eldiario.es

Menú

Los fallecidos y heridos graves en accidentes de moto han bajado más de la mitad en los últimos veinte años en Euskadi

Entre 1993 y 2013 el parque de motocicletas en la Comunidad Autónima vasca se ha multiplicado por tres

- PUBLICIDAD -
Los fallecidos y heridos graves en accidentes de moto han bajado más de la mitad en los últimos veinte años en Euskadi

El número de personas fallecidas y heridas graves en accidentes de moto ha descendido más de la mitad en los últimos veinte años en Euskadi según el quinto monográfico sobre accidentalidad de la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco.

Este quinto monográfico sobre accidentalidad analiza los accidentes de motociclistas en las carreteras del País Vasco durante los últimos veinte años.

En el informe, accesible a través de la página web www.trafikoa.net, se destaca el incremento sostenido en los tres Territorios Históricos del parque de motociclistas que a 31 de diciembre de 2013 se situaba en 111.176, casi el triple que en 1993 y un 8,6% del parque automovilístico total fue registrado el año pasado.

El incremento es "especialmente notable" en los últimos diez años ya que, si bien, entre 1993 y 2002 aumentó un 31%, entre 2004 y 2013 el incremento ha sido de un 94%, según ha indicado el Gobierno vasco a través de un comunicado.

Considerando el número de motocicletas por cada 1.000 habitantes, es Gipuzkoa la que tiene una tasa más alta, concretamente 71, lo que la sitúa muy por encima de los 41 de Araba y de los 40 de Bizkaia.

Si se compara con otras ciudades, como Barcelona con 96 motocicletas por cada 1.000 habitantes o Baleares con 95, se puede decir que, a excepción de Gipuzkoa, el nivel de motorización en el País Vasco es bajo.

ACCIDENTALIDAD

En cuanto a la accidentalidad de las motocicletas, el número de personas fallecidas y heridas graves ha seguido una tendencia descendente, especialmente en Bizkaia, que pasa de 82 muertas o heridas graves en el año 1993 a 29 en el año 2013.

En los últimos veinte años, el número de personas fallecidas o heridas graves en accidentes de motocicleta en las carreteras vascas ha descendido más de la mitad, en 1993 perdieron la vida 147 motoristas, mientras que el año pasado fueron 63.

En el año 2013 fallecieron en el País Vasco 11 conductores de motocicleta, de los que 9 fueron en vías interurbanas y 2 en urbanas y resultaron heridos graves 113 conductores u ocupantes de motocicleta, de los que 54 fueron en carretera.En el 72% de los siniestros de moto se produce algún herido, mientras esta cifra en los turismos es sólo del 25%.

En ese sentido, la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco ha indicado que la probabilidad de fallecer o resultar herido grave cuando un motorista tiene un accidente de tráfico en carretera es seis veces superior si se va en una moto que si se va en otro tipo de vehículo.

"Las personas que conducen o van en moto son más vulnerables por lo que es preciso que aumenten sus medidas de autoprotección y conduzcan con atención, prudencia y respeto al resto de los conductores", ha afirmado la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Garbiñe Sáez de Molinuevo quien, no obstante, ha señalado que la situación está "mejorando moderadamente" ya que si en 2005 los accidentes de moto suponían el 8% de todos los accidentes con víctimas, en 2010 fue el 13%, en 2012 el 12% y en 2013 el 11%.

ACCIDENTES DE FIN DE SEMANA

La distribución de los accidentes de motocicleta por día de la semana pone de manifiesto que los sábados y los domingo son los peores días. El 22% de todos los accidentes de moto que se han producido en los últimos veinte años en las carreteras vascas han ocurrido en sábado y el 17% en domingo, frente al 12% de cada uno de los demás días.

Estos datos también tienen un reflejo en el número de siniestralidad, ya que el 51% de las y los motoristas muertos y el 40% de heridos graves tuvieron el accidente en sábado o domingo. Si se añade la tarde del viernes, se observa que seis de cada diez motoristas fallecidos y cinco de cada diez heridos graves se accidentaron durante el fin de semana.

Las franjas horarias especialmente sensibles son las comprendidas entre las 13.00 y las 15.00 horas y entre las 17.00 y las 22.00. De los datos se desprende que los motoristas apenas circulan durante la noche.

EDADES

Por edades, los datos indican que el grupo de edad con mayor riesgo de accidente con una motocicleta es el que se sitúa entre los 25 y 34 años. El 58% de los accidentados en motocicleta tienen esa edad, mientras que el 28% tiene entre 35 y 44 años y el 12% entre 18 y 24 años.

En cuanto al tipo de accidente, la mayor accidentalidad corresponde a las colisiones frontolaterales, pues uno de cada cuatro accidentes de motocicleta ocurridos en carretera son de este tipo. Si agrupamos todas las colisiones, vemos que la mitad de todos los accidentes de moto son choques con otro vehículo en marcha. Cabe destacar, que un 24% son salidas de calzada, 9% por la izquierda y 16% por la derecha y un 3,7% son vuelcos en la calzada.

En cuanto a su perfil, nueve de cada diez motoristas accidentados son hombres y más de la mitad, concretamente, el 52% de los implicados en accidentes de motocicleta son varones entre 25 y 44 años.

La distracción, el no cumplir alguna de las normas de circulación y la velocidad son los tres principales factores que concurren en la inmensa mayoría de los percances que sufren las motocicletas.

Casi en la mitad de los accidentes de moto no hay otros vehículos implicados y los meses en que más accidentes de moto se producen son mayo, junio y julio.

La cuatro carreteras de la red viaria vasca en las que a lo largo de los tres últimos años más accidentes con víctimas de motocicletas se han producido son la N-634, la GI-636, la A-8 y la BI-637.

La responsable de la Dirección de Tráfico del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha recordado a los usuarios de motocicleta que si bien este tipo de vehículo permite una mayor maniobrabilidad y desplazamientos más flexibles que cualquier otro vehículo, esta ventaja se puede convertir en una mayor fragilidad en cada colisión o caída por lo que es preciso que aumenten su precaución.

En ese sentido, las conclusiones que recoge el informe indican que aunque la motocicleta sea un vehículo más flexible que el resto por su menor volumen y mayor maniobrabilidad, quienes la conducen son "más frágiles" en caso de colisión o de caída.

RESPETAR LA SEÑALIZACIÓN

Por ello, es importante, según esas mismas conclusiones, que la persona usuaria de la moto se conciencie de los riesgos que conlleva su conducción, y que asuma que los accidentes no se producen por azar y que casi siempre se pueden evitar. Para ello, es importante respetar la señalización vial, lo cual además de ser obligatorio supone también una muestra de civismo y educación.

Según el informe, la velocidad excesiva, la conducción de carácter competitivo, el deseo de exhibir ante los las demás personas la audacia y habilidad en la conducción, son "prácticas inconscientes" que multiplican los riesgos de accidente.

Aunque el uso del casco se ha generalizado, "no hay que escatimar", según las conclusiones del Estudio en otros equipamientos complementarios ni en el mantenimiento de la motocicleta. Un mal estado del vehículo puede provocar una respuesta inadecuada ante situaciones imprevistas mientras que un equipamiento adecuado puede ayudar a reducir la gravedad de las lesiones.

La Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, a la vez que ha publicado este monográfico, ha puesto en marcha una campaña de concienciación para las radios en la que se incide en la necesaria precaución que tienen que tener quienes circulan en motocicleta debido a la vulnerabilidad que pueden llegar a sufrir.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha