eldiario.es

Menú

Un tercio de los atendidos por Cáritas lleva más de tres años en la pobreza

Se cronifica la pobreza sobre todo entre mujeres con responsabilidades familiares de entre 30 y 40 años con las prestaciones sociales agotadas.

El número de nacionales auxiliados sigue en aumento y desciende el de los inmigrantes.

Gipuzkoa registra el incremento más notable con 5.000 personas más asistidas en el último año.

- PUBLICIDAD -

La situación de pobreza que padecen muchas familias de Euskadi se prolonga en el tiempo a juzgar por los datos aportados por Cáritas de Euskadi.  Un tercio de las personas atendidas por la organización humanitaria de la Iglesia Católica durante el pasado año llevan más de tres años recibiendo las ayudas y acompañamiento de los voluntarios. Los más afectados por la crisis son parados de larga duración, de entre 30 y 40 años, en su mayoría mujeres con responsabilidades familiares  que ya no reciben prestaciones económicas y no pueden afrontar las deudas. Además se añade otro problema a su difícil situación, sus redes principales de apoyo, padres o hermanos, sufren también un importante desgaste debido a la prolongación en el tiempo de esa dependencia económica de sus allegados.

“La crisis está golpeando el núcleo básico que ha permitido mantener la solidaridad: las familias. Ese colchón está empezando a fallar. Las pensiones no llegan para atender todas las necesidades familiares. Estamos siendo testigos de verdaderas situaciones de precariedad y un preocupante deterioro de la relaciones entre los miembros de las familias”, advierte el secretario general de Cáritas Vitoria, Ramón Ibeas.

Los responsables de Cáritas han detectado que estas familias, al no disponer de recursos para afrontar sus gastos diarios, están cayendo en el aislamiento social. “Prescinden de todos los gastos superfluos y prácticamente no salen porque la cultura del ocio en esta sociedad está directamente relacionada con el consumo, algo que no se pueden permitir. Y nos preocupa que esto lo estén sufriendo también los niños, para los que el ocio no es trivial”, explica Ibeas.  

Otro de los datos que se desprende de la memoria de actividades de Cáritas de Euskadi es la confirmación de la tendencia que se apuntaba desde años anteriores: se reduce la presencia de personas inmigrantes atendidas por estos servicios humanitarios y aumenta el número de personas autóctonas que necesitan el apoyo de Cáritas.  La pobreza se instala en Euskadi: “Estos índices demuestran que estas personas no venían sólo a por las ayudas, sino que se trasladaban aquí desde sus países en busca de un trabajo. Ahora como no lo hay, se están marchando”, asegura el portavoz de Cáritas.

Atendidos por provincias

Por los despacho de acogida de Cáritas Diocesanas de Vitoria han pasado 5.473 personas. Las respuestas ofrecidas en forma de ayuda económica han sido 1.761 en este pasado 2012.

En Bizkaia han atendido a 13.000 personas, 4.000 más que el pasado año mientras que Guipuzkoa ha registrado el mayor incremento de las tres provincias vascas. Han pasado de 24.619 atendidos en el 2011 a 29.081 en 2012. Durante este ejercicio han aumentado en más de un 16% las demandas de ayuda directa que tuvo en el ejercicio anterior. Y estas demandas se refieren, especialmente, a cuatro aspectos: vivienda, empleo, alimentación y apoyo a la integración social.  Sólo en la provincia guipuzcoana la cantidad otorgada en ayudas económicas por Cáritas ha sido 1.695.580 euros. En Bizkaia esta cifra se sitúa en torno a los 1.761.400 euros. En Vitoria el gasto en promoción de personas asciende a los 594. 869 euros, entre ayudas directas, ayudas en procesos formativos y campañas fuera de Álava.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha