eldiario.es

Menú

Bilbao asume que "las primeras semanas serán complicadas"

El concejal de Circulación ve "normal" que se tarde un par de semanas "en conocer correctamente la nueva entrada".

Este lunes será la prueba de fuego ante la previsión de entrada en la capital vizcaína de 50.000 vehículos.

El primer día de este cambio histórico se produjeron fuertes retenciones por la lluvia y los habituales despistes.

Vecinos y oposición alertaron ya la semana pasada del riesgo de colapso y pidieron al consistorio un esfuerzo de comunicación hacia los ciudadanos.

- PUBLICIDAD -

El concejal de Circulación y Transportes de Bilbao, Asier Abaunza, ha manifestado hoy que el colapso vivido el sábado en los accesos a la capital vizcaína por San Mamés, no supone "un suspenso", aunque ha reconocido ser consciente de que "las primeras semanas van a ser muy complicadas". En declaraciones a EITB, Abaunza ha destacado que "ninguna ciudad que haya hecho un cambio de accesos principales desde la autopista al centro" ha dejado de tener algunos problemas, y ha añadido que se está trabajando en ajustar los ciclos de semáforos y la señalización.

 Asimismo, el edil ha pedido paciencia a los conductores porque "es normal" que se tarde "un par de semanas en conocer correctamente la nueva entrada". Los nuevos accesos a Bilbao por San Mamés fueron abiertos este sábado y a pesar de que en las primeras horas no se produjeron incidencias, según avanzó la tarde se registraron numerosas retenciones. El vial ha supuesto cuatro años y medio de obras y ha requerido una inversión de 215 millones de euros.

El mapa de accesos a Bilbao ha cambiado por completo en las últimas horas. A las 22:00 horas de ayer viernes se cerró definitivamente, tras 38 años de servicio, el actual viaducto de Sabino Arana y esta mañana ya ha sido sustituido por la nueva entrada/salida por la zona de Olabeaga-San Mames. Durante las primeras horas se han producido retenciones por la lluvia y por los habituales despistes. Por la tarde, el trafico ha sido algo más fluido. La prueba de fuego se producirá el proximo lunes, jornada laboral, en la que está previsto que entren en la ciudad unos 50.000 vehículos.


La mayor remodelación viaria

Un cambio que constituye la mayor remodelación viaria de la historia de la capital vizcaína. La magnitud de las obras ha generado preocupación entre los vecinos de Basurto y los grupos de oposición municipales. Antes esta situación, el Ayuntamiento y la Diputación ofrecieron el lunes pasado una rueda de prensa con todo lujo de detalles sobre las nuevas vías e incluyeron varias recomendaciones para los usuarios.

Itziar Garamendi, Diputada de Obras Públicas y Transportes de la Diputación Foral de Bizkaia, y Asier Abaunza, Concejal Delegado del Área de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Bilbao fueron los encargados de explicar los cambios más importantes que sufrirán las entradas y salidas de Bilbao. Asimismo, pidieron paciencia y precaución a los ciudadanos “ante la complejidad de los trabajos para completar la sustitución de los viejos accesos”. Durante la comparecencia, ofrecieron recomendaciones a la hora de utilizar las nuevas vías y subrayaron que el nuevo mapa permite establecer rutas de entrada a cualquier barrio sin necesidad de atravesar el centro de la ciudad.

Ya la semana pasada, el Partido Popular bilbaíno se hizo eco de la preocupación de los vecinos de Basurto en una rueda de prensa ofrecida por su portavoz, Cristina Ruiz. La capacidad de absorción de tráfico de la nueva infraestructura es menor que la del actual viaducto y los residentes de la zona temen que se pueda producir un colapso. Por este mismo motivo, Ruiz pidió al consistorio un “esfuerzo de comunicación” para “corregir las inercias de los conductores”. La idea es que los flujos de vehículos se repartan entre todas las entradas y salidas de la villa.

Los residentes de la zona, por su parte, han emitido un comunicado esta misma semana para mostrar su alegría por la remodelación viaria. “La Asociación de Vecinos de Basurto se felicita por la apertura de los nuevos Accesos a Bilbao) y de la próxima demolición del monstruo del Viaducto de Sabino Arana”, declararon. A su juicio, ambos hitos son “el resultado de la lucha vecinal sostenida a lo largo de más de 20 años”.

Con esto en mente, los responsables forales y municipales ofrecieron toda una serie de recomendaciones sobre la vía más apropiada para entrar o salir de Bilbao en función del destino. Junto a esta información se incluye una infografía con todo el detalle.

Desde la semana pasada técnicos municipales y forales han trabajado para poner a punto toda la señalización horizontal y vertical vinculada a la entrada en funcionamiento de los nuevos accesos de San Mamés, especialmente en el tramo final de la Avenida Sabino Arana, entre la Avenida del Ferrocarril y la Plaza Sagrado Corazón. Mediante estos trabajos, se aumentará de dos a tres el número de carriles de entrada y se reducirá de tres a dos el número de carriles de salida en Sabino Arana, entre las plazas Plaza Víctor Chávarri y Sagrado Corazón.

El momento más crítico de esta gran operación de remodelación viaria en las entradas y salidas a Bilbao, con todo, se producirá el lunes a primera hora cuando se produzca en un día laboral normal la entrada de decenas de miles de coches a la capital vizcaína.

Una vez queden inaugurados los nuevos accesos, los vehículos que entren a Bilbao por los mismos dispondrán de las siguientes alternativas circulatorias:

• Hacia Abando: Av. Zunzunegui - Av. Sabino Arana

• Hacia Indautxu: Av. Zunzunegui - Av. Sabino Arana - Simón Bolívar

• Hacia Ametzola: Av. Zunzunegui - Gurtubay - Pérez Galdós - Av. Ferrocarril

Mientras que las rutas de salida serán las siguientes:

• Desde Abando: Sabino Arana - Av. Zunzunegui

• Desde Indautxu: Alda. Urquijo - Luis Briñas Æ Av. Zunzunegui

• Desde Ametzola: Av. Ferrocarril - Av. Zunzunegui

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha