eldiario.es

Menú

El foro internacional de empleo juvenil firma la 'Declaración de Bilbao' para el fomento del trabajo "decente"

El grupo de expertos y representantes institucionales reunidos este jueves por la Fundación Novia Salcedo en el II Foro Internacional de Empleo Juvenil, Bilbao Youth Employment Forum 2015, han firmado un acuerdo, denominado 'Declaración de Bilbao', con las políticas económicas y sociales que toda la sociedad civil representada (profesores, universidades, partidos, sindicatos e instituciones) considera como puntos esenciales para el fomento del empleo y que será remitida al Parlamento vasco junto a otras muchas instituciones internacionales.

- PUBLICIDAD -

Según han informado los organizadores, los participantes en el foro han dado su respaldo a la campaña para la declaración de una Década del Empleo Juvenil por parte de la Naciones Unidas, a la que ya se han adherido más de 400 entidades de 60 países.

Los expertos reunidos en el Foro han analizado a fondo qué modelo productivo, qué cultura empresarial y qué competencias serán necesarias para fomentar la empleabilidad juvenil a partir del marco estratégico mundial, denominado Objetivos de Desarrollo Sostenible del Milenio, aprobados por las Naciones Unidas el pasado 27 de septiembre.

El concejal de Desarrollo Económico, Comercio y Empleo del Ayuntamiento de Bilbao, Xabier Otxandiano, ha presentado a los participantes un acuerdo de principios, denominado 'Declaración de Bilbao', que se presentará al Parlamento vasco y que refleja que, "siendo patente la necesidad que apremia a toda la sociedad en materia de empleo juvenil y recogiendo el apoyo del Gobierno vasco y del Gobierno de España al proyecto promovido por la sociedad civil de la mano de Novia Salcedo Fundación", los firmantes apoyarán la campaña Internacional para la Declaración de la Década del Empleo Juvenil por parte de Naciones Unidas.

De esta forma, transmitirán desde Bilbao su compromiso con varios principios. "El empleo debe definirse como una prioridad social y el eje motivador del crecimiento económico. Para 2030, trabajaremos para lograr el empleo pleno y productivo y garantizar un trabajo decente para todos los hombres y mujeres, incluidos los jóvenes, y las personas con discapacidad, y la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor", indica.

El segundo principio insta a "sentar unas bases económicas sólidas en todos nuestros países en las que el crecimiento económico sostenido e inclusivo sea esencial para lograr la prosperidad, lo que solo será posible si se comparte la riqueza y se combate la desigualdad en los ingresos".

El punto tercero aboga por trabajar para construir economías "dinámicas, sostenibles, innovadoras y centradas en las personas, promoviendo el empleo de los jóvenes, el empoderamiento económico de las mujeres, y en particular, el trabajo decente para todos".

Otro punto insta a efectuar cambios fundamentales en la manera en que "nuestras sociedades producen y consumen bienes y servicios. Los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector empresarial y otros agentes no estatales y particulares debemos contribuir a modificar las modalidades insostenibles de consumo y producción".

TRABAJO "DECENTE"

También defiende promover modelos empresariales de gestión basados en la participación de las personas y en los liderazgos éticos y la necesidad de actuar sobre las barreras que impiden el acceso al trabajo "decente, y así ayudar a los jóvenes en las transiciones de la formación al trabajo y en la adquisición de aquellas competencias que les permiten mayor empleabilidad".

Bajo estos principios, la Declaración de Bilbao pretende "sumar una corriente de acción y reflexión sobre esta temática que concluya con una Declaración institucional por parte del Parlamento vasco y refrendada por todos los agentes públicos y privados que deseen sumarse a esta iniciativa, que como desemboque en que la Asamblea General de Naciones Unidas Declare una Década a favor del Empleo Juvenil".

La primera edición del BYEF reunió hace un año en Bilbao a 400 representantes de diferentes ámbitos, que reflexionaron en voz alta sobre los principales factores que se deben activar para impulsar el trabajo en las sociedades del futuro.

En concreto, se identificaron cinco barreras que están frenando la creación de empleo: el cambio cultural y la necesidad de redefinir el concepto 'trabajo', la necesidad de definir un nuevo modelo sociolaboral, una nueva cultura de empresa centrada en la competitividad, la innovación y la creatividad, el sistema educativo y el papel que pueden jugar los distintos agentes educativos, y las políticas públicas de empleo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha