eldiario.es

Menú

Urkullu mantiene sus previsiones de crecimiento para 2016, pese a que persisten "problemas, amenazas e incertidumbres"

Acusa al Gobierno español en funciones de "sacrificar la industria", al no defenderla en Europa y no trabajar por una economía productiva

- PUBLICIDAD -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que el Gobierno vasco mantiene sus previsiones de crecimiento para 2016, pese a que persisten "los problemas, amenazas e incertidumbres". Además, ha afirmado que "un Gobierno español que no tiene ministro de Industria en ejercicio, que no defiende su posición en Europa, que no trabaja por la economía productiva, sacrifica su industria y sacrifica su futuro".

Durante la clausura de la Asamblea General de la Confederación Empresarial de Bizkaia (Cebek), celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, Urkullu se ha comprometido a seguir trabajando por el sector siderúrgico vasco ante las instituciones europeas y el Gobierno español, y ha reclamado "una reforma urgente" de la actual política energética, al considerarla "inasumible". También se ha comprometido a generar las condiciones que propicien el pacto social y la negociación colectiva en Euskadi.

Ante los más de 300 empresarios y personalidades del ámbito económico vasco que han asistido al encuentro, el lehendakari ha afirmado que, "definitivamente, 2015 fue un ejercicio en el que se consolidó el crecimiento", y ha destacado que el inicio de 2016 "mantiene esta misma tendencia". "Hemos iniciado el año con un crecimiento interanual del 3,2% del PIB en el primer trimestre y la producción industrial, tractor de la economía vasca, ha crecido por encima del 5%", ha subrayado.

Tras reconocer que "no cabe duda de que se mantienen los problemas, amenazas e incertidumbres", ha subrayado que su Gobierno "plantea una mirada positiva" y mantiene las previsiones de crecimiento para este ejercicio.

Por ello, ha traslado tres mensajes, el de un "escenario de confianza y estabilidad", el de la política económica "orientada a construir una sociedad competitiva y justa", y el de que "una sociedad no tiene futuro si su juventud no lo tiene".

Iñigo Urkullu ha asegurado que el clima que ha querido propiciar desde Lehendakaritza es el de "la confianza y estabilidad, porque lo necesitan la economía y la sociedad vasca".

Urkullu ha admitido que los inicios al frente del Ejecutivo "no fueron fáciles" porque en 2013 se estaba en recesión y crecía el desempleo, y su Gobierno emprendió su camino "en solitario", con el sustento de solo 27 parlamentarios de los 75 de la Cámara vasca.

En este sentido, recuerda que su gabinete se vio obligado a retirar su primer proyecto de Presupuesto y gestionar el ejercicio con 1.100 millones de euros menos que el año anterior, además de verse "sometido al estricto cumplimiento de los límites de déficit y deuda".

El lehendakari ha destacado que, entonces, tuvieron que "tomar decisiones duras". "El entorno no ha sido fácil, sigue siendo difícil porque gran parte de las condiciones políticas y del entorno siguen siendo igual de complicadas", ha apuntado.

No obstante, ha subrayado que el Gobierno "está respondido desde la aplicación del rigor en la gestión y la propuesta de acuerdos en el ámbito político e institucional". "Hemos logrado crear un clima de confianza. El diálogo y los acuerdos han generado un escenario de estabilidad y gobernabilidad en las instituciones", ha aseverado.

De esta forma, ha aludido a la aprobación de la Ley Municipal, al hecho de que esta semana todos partidos han acordado una lista única para la ejecutiva de Eudel, a la firma del protocolo de colaboración con Navarra y a la aprobación de mañana de la Ley del tercer sector en el Parlamento vasco.

PACATO SOCIAL Y NEGOCIACIÓN COLECTIVA

A su juicio, se trata de "hitos positivos que refuerzan el clima de confianza, estabilidad y normalidad". "No cabe duda de que sería deseable avanzar en el pacto social y la negociación colectiva. No desistimos y el Gobierno seguirá trabajando para generar las condiciones que lo propicien", ha asegurado.

El lehendakari ha manifestado que su política económica "se orienta a construir una sociedad competitiva y justa" porque "no se puede mantener una sociedad competitiva en una sociedad injusta".

En este contexto, ha transmitido su apoyo "a las mujeres y hombres de empresa, especialmente a las miles de personas que demuestran su compromiso con la pequeña y mediana empresa, también con la empresa familiar y, especialmente, el comercio" porque son quienes "toman la iniciativa y asumen riesgos".

Iñigo Urkullu se ha mostrado convencido de que "solo si se cuenta con una economía competitiva y con futuro", se generarán "oportunidades para la sociedad" y se avanzará en la justicia social. Asimismo, se ha comprometido a mantener, en la medida de sus posibilidades, a reforzar las políticas de innovación, internacionalización y digitalización en la empresa y la industria.

"Tenemos muy claro que en un mercado global no compiten las empresas individualmente, compite cada empresa junto con el ecosistema que tiene a su alrededor", ha dicho, para apuntar que este ecosistema "compite con el alemán, el japonés o el americano", y por tanto, solo hay un camino, el de "la excelencia".

"Ésta es la realidad y es importante que seamos conscientes todos los agentes públicos y privados, económicos y sociales. Por eso, el modelo de colaboración público-privada y de concertación que venimos desarrollando es una ventaja competitiva para Euskadi. Tenemos que profundizar en este modelo y colaborar más", ha añadido.

En su opinión, hay que entender la Administración y la empresa "como proyecto común, con la participación de trabajadores". "Éste es nuestro desafío, trabajar juntos", ha dicho.

SIDERURGIA

Urkullu ha apuntado que ahora se afronta "la situación de la siderurgia" y se ha comprometido a "seguir trabajando ante las instituciones europeas". "Europa tiene que defender sectores estratégicos clave como el siderúrgico. No es un sector ya maduro, requiere renovación tecnológica, reducción de costes de energía y protección ante la competencia desleal", ha indicado.

Además, ha afirmado que el Gobierno vasco continuará "trabajando ante el Gobierno Español". "La actual política energética es inasumible, dificulta la competitividad de nuestras empresas. Un País que cree en la industria no puede aceptar la política tarifaria actual, es necesaria una reforma urgente", ha destacado.

También se ha referido a la actual situación del Ejecutivo del Estado, sin constituir desde las pasadas elecciones generales del 20 de diciembre y en el que sigue gobiernando el PP en funciones. "Un Gobierno Español que no tiene ministro de Industria en ejercicio, que no defiende su posición en Europa, que no trabaja por la economía productiva, sacrifica su industria y sacrifica su futuro", ha aseverado.

El lehendakari ha subrayado que en Euskadi se seguirá haciendo política industrial y económica para construir "una sociedad más competitiva y justa" en base a cuatro principios: el autogobierno como instrumento para el desarrollo, la iniciativa económica orientada al empleo, la competitividad, sostenibilidad y protección social, y la concertación institucional y acuerdo social, colaboración público-privada.

Tras señalar que la evolución del empleo está siendo positiva en Euskadi los últimos nueve trimestres y las empresas son "actores principales de este logro", ha indicado que "ésta es la senda, la de crear empleo y, en la medida que se consolide la economía, dar estabilidad y mejorar sus condiciones".

Inigo Urkullu ha puesto de relieve que "una sociedad no tiene futuro si su juventud no tiene futuro". "Euskadi solo tendrá futuro si su juventud tiene futuro, el futuro se llama empleo y tenemos que hacer un esfuerzo por sumar a la juventud a la vida social y económica". "Es necesario abrir la empresa a la juventud", ha insistido, para pedir a los empresarios que se impliquen en el compromiso con las nuevas generaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha