eldiario.es

Menú

Las elecciones alumbran un Parlamento vasco con mayoría histórica de mujeres y 36 caras nuevas

En la nueva Cámara vasca se sentarán 40 mujeres, diez veces más que tras las primeras elecciones hace 36 años

Urkullu pierde votos en su pueblo natal, Alonsotegi, EH Bildu cae en la casa de Otegi, Elgoibar, y Mendia puede presumir de ser la candidata a lehendakari más votada en su circunscripción

- PUBLICIDAD -
Los candidatos y candidatas a lehendakari antes de un debate televisivo. Foto ETB.

Los candidatos y candidatas a lehendakari antes de un debate televisivo. Foto ETB.

La relectura más detallada del escrutinio permite extraer nuevas conclusiones de las elecciones vascas. Quizás la gran novedad, un titular en sí mismo que las redes sociales ya destacaban anoche, es que por vez primera hay más mujeres (40) que hombres (35) entre los 75 electos para el Parlamento Vasco. En la legislatura pasada pasaron 101 aforados por la Cámara autonómica, entre titulares y suplentes, y fueron 55 varones y 46 mujeres.

Por partidos, son EH Bildu (11 a 6) y PSE-EE (6 a 3) los que tiran para alcanzar este hito histórico en materia de igualdad. Las bancadas de PNV, Elkarrekin Podemos y PP, en cambio, siguen siendo mayoritariamente masculinas, aunque por muy escasa diferencia. Por territorios, en los tres hay más presencia femenina.

Esta situación contrasta con el primer legislativo constituido en 1980 tras la restauración de la democracia en España y la instauración de la autonomía. De 60 asientos apenas cuatro fueron ocupados por ellas. Las pioneras, todas del PNV, fueron Inmaculada Boneta, Ana Bereciartua, Miren Begoña Amunarriz y Maite Sáez de Olazagoitia. No obstante, las tres últimas presidentas del Parlamento han sido mujeres: Izaskun Bilbao (PNV, 2005-2009), Arantza Quiroga (PP, 2009-2012) y Bakartxo Tejeria (2012-2016).

EA, 3 escaños, IU, 2 parlamentarios

La undécima legislatura vasca tendrá también muchas caras nuevas. Tantas como 36 de 75 personas que no participaron en el último pleno, celebrado en julio, aunque con el matiz de que cuatro de los electos ocupaban la bancada del Gobierno en la pasada legislatura, los consejeros Estefanía Beltrán de Heredia, Ana Oregi, Josu Erkoreka y Arantxa Tapia.

Todos en Elkarrekin Podemos son neófitos en política, aunque el llamado a ser portavoz, Lander Martínez, es asesor en el Ayuntamiento de Bilbao. En sus filas, el más veterano (Juan Luis Uria, 1952) y los más jóvenes (Lander Martínez y Julen Bollain, 1990). Y hasta una joven canaria, Tinixara Guanche. El PNV incorpora a siete personas además de a los cuatro consejeros, en EH Bildu hay ocho fichajes (y la continuidad de dos aforados que se estrenaron a ultimísima hora en la anterior legislatura) y PSE-EE y PP renuevan un tercio de sus nueve representantes en ambos casos. Los veteranos Joseba Egibar (PNV) y Carmelo Barrio (PP) continúan juntos en el Parlamento como siempre desde diciembre de 1990.

De los cinco grupos parlamentarios dos son coaliciones. Sortu, EA, Aralar y Alternatiba componen desde 2012 EH Bildu. Entre los electos hay 3 de EA y uno de Aralar y Alternatiba. “Todos son de EH Bildu, hay que superar viejas inercias”, han explicado desde la formación cuando se les ha pedido el desglose por partidos. En Elkarrekin Podemos IU logra dos actas (el PCE vuelve al Parlamento con Jon Hernández) y Equo una frente a ocho del propio Podemos.

Como anécdota, la debacle socialista ha dejado sin representación por vez primera a la histórica Euskadiko Ezkerra, integrada en 1993 en el PSOE. La legislatura pasada terminó con cuatro veteranos de EE en el grupo socialista (Mikel Unzalu, Patxi Elola, Jon Azkue y Bixen Itxaso) y en solitario alcanzó incluso 9 diputados (1986). Ninguno de ellos ha conseguido revalidar el escaño en un partido que se ha dejado el 40% del apoyo y siete parlamentarios.

Urkullu pincha en Alonsotegi y Otegi en Elgoibar

¿Fueron los líderes políticos profetas en su tierra? Arnaldo Otegi, al menos, no en Elgoibar: EH Bildu se dejó 400 votos respecto a 2012. Llama la atención también el caso de Alonsotegi, localidad natal de Iñigo Urkullu. Allí el PNV perdió seis puntos de apoyo popular (unos 150 votos menos que en 2012) afectado por la irrupción de Elkarrekin Podemos. Fue una auténtica excepción dentro de una noche espectacular para los nacionalistas. Le queda el consuelo de que Durango y Vitoria, las localidades donde reside, fueron más ‘jeltzales’ que nunca. En Abanto y Ciérvana, cuna de Andoni Ortuzar, el PNV bajó en porcentaje de apoyo aunque obtuvo unos pocos sufragios más.

Zabala tampoco fue profeta en sus tierras, Tolosa y Zarautz, donde tiene su polémica casa. Elkarrekin Podemos no pasó del 12% en ninguno de los dos municipios guipuzcoanos. En Barrika (Bizkaia), donde Mendia fue concejal, el PSE-EE se vio superado hasta por el PP y quedó en última posición (con permiso de Ciudadanos). En Arraia-Maeztu (Álava), pueblo en el que Alfonso Alonso tiene una segunda residencia, el PP empató a la coalición morada y superó al PSE-EE.

Pueblo a pueblo, la jornada electoral dejó un mapa vasco color verde ‘jeltzale’ (incluidas las capitales y las ciudades más grandes) con algunos feudos más claritos para EH Bildu. Lasarte-Oria fue la única localidad que retuvo el socialismo en su aciaga noche, Elkarrekin Podemos no tuvo victorias y el PP sí realizó pequeñas conquistas en el sur de Álava, como Laguardia.

Ciudadanos, con 21.000 votos y muy cerca del registro de UPyD en 2012, se quedó fuera del Parlamento aunque sí superó en Álava el listón electoral del 3% que marca la ley. “500 votos”, aseguró Nicolás de Miguel que le faltaron a la formación naranja.

Recuento definitivo: el día 30

Entre los minoritarios, triunfó el PACMA. Los antitaurinos, on 8.500 papeletas, doblaron su marca de 2012 y rozan ya el 1%. Una plancha llamada “Ganemos: Sí se puede” arañó 6.000 papeletas, posiblemente por la confusión con la marca de Podemos. Esos votos hubieran redondeado un mejor resultado para la candidatura de Zabala. Vox, tras haber protagonizado dos actos de campaña custodiados por la Ertzaintza en Vitoria, apenas logró 774 papeletas.

El escrutinio, en todo caso, sigue abierto. Falta por recontar el voto extranjero (CERA). Se hará el próximo día 30 y hasta el 5 de octubre habrá plazo para reclamaciones y quejas. Será entonces cuando se eleven a definitivos los números y se ponga en marcha el reloj para reelegir a Iñigo Urkullu como lehendakari.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha