eldiario.es

Menú

La bronquiolitis aguda por VRS es la causa más frecuente de ingreso hospitalario en la infancia

Cada año se atienden más de 3.000 episodios de bronquiolitis en los servicios de urgencias hospitalarios de Osakidetza

- PUBLICIDAD -

La bronquiolitis aguda por VRS (BAVRS) es un problema de salud pública de elevada incidencia, siendo la causa más frecuente de ingreso hospitalario en niños entre 0 y 14 años. Cada año en España se diagnostican 60.000 episodios de bronquiolitis en los servicios de urgencias. De ellos, 10.000 requerirán ingreso, correspondiendo un 90% de estos casos a los menores de un año.

Para dimensionar y conocer adecuadamente el impacto de la bronquiolitis en el País Vasco, el Comité de Expertos Científicos para el Virus Respiratorio Sincitial ha celebrado en el Colegio de Médicos de Bilbao la jornada 'Bronquiolitis: La epidemia de los más pequeños', coordinada por el doctor Javier Benito, jefe del Servicio de Urgencias Pediátricas del Hospital Universitario Cruces.

Cuando las poblaciones vulnerables, es decir, menores de tres meses o con factores de riesgo como son los bebés prematuros, aquellos con cardiopatías congénitas o aquellos con enfermedades pulmonares crónicas, son hospitalizados por BAVRS tienen un riesgo de mortalidad 17 veces más elevada que los niños sin factores de riesgo (y 4 veces superior de reingresar), siendo la mortalidad en los niños con factores de riesgo ingresados por BAVRS mayor que el de cualquier otra causa de hospitalización.

Durante la pasada estación epidémica se atendieron alrededor de 7.000 episodios de bronquiolitis en los centros de Osakidetza, 3.225 en los servicios de urgencias hospitalarios.

Fueron hospitalizados 546 niños (la mayor parte menores de 6 meses) y la estancia media de estos pacientes fue de 3,5 días. Ese mismo año, el Hospital Universitario Cruces atendió en sus urgencias 1.122 niños, hospitalizando a 187.

El doctor Benito ha estimado que en la próxima epidemia de bronquiolitis, que ya ha comenzado y que alcanzará su pico máximo la primera quincena de diciembre, se atenderán en Bizkaia alrededor de 3.000 episodios de bronquiolitis.

En las semanas de pico epidémico se pueden atender en el servicio de urgencias de Osakidetza más de 100 episodios de bronquiolitis por semana y una cuarta parte van a necesitar cuidados hospitalarios.

"CARGA REAL"

A pesar de la gran carga de morbilidad que supone esta enfermedad, existe una falta de conocimiento y concienciación a nivel social, económico y emocional, por lo que, ha subrayado que "es importante conocer la carga real de la enfermedad, los avances en su diagnóstico y vigilancia microbiológica, y su impacto sobre las familias".

Con el objetivo por tanto de establecer un marco de comprensión de la magnitud del problema de la infección por VRS y realizar propuestas para ayudar a reducir el impacto de la infección en niños y mejorar su manejo, la doctora Marta Montejo Fernández, Pediatra del Centro Salud Kueto-Sestao, ha sido la encargada de visibilizar la morbilidad a medio-largo plazo que genera.

"El VRS no sólo produce cuadros agudos sino también patología respiratoria crónica, de tal forma que el 40-50% de los niños que padecen un episodio agudo, presentarán tos y sibilancias recurrentes en los meses y años posteriores, con una importante alteración de la calidad de vida del niño y de su familia", ha explicado.

En opinión de la especialista, uno de los desafíos "más importantes en el manejo terapéutico es precisamente la identificación de los niños con riesgo de desarrollar una bronquiolitis grave para prevenir su contagio".

El VRS es un patógeno de fácil contagio del que existen muestras durante todo el año en España, siendo entre octubre y marzo los meses con mayor índice epidémico y que está asociado a una alta morbilidad y hospitalización en niños menores de dos años.

En este sentido, la doctora Mercedes Sota Busselo, Jefa de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Cruces, ha explicado que "el VRS es la causa de hasta el 70% de las hospitalizaciones por infección respiratoria en lactantes durante el invierno", por lo que ha recalcado la necesidad de anteponerse a la epidemia cada año con la puesta en marcha de redes de vigilancia epidemiológica del VRS.

La campaña #StopBronquiolitis difunde la importancia del lavado de manos y la lactancia materna al menos hasta los 6 meses, así insta a evitar tanto el tabaco como los ambientes con alto riesgo de contagio.

Los expertos recomiendan a los padres y cuidadores de los bebés menores de dos años que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo, de acuerdo con la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad.

Cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, los expertos recomiendan la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales que debe ser administrada mensualmente durante la época de mayor contagio (de octubre a marzo), lo que protege al niño y evita que el virus lo infecte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha