eldiario.es

Menú

Los partidos de la oposición consideran un "trámite" el dictamen de la Comisión Ética respecto al consejero Ángel Toña

PNV afirma que aun habiendo sabido el lehendakari la inhabilitación del consejero, también lo hubiera nombrado

- PUBLICIDAD -

Todos los partidos de la oposición han considerado un "trámite" el dictamen de la Comisión Ética respecto al consejero Ángel Toña y han incidido en que su decisión estaba dilucidada desde el momento en que el lehendakari dio a conocer su "voluntad" de mantenerlo en el cargo. Por su parte, el PNV ha subrayado que de haber sido consciente Iñigo Urkullu de la inhabilitación concursal también hubiera nombrado consejero a Toña.

Los parlamentarios vascos han analizado en Radio Euskadi la resolución de la Comisión Ética del Gobierno vasco que este viernes dictaminó que la inhabilitación del consejero Ángel Toña como administrador concursal no le impide seguir al frente del Departamento de Empleo y Asuntos Sociales.

En este sentido, el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha valorado que es una norma de conducta política en el Gobierno vasco el que los miembros del Ejecutivo cumplan con el código ético.

A su juicio, la decisión de contar con Ángel Toña como consejero era "acertada" y ha destacado que en su trayectoria profesional su actuación viene avalada "porque siempre ha pretendido el "mantenimiento de la actividad empresarial y los puestos de trabajo".

Asimismo, ha defendido la necesidad de perseverar en que la "transparencia y la ejemplariedad" sean guías de conducta de los miembros del Gobierno vasco y ha subrayado que, a su juicio, de haber sido consciente el lehendakari, Iñigo Urkullu, de su inhabilitación concursal también lo hubiera nombrado.

Egibar, que ha recordado que Toña no fue inhabilitado en primera instancia, sí en segunda, ha advertido de que no se está ante una sentencia penal o ante un procedimiento administrativo sancionador.

Por todo ello, ha defendido que, "viendo la confianza política que deposita el lehendakari en Ángel Toña", aun habiendo sabido de la existencia de una sentencia que le inhabilita "creo que lo hubiera nombrado".

EH Bildu

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha considerado que el dictamen de la Comisión de Ética estaba "dilucidado desde hace una semana", desde el momento que el lehendakari dio a conocer su "posición y voluntad".

"Era un trámite cantado porque la composición de la Comisión viene determinada por el propio lehendakari, con tres personas de su Gobierno", ha indicado, para añadir que "nada hacía indicar que la Comisión pudiera llevar la contraria" al presidente vasco.

Además, ha denunciado que el Ejecutivo vasco "aplica políticas que inciden en elevar los niveles de desigualdad de los trabajadores", y ha abogado por esperar a ver qué hace el nuevo consejero ante esto y si "es capaz de cambiarlo o la responsabilidad le va a cambiar a él".

PSE

Por su parte, el parlamentario del PSE-EE José Antonio Pastor ha subrayado que "todo el mundo daba por descontado" lo que diría la Comisión Ética y ha calificado lo vivido de "paripé muy bien montado para disimular un poco y vender las bondades del Código Ético", cuando, en realidad, el que tiene la potestad de nombrar o cesar a consejeros es el lehendakari.

"Nos podía haber ahorrado este espectáculo de remitir la cuestión a la Comisión Ética porque ¿alguien pensaba que se iba a recomendar el cese?", ha cuestionado, para añadir que se ha hecho un "ejercicio de disimulo, que es lo que hace la hace habitualmente el Gobierno vasco: subcontratar las responsabilidades a terceros".

Asimismo, ha lamentado que la Comisión no haya entrado a juzgar el fondo del asunto y ha mostrado su deseo de que Toña "se ponga las pilas, ponga orden y empiece a trabajar de verdad en una cartera que tiene muchas cosas pendientes".

PP

Por su parte, el parlamentario del PP Antón Damborena ha reconocido estar "sorprendido" por lo ocurrido, aunque ha calificado de "muy lamentable" la resolución. "Me hace gracia que la Comisión Ética le afee a Toña que no haya dado explicaciones a Urkullu. ¿Y si se lo hubiera explicado no le hubiera nombrado? ¿Es relevante o no lo es que esté inhabilitado?", ha preguntado.

A juicio de la formación 'popular', no es correcto que alguien que perjudica a un grupo de trabajadores y "defrauda expresamente" a la Seguridad Social más de 3 millones de euros "saltándose la ley" sea la persona "más recomendable para ser consejero".

"El pedigrí que trae no nos parece el más adecuado", ha indicado, para añadir que la voluntad del lehendakari era que Toña continuara en el cargo.

Asimismo, ha remarcado que no es "un avance en la transparencia" y el Código Ético del Gobierno afirmar que sería conveniente que Toña recurriese la sentencia. "Si hablamos de transparencia y moralidad lo que hay que explicar es si es ético y moral saltarse e incumplir las leyes porque a uno le parece el fin muy bueno", ha señalado.

UPyD

Por último, el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha defendido que Ángel Toña no puede ser consejero porque hay una sentencia que le inhabilita como administrador concursal.

"No es razonable que pueda ser consejero alguien que ha incumplido una ley, no parece que sea un ejemplo para los ciudadanos. Los ciudadanos tienen que cumplir las leyes, pero parece ser que determinados miembros del Gobierno si las incumplen esto no afecta a que puedan seguir formando parte del Ejecutivo", ha lamentado.

En esta línea, ha reconocido que era sabedor de lo que afirmaría la Comisión porque, entre otras cuestiones, "todos sabemos cómo está configurada y quién manda".

"Tampoco tiene gran credibilidad la Comisión. Hasta el momento ha analizado desde su creación 26 casos y en solo uno hizo un dictamen desfavorable a la persona cuya trayectoria se enjuiciaba", ha matizado.

Por último, ha subrayado que Toña "no cumple las características mínimas como para seguir siendo consejero" y ha incidido en que la responsabilidad es del lehendakari.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha