eldiario.es

Menú

Varias asociaciones denuncian los obstáculos de Lanbide para dar la RGI a víctimas de maltrato

Diferentes colectivos reivindican Emakunde defienda los derechos de las mujeres ante los "abusos de la administración" vasca.

- PUBLICIDAD -
Varias asociaciones sociales protestan ante la sede de Emakunde.

Varias asociaciones sociales protestan ante la sede de Emakunde.

Varias asociaciones sociales de Bizkaia y de Álava han denunciado hoy ante la sede de Emakunde, en Vitoria, su "pasividad" ante los obstáculos que pone Lanbide para la concesión de las ayudas sociales a ciertos colectivos de mujeres, principalmente a las que son víctimas de la violencia de género.

Unas veinte personas han desplegado frente a las oficinas de Emakunde una pancarta con la frase 'Lanbide ampara la violencia de género' y han coreado gritos contra el Instituto Vasco de la Mujer por no haberles recibido a pesar de que llevan solicitando desde hace meses una reunión para buscar soluciones a esta situación.

Los colectivos que han participado en la protesta son varias asociaciones de mujeres de Bizkaia que han contado con el respaldo del portavoz de SOS Racismo en Álava, Fede García.

Han explicado que para tener acceso a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) que gestiona Lanbide se exige, en el caso de las mujeres víctimas de la violencia de género, presentar una orden de alejamiento en vigor, algo que a veces es imposible porque esa decisión depende de un juez.

Además, cuando estas mujeres son propietarias de la vivienda que han tenido que abandonar, se les reclama para poder cobrar la Prestación Complementaria de Vivienda acreditar que están sacando un rendimiento económico de ese domicilio, como el alquiler, cuando les es materialmente imposible porque en él vive la pareja de la que han huido, ha explicado Liz Quintana, una de las portavoces de estos colectivos.

Han denunciado que, a pesar de que Emakunde ha recibido estas denuncias, no se ha puesto en contacto con los colectivos para mantener una reunión hasta ayer, cuando en el Instituto Vasco de la Mujer tuvieron conocimiento de la protesta que se iba a llevar a cabo hoy y llamaron a los colectivos para mantener un encuentro.

Estas asociaciones proponen, entre otros puntos, que el requisito de la orden de alejamiento no sea determinante a la hora de acceder a la RGI y que baste con una valoración de los servicios sociales.

En un comunicado difundido durante la concentración, las asociaciones han criticado que Lanbide, con estos criterios que utiliza, "impide" a las mujeres "escapar de situaciones de violencia y las condena a la judicialización de su vida" y a dejarlas sin prestaciones sociales.

Por ello han reclamado a Emakunde que defienda los derechos de las mujeres ante los "abusos de la administración" vasca.

También han denunciado la situación de las trabajadoras del hogar. Así, existen ofertas de empleo doméstico que publica Lanbide para trabajar siete días a la semana sin descanso, algo que es "absolutamente ilegal", ha recordado Quintana.

Además, cuando a una trabajadora del hogar se le despide, los empleadores, para no reconocer esa circunstancia, dicen en la Seguridad Social que esa baja ha sido voluntaria.

Y cuando aparece una baja voluntaria en Lanbide, ha indicado la portavoz de los colectivos, se cierra la posibilidad de acceder a las prestaciones sociales aunque la afectada haya denunciado los hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha