eldiario.es

Menú

Las discrepancias sobre qué víctimas deben ser recordadas empaña el Día de la Memoria

Los partidos, las instituciones y hasta las propias víctimas no se han puesto de acuerdo para celebrar de manera conjunta el único día del calendario en el que no ha habido asesinatos terroristas

- PUBLICIDAD -
Vitoria rinde homenaje al cántabro Félix Gallego, policía nacional asesinado por ETA

Vitoria rinde homenaje al cántabro Félix Gallego, policía nacional asesinado por ETA

El Día de la Memoria en recuerdo a las víctimas de la violencia llega a su cita del 10 de noviembre (única fecha del calendario libre de asesinatos terroristas) sin que los partidos ni las organizaciones de víctimas hayan sido capaces de ponerse de acuerdo para celebrarlo. Tanto el PP como Covite (la asociación mayoritaria de víctimas de ETA) no secundarán los actos organizados por el Parlamento y el Gobierno vascos.

El PP vasco celebrará su propia ofrenda a las víctimas del terrorismo en el Parlamento vasco, una hora después de la convocada por la Cámara autonómica. El presidente del Partido Popular en Euskadi, Alfonso Alonso, ha criticado que se quiera “quitar el día” a los damnificados del terrorismo para que estén en el acto quienes no condenan los asesinatos de ETA. Por ello, ha asegurado que su formación no compartirá “fotografía” con EH Bildu.

Frente a estas críticas, el Gobierno vasco ha incidido en que los homenajes se desarrollan "sin exclusiones y sin equiparaciones". En esta línea, ha recordado que  los damnificados por el terrorismo cuentan con su propio día, que se celebra a nivel internacional el 11 de marzo. El acto organizado por el Ejecutivo autonómico se celebrará en el Parque de Doña Casilda, en Bilbao. Solo intervendrá el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien estará acompañado por otros miembros de su Ejecutivo.

"Un futuro en paz, sin olvidar el pasado"

Mientras, en el acto del Parlamento, su presidenta Bakartxo Tejeria leerá el texto que la Asociación de Municipios Vascos-Eudel ha propuesto a los ayuntamientos con motivo de la conmemoración de esa jornada, en el que se emplaza a "construir un futuro en paz, sin olvidar el pasado".

El manifiesto destaca que con la conmemoración del Día de la Memoria las instituciones vascas pretenden emplazar al conjunto de la ciudadanía "a construir un futuro en paz, sin olvidar el pasado y las dramáticas consecuencias padecidas por el conjunto de la sociedad, y de manera específica por las víctimas, a las que se hace necesario reconocer la injusticia de su dolor y padecimiento".

Por su parte, Covite no acudirá al Parlamento porque el homenaje sitúa "en el mismo plano" a todas las víctimas y en él participan "quienes justifican a ETA" -en alusión a EH Bildu-, lo que supone "un ejercicio de cinismo intolerable".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha