eldiario.es

Menú

Un investigador de la UPV/EHU y el restaurante Azurmendi patentan un difusor y un generador de aromas

El investigador del departamento de Química Analítica de la UPV/EHU Josu Trebolazabala y el restaurante Azurmendi de Eneko Atxa (tres estrellas Michelin) han patentado un difusor y un generador de aromas.

- PUBLICIDAD -

Las investigaciones en torno al análisis de los aromas y sabores que poseen diversos alimentos y elementos procedentes de la naturaleza han dado como resultado la creación de dos prototipos que acaban de ser patentados por la Oficina Española de Patentes y Marcas.

El primero de ellos es un generador de aromas naturales denominado Naturan. El fin de este prototipo era generar esencias naturales a partir de diferentes elementos del medio ambiente, pero con la condición de que las moléculas originales no sufriesen ningún tipo de alteración molecular en el procedimiento de su liberación, según ha explicado la UPV en un comunicado.

"Uno de los aromas más singulares que conseguimos fue el de un aroma a recién llovido. Para ello se introdujo tierra seca recolectada de una huerta en un recipiente y pequeñas piedras de esa misma huerta en otro recipiente. Después, generamos una corriente de aire que pasaba por un circuito cerrado que estaba conectada a esos dos recipientes, captando las moléculas aromáticas que poseía cada elemento, de manera que, al final, todas ellas quedaban atrapadas en el agua que se colocaba en otra vasija al final del recorrido", ha explicado Trebolazabala.

Además de este prototipo, se elaboró otro, mediante el cual, los aromas que habían sido generados en el proceso antes descrito, eran evaporados gracias al hielo seco, y se podían liberar en cualquier lugar deseado, por ejemplo, un plato.

El investigador ha precisado que, de este modo, se puede recrear una atmosfera gracias a las moléculas gaseosas olorosas dispersadas, las cuales invaden el ambiente.

Estos dos dispositivos patentados son consecuencia de la tesis que recientemente ha sido presentada por Trebolazabala y que lleva como título "Development of new processes and analytical methodologies for efficient and fast analysis of foodstuffs focused on the culinary field (Desarrollo de nuevos procesos y metodologías de análisis para un eficiente y rápido análisis de productos alimenticios).

El investigador de la UPV/EHU ha analizado la posible acumulación de metales pesados en las diferentes partes de la planta (raíces, tallos, hojas y frutos) de varios vegetales recogidos en 13 huertas de diferentes comarcas del País Vasco.

En el análisis de los resultados obtenidos, se detectó una mayor acumulación de los metales analizados en los vegetales de hoja comestible, como la alcachofa y la acelga, que en los de fruto comestible, como la frambuesa o el tomate. "Las cantidades detectadas en ningún caso suponían ningún peligro para el consumo humano", ha precisado el investigador.

Por otro lado, en estudios más minuciosos de la planta del tomate se observó que el fruto acumula menos metales contaminantes que las raíces, tallos u hojas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha