eldiario.es

Menú

Más de 11.000 niños bilbaínos de menos de 15 años tienen problemas de sobrepeso

Centros sanitarios y educativos de Bilbao se unen para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil

- PUBLICIDAD -
Más de 11.000 niños bilbaínos de menos de 15 años tienen problemas de sobrepeso

Más de 11.000 niños bilbaínos de menos de 15 años de edad sufren problemas de sobrepeso y necesitan de pautas para prevenir y tratar este problema. Con este objetivo, centros sanitarios y educativos de Bilbao se han unido para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil mediante el desarrollo del proyecto LISA.

Según han explicado sus promotores en rueda de prensa en Bilbao, LISA pretende lograr "un cambio muy importante en la determinación de las causas de sobrepeso en los niños y en la forma de prevenirlo".

Su puesta en marcha ha precisado de la colaboración de sanitarios del Hospital Universitario Basurto, del Área de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao, de Centros de Salud de la OSI Bilbao Basurto, y del personal docente de los centros escolares de sus áreas de influencia.

La iniciativa se ha presentado este viernes en el Hospital Universitario Basurto bajo el lema "Menos chuches y refrescos, más agua y ejercicio", que se acompaña de la imagen del personaje que la representa, una gota de agua llamada LISA, "que invita al movimiento".

Durante la presentación, el responsable de la iniciativa, el pediatra endocrino de la OSI Bilbao Basurto Francisco Javier Núñez, ha explicado que el proyecto LISA "nace de una reflexión sobre las causa del sobrepeso en la infancia, su prevalencia y de la forma en la que hasta hoy se ha abordado".

Desde su inicio como proyecto piloto, ha supuesto la colaboración entre sanitarios de la OSI Bilbao Basurto, del Servicio de Promoción de la Salud del Ayuntamiento de Bilbao, de los Centros de Salud de la OSI Bilbao Basurto, y del personal docente de los centros escolares ubicados en sus áreas de influencia.

El acrónimo LISA se forma con las iniciales de los cuatro centros escolares que participaron en la experiencia piloto, Luis Briñas, Iruarteta, Siete Campas y Artatse, que corresponden a los Centros de Salud de Bolueta, San Adrián, Zorroza y Otxarkoaga.

Según Francisco Javier Núñez, "conceptualmente", el programa supone "un cambio muy importante en la determinación de las causas de sobrepeso en los niños", así como "en la forma de prevenirlo y tratarlo".

El proyecto identifica como responsable del sobrepeso infantil "no a las calorías ingeridas con los alimentos en las horas de las comidas", las denominadas "calorías nutricionales", sino las llamadas "calorías plus o calorías de paladar", que se toman "fuera de las horas de comidas, en forma de bebidas carbonatadas dulces y chuches" y que van "asociadas al sedentarismo".

Según el doctor de la OSI Bilbao Basurto, una vez identificadas las causas, propone "la actuación en su aspecto preventivo y terapéutico de forma grupal, sobre los niños en su medio natural, los centros escolares", en los que se les propondrán "dos o tres cambios de rutina, fáciles de entender y cumplir".

A su juicio, en estos espacios en los que se encuentran "rodeados de sus semejantes", los niños "no se sienten objeto del problema". Por ello, la propuesta "sustituye o complementa a la actual intervención individualizada que habitualmente se realiza en la consulta sanitaria", en la que "generalmente, las propuestas de cambios de pautas son globales y no siempre fáciles de asumir por los niños y sus familias".

Núñez asegura que la iniciativa prescinde de la palabra y del concepto dieta, "tan interiorizada como eje de los tratamientos clásicos", para enseñar a los niños a mantener "una alimentación sana y saludable, a beber agua y a moverse en su entorno, caminando y olvidándose del ascensor para subir escaleras".

PLAN PILOTO

El plan piloto del proyecto se desarrolló durante cuatro meses, entre febrero y junio de 2015, en los cuatro centro escolares y "tuvo una excelente aceptación por parte de los niños y familias, lo que permitió la interacción con ellos". En la actualidad, el proyecto se ha ampliado a 18 centros sanitarios y escolares, lo que ha supuesto "un importante salto cuantitativo", ya que implica a más de 1.000 niños de Bilbao.

Para el desarrollo de esta nueva fase, LISA, cuenta, además de las instituciones coparticipantes en el proyecto piloto inicial, con la colaboración de la Sección de Salud y Deporte de la Diputación Foral de Bizkaia, que posibilitará la utilización de material de apoyo para los tutores y niños en los centros escolares, de Metro Bilbao, que "dará visibilidad" a "la amiGOTA", "cara del proyecto".

Javier Núñez ha insistido en que el objetivo es "optimizar la prevención y tratamiento de esta epidemia de nuestro siglo, el sobrepeso y la obesidad infantil", que constituye un "prevalente problema de salud, con gran repercusión individual, tanto clínica como emocional, social y económica, que se expresa en la infancia y se acentúa en la vida adulta".

Aunque las tasas de obesidad son "muy variables", se estima que más de 11.000 niños de Bilbao menores de 15 años tienen problemas de sobrepeso.

La rueda de prensa ha contado con la presencia del asesor de la Diputación Foral de Bizkaia Carlos Sergio, la concejal del asesor de la Diputación Foral de Bizkaia, la concejal de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao, Yolanda Díez, y la jefa de Marketing y Comunicación de Metro Bilbao Susana Palomino.

Los participantes han visitado posteriormente la estación de San Mamés del Metro Bilbao, donde han procedido a subir las escaleras de acceso no mecánicas para simbolizar "uno de los objetivos del proyecto, el movimiento". En el acto también han estado presentes escolares del colegio Basurto y algunos deportistas vizcaínos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha