eldiario.es

Menú

Urquijo pide que la respuesta a la LOMCE no sea "la oposición, el enfrentamiento y el recurso a los tribunales"

Emplaza a plantear en el debate de la ley "otras medidas si se consideran más adecuadas"

- PUBLICIDAD -
Urquijo pide que la respuesta a la LOMCE no sea "la oposición, el enfrentamiento y el recurso a los tribunales"

El delegado del Gobierno central en Euskadi, Carlos Urquijo, pide que la respuesta a la LOMCE no sea "la oposición, el enfrentamiento y el recurso a los tribunales" y emplaza a plantear en el debate de la ley "otras medidas si se consideran más adecuadas".

En un artículo en su blog personal, recogido por Europa Press, se refiere, de esta forma, a la aprobación el pasado viernes en el Consejo de Ministros de Ley orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE).

Urquijo ha lamentado que, a pesar de haber manifestado el Gobierno Rajoy, "su disposición a mejorar el texto en el trámite parlamentario", agentes políticos y sociales "ya han criticado con dureza el proyecto tildándolo de asocial, retrógrado o, como dijo el lehendakari Urkullu este fin de semana, invasor de competencias para atajar un problema inexistente".

El delegado del Gobierno aporta datos para justificar la decisión del Ejecutivo central de aprobar este proyecto de ley "básico para elevar nuestro nivel como país y hacernos más competitivos dentro y fuera de nuestras fronteras", entre ellos que la tasa de abandono escolar en España es del 24,9 por ciento, "el doble a la del resto de países de la Unión Europea que es del 13 por ciento".

Asimismo, indica que "la tasa de desempleo juvenil supera el 57 por ciento, mientras que en Alemania, por poner un ejemplo, es del 8 por ciento". En España, añade, "el 23,7 por ciento de jóvenes entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja".

Urquijo recuerda que en el último informe PISA, que mide el rendimiento escolar, España "obtuvo 481 puntos, 12 puntos por debajo de la media de la OCDE". "Y todo ello a pesar de que la inversión de España en educación es un 21 por ciento superior a la media de la OCDE y la Unión Europea", ha subrayado, para afirmar que "es evidente que algo falla, y mucho, en nuestro sistema educativo y que debemos actuar con urgencia para corregir esta situación".

Según indica, establecer un sistema de evaluaciones homogéneas al final de cada etapa (Primaria, ESO y Bachillerato) en todo el territorio nacional, "las conocidas como reválidas, van en esa dirección". Además, precisa que "señalar una serie de asignaturas troncales en las que el Estado define las evaluaciones y el contenido de los currículos pretende asegurar también una coherencia mínima en los conocimientos adquiridos en cualquier parte del territorio nacional".

Por otro lado, explica que "limitar a dos el número de suspensos para pasar de curso impidiendo que esas dos sean matemáticas y lengua española o cooficial pretenden idéntico objetivo, y por último y tan importante como todo lo anterior, asegurar la presencia del castellano en todos los centros de España".

"Una obligación constitucional, refrendada por los tribunales de justicia y que el Gobierno asegurará adelantando el coste de su enseñanza si alguna comunidad incumple esta obligación detrayendo ese adelanto de la financiación correspondiente a la misma", remarca.

DISTA DE LA EXCELENCIA

Urquijo asegura que se trata de medidas "puestas en marcha para mejorar un sistema educativo que dista mucho de la excelencia que todos deseamos y que aleja a España del lugar que debe ocupar en la Unión Europea".

En ese sentido, emplaza a que, "si existen otras medidas más adecuadas", se planteen en el debate de la Ley, pero pide que la respuesta "no sea una vez más la oposición, el enfrentamiento y el recurso a los tribunales". "Seamos por una vez capaces todos los españoles de ponernos de acuerdo en una cuestión capital para mejorar nuestro bienestar y nuestro potencial como país desarrollado y competitivo", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha