al débil nos hace grandes como sociedad" y ésa ha sido la "contribución" de Proyecto Hombre.

Garitano ha puesto en valor la "apuesta" de la Diputación de Gipuzkoa por los Servicios Sociales y por las personas "más vulnerables". En este sentido, ha destacado que el apoyo foral a fundaciones como Izan, constituída en 1984 a iniciativa de la Diócesis de San Sebastián para promover en Gipuzkoa el programa Proyecto Hombre, el cual que desarrolla actualmente junto al de apoyo a adolescentes en situación de riesgo o desprotección Norbera, "permanece intacto".

Al respecto, el diputado foral ha recordado que Izan ofrece, en la actualidad, 150 plazas concertadas con la institución foral. Además, ha destacado que Proyecto Hombre recuerda "cada día cuales deben de ser las prioridades y el camino a seguir".

"UN POCO DE LUZ"

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, ha recordado el "dolor" causado por la droga y el Sida, especialmente en la década de los 80, y ha subrayado que, "en los peores momentos, hay gente que da un paso al frente y pone un poco de luz" como lo hizo Proyecto Hombre Gipuzkoa frente a la "estigmatización y la exclusión" de las personas que caían en la drogadicción.

Además, ha afirmado que este programa se sitúa en ese "entorno cercano" que es "vital" para atender a las personas que necesitan apoyo, como es el caso de quienes padecen alguna adicción o enfermedad.

Por su parte, Munilla ha enmarcado el trabajo de Proyecto Hombre en la "capacidad humanizadora del Evangelio de Cristo" y ha señalado que supone "una prueba más de hasta que punto la labor de la Iglesia Católica es humanizadora".

El prelado donostiarra ha reflexionado sobre el hecho de que las cosas tienen "un valor" y muchas veces "cuando se estropean no merece la pena arreglarlas", pero "no debería de ser así con los seres humanos, porque tenemos dignidad" y "los excluidos y heridos tienen, si cabe, una dignidad especial".

En este sentido, ha apuntado que "la altura ética de una sociedad se mide por la forma en que se acoge a los heridos" en ella, y ha subrayado que Proyecto Hombre "se ofrece a todos sin ninguna discriminación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha