eldiario.es

Menú

El enredo de la tasa turística

La consejera Arantza Tapia cree que tiene un efecto “desincentivador”, pero a pesar de eso su departamento “mantiene contactos y analiza con el sector su idoneidad”.

- PUBLICIDAD -

¿Se puede considerar que la aplicación de una tasa tiene un efecto desincentivador  y a la vez estudiar con el sector afectado la idoneidad de su aplicación? La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, entiende que es posible que esas dos circunstancias se den a la vez en el caso de la tasa turística. Se trata de un impuesto implantado en Cataluña por el que todas las personas mayores de 16 años que se alojen en un establecimiento turístico catalán deben pagar una tasa, que oscila desde los 0,5 euros hasta los 2,5 dependiendo del nivel del establecimiento.

En una respuesta por escrito remitida al Parlamento a petición del PSE esta semana, la consejera afirma que el sector turístico vasco considera que tiene un efecto desincentivador. Pero acto seguido asegura que el departamento que dirige está manteniendo contactos y analizando con el sector la idoneidad de la tasa. Tapia vivió ayer el segundo acto de este episodio ayer en el Parlamento, cuando trató deshacer el entuerto. “La implantación de esta tasa no está ni ha estado nunca, ni en la agenda del Ejecutivo ni en su calendario".

“Antes de tomar ninguna medida”, añadió, “es necesario evaluar qué ocurre como hemos hecho en otras comunidades con otras medidas". El objetivo de los contactos con la Generalitat de Cataluña es conocer “el impacto de la tasa”. “El Gobierno vasco está evaluando la tasa para tener datos que avalen la desincentivación que parece ha producido la medida”.

¿Se puede considerar que la aplicación de una tasa tiene un efecto desincentivador  y a la vez estudiar con el sector afectado la idoneidad de su aplicación? La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, entiende que es posible que esas dos circunstancias se den a la vez en el caso de la tasa turística. Se trata de un impuesto implantado en Cataluña por el que todas las personas mayores de 16 años que se alojen en un establecimiento turístico catalán deben pagar una tasa, que oscila desde los 0,5 euros hasta los 2,5 dependiendo del nivel del establecimiento.

En una respuesta por escrito remitida al Parlamento a petición del PSE esta semana, la consejera afirma que el sector turístico vasco considera que tiene un efecto desincentivador. Pero acto seguido asegura que el departamento que dirige está manteniendo contactos y analizando con el sector la idoneidad de la tasa. Tapia vivió ayer el segundo acto de este episodio ayer en el Parlamento, cuando trató deshacer el entuerto. “La implantación de esta tasa no está ni ha estado nunca, ni en la agenda del Ejecutivo ni en su calendario".

 “Antes de tomar ninguna medida”, añadió, “es necesario evaluar qué ocurre como hemos hecho en otras comunidades con otras medidas". El objetivo de los contactos con la Generalitat de Cataluña es conocer “el impacto de la tasa”. “El Gobierno vasco está evaluando la tasa para tener datos que avalen la desincentivación que parece ha producido la medida”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha