eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El nuevo reto de Euskadi ante los 3 millones de turistas

Con un 10% más de visitantes que en el año anterior, el País Vasco plantea retos para planificarlo, gestionarlo y obtener los mejores beneficios de este pujante sector

"El contacto persona a persona permite mejor que ningún otro la trasmisión de emociones y valores. Queremos que los turistas que nos visitan sean los mejores propagadores de la imagen de Euskadi", afirma el consejero Alfredo Retortillo

- PUBLICIDAD -
San Sebastián es uno de los destinos preferidos por los turistas

La bandilla de La Concha, en Donostia.

Conocida por la gastronomía, su costa y sus montañas verdes, Euskadi ya es un referente y un imprescindible en los itinerarios turísticos. Así lo demuestran los datos del pasado año ya que la comunidad acogió casi 3 millones de turistas, un 10% más que en 2015. Y no es de extrañar. Como una de las regiones más antiguas y culturalmente ricas de Europa, la comunidad vasca, con sus tres capitales, no deja indiferente a nadie. Donostia, Bilbao y Vitoria-Gasteiz destacan por su gastronomía de primera y sus paisajes verdes.

Sin duda, estos datos suponen un beneficio para los vascos hasta el punto de que el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo, está seguro de que “viendo la evolución, este año se alcanzarán cifras que superen el 6% de aportación al PIB”.  De cada 100 euros gastados en una empresa turística se generan otros 70€ de producción en otros sectores económicos como la alimentación, la energía, la pesca…

Este incremento en las cifras, además de suponer una buena noticia para el País Vasco, también es una percepción para parte de la población. Así lo transmitía la alcaldesa de Bermeo, Idurre Bideguren, cuando hacía referencia a las imágenes de San Juan de Gaztelugatxe en Semana Santa en las que podían verse las escalinatas y la ermita a rebosar de gente tras el 'boom' del rodaje de 'Juego de Tronos' en ese escenario.

Pero esta no es la visión del Gobierno vasco. Según los estudios que maneja el Departamento de Turismo del Ejecutivo, transmitió, esa imagen distorsionada no es real y la entrada de viajeros en la comunidad dista mucho de estar saturada, ya que “ni se acerca todavía al nivel de ocupación que puede tener” y, además, se propuso “adecuar esos espacios a las necesidades de los turistas”. Por ello, no es la primera vez que el Ejecutivo pone medidas para que el turismo no llegue a ser una preocupación. Este mismo mes, portavoces del Departamento, en la ponencia 'Los retos estratégicos del turismo vasco', han defendido que lo más importante para encarar los retos del turismo en Euskadi es “a través de los principios de innovación, transversalidad y sostenibilidad”.

El turismo ha llegado para quedarse

Esto precisamente defiende Agrotravel, la empresa de turismo responsable a nivel estatal que actúa también en Euskadi. Según Susana Conde, fundadora y directora de la misma, “en muchos destinos de la comunidad no se ha hecho una planificación ni gestión adecuada del turismo”. Cree que, “casi todos los destinos turísticos se centran en la promoción”, por lo que puede que, en muchos lugares, además de recibir los aspectos positivos del turismo, también puedan llegar a surgir negativos, “como lo son la masificación o pérdida de identidad de los destinos”.

Sin embargo, felicita al nuevo equipo de Gobierno ya que desde Agrotravel tienen “la sensación de que comparten la misma visión y están empezando a trabajar y a tomar medidas”. A pesar de ello, defiende que “hay que ponerse a trabajar ya, porque hay destinos que lo necesitan urgentemente”.

Sin duda, la localidad vasca que más y desde hace más tiempo es visitada por los turistas es Donostia. Conocida internacionalmente por su costa y su gastronomía de primera, se convierte en el principal destino de los viajeros. Tanto es así que, desde 2013, bate todos los récords de visitas. Ello puede conllevar al 'turismo de masas' y "ocasionar problemas para el conjunto de un casco activo", tal y como advirtió el experto en estrategia en el sector turístico Iñaki Gaztelumendi.  Aunque, la realidad del denominado "turismo de masas" señala que este fenómeno va inevitablemente asociado a los destinos low cost con conexiones aéreas de bajo coste y con terminales de cruceros, nada que ver  con la realidad turística de San Sebastián.

El turismo es un reto para Euskadi

La parte vieja de San Sebastián.

Otro de los destinos que se ha sorprendido por el incremento de turistas es Leiza. Esta pequeña villa de menos de 3.000 habitantes se tornó conocida tras el éxito taquillero de 'Ocho apellidos vascos', la película española más vista de la historia. El alcalde señaló que "antes nuestros turistas eran de naturaleza y, sin embargo, ahora, se ven familias paseando por el pueblo".

Así también, Zumaia, ante el incremento de visitas, ha puesto en marcha el proceso de redactar un Plan de Turismo con el objetivo de gestionar adecuadamente el aumento de visitas y definir un modelo de turismo que garantice los valores y recursos del municipio. Así pues, tal y como expresaba el concejal de Turismo y Cultura Jon Iraola, "el objetivo es definir de dónde venimos y a dónde queremos llegar. El documento será nuestra 'hoja de ruta' para dar a conocer, reforzar, proteger y garantizar todos aquellos valores que hacen de Zumaia un municipio único y especial". Sin duda, el turismo es por definición mestizaje, mezcla de identidades donde el que viene y el que está son como esponjas que absorben lo de la otra persona.

O la sorpresa que ha sido el incremento de turistas en la pasada Semana Santa a San Juan de Gaztelugatxe. Sin duda el rodaje de algunas escenas de la nueva temporada de 'Juego de Tronos' ha disparado las visitas en los últimos meses, amén de ser uno de los destinos históricos en Bizkaia. Aunque es de nuevo una cuestión de percepción porque los turistas han llegado a este biotopo antes también porque la belleza de San Juan de Gaztelugatxe ya estaba en el mapa del mundo turístico mucho antes. ¿Por qué esa percepción no se ha producido por ejemplo al valorar la gran afluencia de personas en fiestas patronales como los 'gansos' de Lekeitio u otras?

Trabajo desde años atrás

En aras de cumplir con un turismo responsable y sostenible, en diciembre de 2015, en la Cumbre Mundial del Turismo Sostenible celebrada en la capital alavesa, el Gobierno vasco se comprometió a tomar medidas que garantizasen un turismo de calidad, cercano y respetuoso con el medio ambiente, tal y como se reflejaba en la Carta Mundial del Turismo Sostenible. Esta, fue aprobada en la primera Conferencia de 1995, pero 20 años más tarde, la Cumbre ST+20 ha reunido de nuevo a los principales actores mundiales del turismo sostenible para reflexionar y dar un nuevo sentido a esta, alumbrando nuevas alianzas en torno a una actividad en continua evolución.

En la Carta se destacan compromisos claves como que, si el turismo “se gestiona adecuadamente, es un protagonista principal a la hora de preservar los tesoros de hoy en día para futuras generaciones, asegurando la protección e integridad de nuestro patrimonio”. Entre otros, por ejemplo, otro de los acuerdos llegados en aquella Carta fue “proveer soluciones innovadoras para mejorar la eficiencia en cuanto a recursos en el contexto de una economía circular, evitando desechar, siendo más eficientes, reduciendo el consumo y la contaminación”.

"Otro aspecto no desdeñable es el valor del turismo en la difusión de la imagen del país", recuerda el consejero Retortillo. "El contacto persona a persona permite mejor que ningún otro la trasmisión de emociones y valores. Queremos que los turistas que nos visitan sean los mejores propagadores de la imagen de Euskadi y para ello, una vez más es preciso la complicidad y la formación de nuestros profesionales del sector", sostiene el consejero.

"Cuanto más nos adaptemos a la demanda del turista, tendremos más y mejor turismo, pero el objetivo nunca debe ser hacia modelos de turismo de masas o poco rentable, sino progresar hacia un destino de calidad, de excelencia que nos aporte mayor valor añadido", concluye el consejero.

Sin duda, el turismo en Euskadi está en su mejor momento, dotando así a la comunidad vasca de múltiples beneficios. Sin embargo, no cabe duda que se deben tomar medidas para controlar y proteger nuestro patrimonio en todos los sentidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha