eldiario.es

Menú

La cooperación al desarrollo y el sexismo entran en campaña

No solo de debates vive el elector: la Coordinadora de ONGs que trabajan en la cooperación al desarrollo y la Asociación Vasca de Periodistas han cuestionado las políticas públicas al desarrollo y el 'techo de cristal' para la mujer también en la política, respectivamente

- PUBLICIDAD -
Las candidatas, momentos antes de que comenzara el debate en euskera en ETB1.

Las candidatas, momentos antes de que comenzara el debate en euskera en ETB1.

La campaña electoral está en los mítines, en las entrevistas, en los debates -como el que hemos podido ver esta madrugada en ETB1 con los candidatos a lehendakari o algo así, porque Alfonso Alonso -PP- no estaba porque no sabe euskera (Laura Garrido obtuvo un notable alto) y por EH Bildu ha ido la periodista de la casa y candidata independiente Maddalen Iriarte, que nos confesó a todos los que seguimos el debate que fue una de las vascas que voto al lehendakari, Juan José Ibarretxe.

El debate tuvo sus momentos, sin duda, pero hay que reconocer que un formato tan encorsetado donde las candidatas -solo había un hombre, el candidato a la reelección, el peneuvista Íñigo Urkullu- ni se podían mirar a la cara, no favorecía el 'eztabaida'. Urkullu jugaba en casa -llegó incluso a pedir sopitas al moderador, el periodista Xabier Usabiaga, porque no le dejaban terminar una frases- y no necesitó arriesgar ni una pizca. Llegó, compartió su libro con la audiencia y... a otra cosa. Algunos me comentaban que "mostró solvencia". "Aplica lo de los americanos, ves a esos cinco y, piensa, ¿a quién le comprarías un coche usado? Pues eso", me planteaba un experimentado periodista y conocedor del mundo audiovisual.

Ahí lo dejo. Yo a quien vi peleando con una jabata que no tenía nada que perder (porque total las encuestas les dan ocho diputados 'eta kitto) fue a Laura Garrido, que a diferencia de Alonso sí sabe euskera y entró a la yugular de Urkullu cuantas veces pudo. Un dato: el debate tuvo una audiencia total de  5,6% de audiencia (muy por encima de lo que está registrado de media la cadena en euskera y el share subió al 11,8% en la franja de edad de entre 25 a 44 años. El hashtag en Twitter #¡25Debatea "fue quinto Trending Topic (tendencia)" en España, según destacó la cadena. 

Pero no solo de debates vive el elector. Ni de mítines o de entrevistas. Un ejemplo: la cooperación al desarrollo ha entrado en campaña gracias a la iniciativa de la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Euskadi, que se ha reunido con los representantes de los partidos políticos para pedirles un compromiso expreso con la Ley Vasca de Cooperación y con la Carta de Solidaridad y Justicia con los Países Empobrecidos, ambas iniciativas aprobadas en el Parlamento vasco en 2007 y que siguen sin cumplirse.

Sexismo en la política y los medios de comunicación y cooperación al desarrollo se hacen un hueco en una campaña que, de momento, no terminar de despegar. Hay partido.

La Coordinadora, que agrupa a 79 ONG vascas que trabajan en el ámbito de la cooperación internacional, ha instado a los partidos a que incluyan el compromiso de destinar a cooperación internacional el 0,7% del presupuesto total del Gobierno vasco y que asuman la política de cooperación internacional como una política pública consolidada y estable. No sé el caso que les van a hacer (vistos los datos lo tienen difícil), pero es un auténtico aldabonazo a las políticas reales -no la de los programas o vídeos electorales o las proclamas en los mítines de los candidatos.

La Asociación Vasca de Periodistas, que dirige Txuskan Coterón, y Emakunde, con Izaskun Landaida a la cabeza, colocaron en campaña cómo se cubren las campañas electorales desde un punto de vista de género. En la jornada, compartieron espacio políticas en activo y periodistas. La iniciativa tuvo además un corolario: la presentación de un interesantísimo estudio coordinado por Ainara Canto, licenciada en Sociología por la Universidad de Deusto, y elaborado junto a Zuriñe Romeo, licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UPV/EHU sobre cómo se cubrió la campaña a las europeas de 2014 en los medios que se editan en Euskadi. Sí aquella en la que e l exministro Miguel Arias Cañete le 'insultó' a la candidata del PSOE, Elena Valenciano, con unos comentarios machistas. Gracias (o por desgracia) a ese comentario el estudio revelaba que la discusión sobre la igualdad entre hombres y mujeres había alcanzado un 13% de repercusión en los textos informativos. Hasta entonces era prácticamente residual.

Échenle un ojo, porque tiene su interés. Al igual que los datos de la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Euskadi. Sexismo en la política y los medios de comunicación y cooperación al desarrollo se hacen un hueco en una campaña que, de momento, no terminar de despegar. Hay partido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha