eldiario.es

Menú

Zabalketa coordina ayuda de emergencia para niños, madres gestantes y ancianos afectados por el tifón en Filipinas

La ONGD vasca abre una cuenta "para canalizar las ayudas de todas las personas que quieran solidarizarse con el dolor del pueblo Filipino"

- PUBLICIDAD -

La ONGD vasca Zabalketa, que trabaja en proyectos de Cooperación Internacional en Filipinas desde 1996, está en el centro del desastre provocado por el tifón 'Haiyan', uno de los más fuertes de la historia de Filipinas, que ha causado más de 10.000 muertes, coordinando ayudas de emergencia para niños, madres gestantes y ancianos, desde la oficina de la ONGD vasca en Bohol.

Zabalketa ha hecho una llamada urgente a la solidaridad con el pueblo filipino y pone a disposición la cuenta corriente de BBK 2095 0047 80 3830292204, "para canalizar las ayudas de todas las personas que quieran solidarizarse con el dolor del pueblo Filipino".

Según el director de proyectos de la ONG, Jaime Bernar, el tifón ha entrado en esta ocasión algo más al sur de la ruta habitual de los tifones, por lo que "las tareas de preparación previa para el desastre han sido mucho más dificultosas, especialmente en la zona de Bohol, donde apenas hay centros de refugio para casos de desastre".

En declaraciones a Europa Press, Bernar ha indicado que el centro de atención de desastres "avisó que el tifón tenía un dimensión muy grande, y que iba a entrar cruzando por esa zona". "La marca es bastante controlable, se veía que iba a golpear a sitios no habituales, por lo que se pudo hacer algo de prevención", ha recordado.

Sin embargo, ha indicado que la "falta de infraestructuras de refugio", al ser en algunos de los casos sitios no habituales de tifones ha incrementado la vulnerabilidad de la población local. Asimismo, la zona había sido castigada recientemente por un importante terremoto que había destruido muchas vías de comunicación importantes, lo que ha complicado mucho la respuesta de ayuda humanitaria.

"La capacidad de reacción local está siendo limitada, también porque en estos momentos apenas hay suministro eléctrico en muchas de las zonas afectadas, y tampoco hay acceso al agua potable", ha indicado.

SUMINISTROS

"En la zona de Bohol, donde estamos nosotros, estamos con dos horas de suministro eléctrico diario, en rotación con los municipios de la zona", ha explicado, para añadir que "esto hace que sea muy difícil atender las emergencias médicas, o poner en funcionamiento cualquier maquinaria o distribución".

El director de proyectos de la ONG ha asegurado que el programa de reconstrucción llevará años, pero que lo más urgentes es atender el problema de alimentos y necesidades básicas de la población. En ese sentido, Zabalketa está centrando sus esfuerzos en "abastecer de alimentos de primera necesidad y medicinas, porque en cuanto se produce estas situaciones hay riesgos de infecciones intestinales".

El trabajo de Zabalketa se centra en los grupos "más vulnerables", como son niños pequeños, personas ancianas y mujeres gestantes o con hijos pequeños. El objetivo de Zabalketa es centrarse en estos grupos de forma ordenada y, en este momento, se está "levantando información en terreno para luego distribuir eficientemente los recursos que disponen", ha dicho Bernar.

"Hacemos un trabajo cercano, para clasificar a la población y sus necesidades, con el objetivo de hacer un uso racional de lo se dispone, y atender al que más lo necesita y más desprotegido se encuentra", ha precisado, para explicar que, "una vez pasada la primera emergencia, la ONG trata de ayudar a los que han perdido su casa o su forma de ganarse la vida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha