eldiario.es

Menú

“¿Qué modelo de sociedad quiere este Gobierno que no apoya a las familias?”

La Plataforma de Afectados por los impagos en las ayudas de conciliación censuran al Gobierno tras la confirmación por parte del consejero de Asuntos Sociales de que sólo hay dinero para atender solicitudes hasta abril.

"La mayoría de las familias necesitan esta prestación para llegar a fin de mes. Lo van a pasan muy mal", asegura la portavoz del colectivo afectado.

- PUBLICIDAD -
Las impulsoras de la plataforma minutos antes de entregar los recursos de alzada.

Las impulsoras de la plataforma en un acto celebrado en Vitoria-Gasteiz.

La Plataforma de Afectados por los impagos en las ayudas de conciliación, formada por 300 familias, ha advertido que en miles de hogares vascos, a los que no llegará esta prestación, “lo van a seguir pasando muy mal porque no llegan a fin de mes”. Desde el movimiento se preguntan por qué modelo social apuesta el Ejecutivo de Urkullu “sin contar con las familias, que son el motor de la sociedad”. Nerea Gallastegi, la portavoz del colectivo, ha denunciado la mala gestión en esta materia tras conocer la confirmación del Gobierno de que sólo hay dinero para los subsidios de conciliación que se pidan hasta abril. Así lo ha reconocido el propio consejero de Asuntos Sociales, Ángel Toña.

El sucesor de Juan María Aburto ha explicado que los fondos presupuestados, 31,37 millones en 2015, 14 millones más que el pasado año, llegarán para atender las solicitudes hasta abril. Toña ha precisado que, de los 31,37 millones, 21,6 corresponden a los expedientes de 2014, por lo que ha indicado que previsiblemente en noviembre se agotará la partida, aunque no ha descartado que se pueda ampliar a lo largo del año. Las ayudas se empezarán a conceder a partir de marzo, comenzando por los 12.000 expedientes pendientes del pasado año.

"Ya avisamos que la problemática se iba a repetir"

El pasado 2014 los fondos se agotaron en febrero y los perceptores de esta prestación sufren un retraso en los pagos que se vio interrumpido de forma definitiva en agosto. El Gobierno vasco dispone legalmente de seis meses para entregar el dinero desde que le piden el subsidio. De ahí que pese a acabarse la partida en febrero, se siguieron ingresando hasta agosto las cuantías que se pagan hasta un semestre después.

“Nosotros veníamos anunciando que la problemática se iba a repetir. Que no era suficiente el aumento presupuestado, que no iba a llegar para atender todas las necesidades. Pero nos han hecho caso omiso. Las familias no pueden prescindir de estas ayudas. Por una parte, muchas y muchos trabajadores con reducciones de jornadas o excedencia no pueden permitirse modificar sus jornadas laborales porque resulta incompatible son su vida familiar. A otros, que podrían hacerlo, les es imposible recuperar sus jornadas completas por la crisis, ya no está esa oferta sobre la mesa. Son sentimos indignados, preocupados y con rabia”, ha declarado Gallastegi, portavoz de la plataforma de afectados.

Desde este movimiento, activo en la provincia de Álava, animan a los afectados de Gipuzkoa y Bizkaia a sumarse a su reivindicación. Iniciarán nuevas movilizaciones para reclamar más dinero para la conciliación y no descartan solicitar un encuentro con el propio consejero Ángel Toña, “aunque no esperamos demasiado de él”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha