eldiario.es

Menú

"Con un crecimiento del 1% ni se crea empleo ni las familias pagan las deudas"

El economista Emilio Ontiveros asegura que "sería estúpido creer que a medio plazo se puede competir con los países emergentes reduciendo los salarios"

"Hay que acostumbrarse a que la mitad de los parados no van a encontrar trabajo".

- PUBLICIDAD -
El economista Emilio Ontiveros durante la conferencia organizada por el PSE / Socialistas Vascos

El economista Emilio Ontiveros durante la conferencia organizada por el PSE / Fundación Ramón Rubial

El catedrático de Economía de Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid, Emilio Ontiveros, tiene muy claro que con un crecimiento de la economía española del 1% previsto para este año apenas se reducirá la tasa de desempleo (por encima del 25% en la actualidad) ni descenderá la deuda privada. Es decir, que no se van a poder atacar los dos desequilibrios básicos que lastran a la economía nacional. Ontiveros ha pronunciado una conferencia en el Palacio Euskalduna de Bilbao titulada 'Economía española, ¿Qué recuperación?', dentro de un ciclo organizado por el PSE-EE.

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, introdujo a Ontiveros y en su presentación ha resaltado que los argumentos que emplea el Gobierno central para asegurar que la economía está en recuperación son "una gran mentira" porque los datos confirman que no se crea empleo, baja la afiliación a la Seguridad Social y crece la brecha de la desigualdad entre los que más tienen y los que menos. Ontiveros precisó que hay que tener "mucho cuidado en distinguir lo que es dejar atrás la recesión de lo que es una recuperación con pulso suficiente".

En esta línea, apuntó que la "tibia" recuperación española depende mucho de lo que ocurre en el exterior, ya que el margen de autonomía de la política española es muy reducido y porque la recuperación se está produciendo gracias a las exportaciones, no al consumo interno. Por otra parte, indicó que si en la Eurozona se adoptan medidas más expansivas, esa recuperación se podría consolidar, pero si se mantienen las políticas basadas en la austeridad "es altamente probable que sigamos creciendo a ritmos muy reducidos". Y otro rasgo que define esa leve recuperación es que con 1% de subida no se puede reducir la tasa de paro que sufre España y ni familias ni empresas pueden enfrentarse a la deuda privada.

"Es muy complicado que el consumo tire hacia arriba si la familia media española tiene una deuda del 120% de su renta disponible, si los salarios están bajando y si no se crea mucho empleo. Y, lamentablemente, hay que acostumbrarse a que la mitad de los parados no van a encontrar trabajo". 

Políticas de crecimiento

Frente a las políticas de austeridad que se han venido imponiendo en la Eurozona, Ontiveros contrapuso las desarrolladas en Estados Unidos, donde desde el comienzo de la crisis se apostó por estímulos presupuestarios públicos al sector privado. "Se tienen que rectificar las políticas presupuestarias, lo que no quiere decir abandonar el saneamiento, pero sí combinarlo con políticas orientadas al crecimiento, porque sin crecimiento no se pagan las deudas y las familias no cambian el sofá". "En Estados Undios", ha añadido, "los políticos saben que les pagan para que la gente lo pase lo menos mal posible y con las tasas de paro que tenían al comienzo de la crisis lo estaban pasando muy mal. Aquí no se ha entendido así y solo basta comparar cómo se encuentra la Eurozona y cómo se hallan en este momento los Estados Unidos. No hay comparación posible sobre quién ha acertado con la fórmula".

Sobre la manera de ser más competitivos, Ontiveros ha asegurado que "sería estúpido creer que a medio plazo se puede competir con los países emergentes reduciendo los salarios". "Hasta ahora nos han ido bien las ventas de tecnología media y baja, pero a partir de ahora los países emergentes exigen otro tipo de competitividad. Y eso pasa por hacer mejores productos y dar más formación a los trabajadores, no por reducir los salarios".

Ontiveros dedicó su última reflexión a los ocurrido con Fagor Electrodomésticos. "En ningún caso se puede cuestionar el modelo cooperativo de Mondragón. Se trata de un caso de falta de competitividad y de falta de reacción, pero la indiosincrasia del modelo Mondragón sigue plenamente vigente".


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha