eldiario.es

Menú

Las asociaciones de sida avisan de que existe “un rebrote de nuevos diagnósticos importante”

El sida ya no es una enfermedad mortal: en los últimos 15 años la mortalidad ha descendido un 92% en Euskadi.

Se siguen diagnosticando 180 nuevos casos cada año, una realidad provocada porque "ciertos sectores han perdido el miedo a la enfermedad".

- PUBLICIDAD -

Hoy 1 de diciembre la lucha contra el sida cumple 25 años, y coincide también con el 30 aniversario del descubrimiento de la enfermedad en el Instituto Pasteur de París. Un descubrimiento que puso en marcha un movimiento mundial que durante estos años ha trabajado por acabar con el estigma de enfermedad maldita y ha luchado por informar, prevenir y avanzar hacia una mejora de las condiciones de vida y la socialización de las personas infectadas por VIH.

Asier Lekuona conoce perfectamente esta labor. Es el presidente de 'Euskalsida', la Federación de ONGs de lucha contra el sida en Euskadi y aunque es consciente de los avances que se han producido en los últimos años, "los retrovirales han permitido que la enfermedad se estabilice, y se ha conseguido llegar a la sociedad mediante las campañas de prevención" apunta, también avisa de que todavía queda mucho por hacer.

El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha anunciado esta semana que en los últimos 15 años la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido un 92%. Pero la preocupación ahora se fija en otro punto: "Ha existido un rebrote de nuevos diagnósticos importante", advierte Lekuona. Los datos demuestran que cada año se infectan cerca de 180 personas, una cifra que se mantiene en los últimos años. "Ciertos sectores han perdido el miedo ante el sida porque ya no es una enfermedad mortal. Pero cuando un nuevo infectado recibe el diagnóstico el impacto sigue siendo igual de fuerte", apunta.

Por eso la prevención sigue siendo una de los puntos clave en el trabajo de las ONGs. "Nos preocupa especialmente informar a los jóvenes que comienzan ahora su pulsión sexual y no tienen tan presente la posibilidad del contagio del sida, como pudo haber hace unos años", afirma Lekuona.

Otro de las obsesiones de los trabajadores de las asociaciones es el diagnóstico precoz, "es muy importante para realizar un mejor pronóstico de la persona infectada, porque hacer una negación de la enfermedad puede contribuir a que aparezcan problemas y enfermedades que llamamos oportunistas y que empeoran la calidad de vida de la persona", explica Lekuona. Los últimos informes indican que casi la mitad de los diagnósticos de VIH fueron tardíos.


"Los recortes afectan a los colectivos más vulnerables"

Para el presidente de Euskalsida, los recortes en materia sanitaria afectan directamente en la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento de esta enfermedad "sobre todo entre los colectivos más vulnerables" como  las personas que no pueden acceder a la tarjeta sanitaria. Lekuona advierte de que "incluso puede haber un grupo de población que si no recibe la ayuda farmacológica necesaria no podrá hacer frente a la enfermedad", y además se convierten en un riesgo en cuanto a su propagación porque no cuentan con la información ni los medios necesarios para afrontarlo.

Por eso Lekuona reivindica la inversión a nivel científico y también el apoyo institucional a las campañas de prevención y hace un llamamiento a aquellas personas que reciben el diagnóstico: "Que pidan ayuda, que acudan a las asociaciones, porque aquí les ayudaremos a afrontar y aceptar la condición de ser seropositivo". Y añade una nota esperanzadora: "La ciencia está buscando, pese a los recorte, una vacuna preventiva, y cada vez está más cerca".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha