eldiario.es

Menú

Los empresarios, ante la reforma fiscal: “los entornos más severos no son los que más recaudan”

Recalcan que una vez que va mejorando la recaudación, la reforma fiscal debería atender la reactivación de la demanda interna y fomentar un mayor ritmo de crecimiento y empleo.

- PUBLICIDAD -
Reunión del Consejo Vasco de Finanzas.

Reunión del Consejo Vasco de Finanzas.

Gobierno vasco y diputaciones forales están enfrascados en la reforma fiscal que está por llegar.  El lehendakari y los diputados generales se han hartado de repetir que el objetivo de una política fiscal y una reforma tributaria tiene que ser conciliar la capacidad de atender a todas las políticas públicas sociales en sus servicios esenciales y, al mismo tiempo, reactivar la economía, para ayudar a la generación de empleo. Por si acaso, los empresarios han empezado a tomar posiciones.

El secretario general de SEA-Empresarios Alaveses, Juan Ugarte, ha advertido del riesgo de que se pueda "lastrar" la competitividad de las empresas del País Vasco con una reforma fiscal, ya que la economía vasca es "abierta y muchas de nuestras empresas exportan y tienen que competir con las de otros territorios". Mientras, el presidente del Círculo de Empresarios Vascos, Jorge Sendagorta, ha afirmado que "entramos en un momento de oportunidad, en que el ejercicio del Concierto Económico y la competencia que corresponde a las instituciones vascas en materia tributaria podrán orientarse hacia una política fiscal menos defensiva y que apuntale y robustezca tanto la recuperación económica como la cohesión social".

Lo que le gustaría a Ugarte es que haya una rebaja de los tipos nominales. “Los datos nos dan la razón ya que en la medida de que la recuperación se mantenga, la recaudación va a ir aumentando". No obstante, ha reconocido que el Gobierno Vasco tiene que hacer "la cuadratura de todos los números", no solo de los ingresos. "Nosotros trasladamos que hay que tener mucho cuidado a la hora de fijar los impuestos porque podemos lastrar la competitividad de las empresas y la recaudación".

Por su parte, en una carta de presentación del último boletín del Círculo de Empresarios Vascos,  la asociación que reúne a más de setenta presidentes, consejeros delegados y directores generales de las más importantes empresas vascas, Sendagorta señala que una vez que va mejorando la recaudación, la reforma fiscal debería atender la reactivación de la demanda interna y fomentar un mayor ritmo de crecimiento y empleo, fortaleciendo la competitividad de nuestra economía y aumentando el peso del sector industrial".

Según Sendagorta, es preciso que “la fiscalidad esté tan atenta a proporcionar los medios suficientes” para mantener la protección social como a incentivar la actividad económica y el empleo digno. “De otra manera no habrá ingresos públicos suficientes para sostener el gasto".

En este sentido, recuerda que "hay ejemplos suficientes en nuestro entorno que muestran cómo los entornos fiscales más severos no son los que más recaudan y cómo muchos de los que moderan la carga fiscal nominal obtienen mayores ingresos públicos". "Especialmente cuando se establece una presión nominal exagerada, puede conducir a un retraimiento de los agentes económicos, con menoscabo de la recaudación efectiva", destaca.

Tras indicar que la protección social es un elemento "imprescindible de nuestra convivencia, especialmente en estos momentos en que tras casi una década de crisis se ha incrementado mucho la desigualdad", asegura que para que los programas sociales sean sostenibles en el tiempo, deben sustentarse sobre un sistema económico "eficiente y productivo", capaz de soportar el gasto correspondiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha