eldiario.es

Menú

Sin noticias de la vicepresidenta

"Ella quedo en llamar y ella llamará", despacha el Gobierno vasco sobre la prometida reunión con Sáenz de Santamaría para hablar de transferencias a la vuelta de vacaciones

- PUBLICIDAD -
El Gobierno señala que el paro de agosto es "muy coyuntural" y España crece

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría EFE

No hay fecha prevista para la reunión pendiente entre los Gobiernos central y vasco para abordar, entre otras materias, la negociación de las transferencias pendientes del Estatuto de 1979, según ha señalado este martes el portavoz vasco, Josu Erkoreka, también consejero de Autogobierno. "Ella quedó en llamar y ella llamará", ha despachado Erkoreka a preguntas de los periodistas en relación al anuncio que él mismo realizó antes de vacaciones tras un contacto previo con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ahora volcada en Cataluña.

El Gobierno vasco, de PNV y PSE-EE, ha fijado como "prioridad" el desarrollo estatutario y especialmente la obtención de las competencias de Prisiones y del régimen económico de la Seguridad Social (sin modificar el sistema de 'caja única'). El deshielo de las relaciones con el Ejecutivo del PP se inició en primavera y tras una reunión de Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu a finales de julio, acordaron delegar en sus respectivos 'números dos' la posibilidad de avanzar en una materia siempre espinosa.

Fue Erkoreka quien alimentó, tras su primera toma de contacto con la vicepresidenta, que esa reunión sobre transferencias se produciría a finales de agosto o a principios de septiembre, es decir, a la vuelta de las vacaciones. No sólo no se ha producido sino que ni siquiera ha habido una llamada para cerrar agendas. "No tenemos especial apremio", ha querido quitar hierro Erkoreka, aunque el Gobierno desearía poder conocer si hay posibilidades de acuerdo antes de que el lehendakari presente su balance político en el pleno de política general del Parlamento Vasco, sesión anual que se celebrará el próximo 21 de septiembre.

En paralelo, el Gobierno ultima un informe jurídico sobre el grado pendiente de cumplimiento del Estatuto de 1979. Será una actualización de los trabajos ya existentes y que fijan en un 24% el "quántum" del autogobierno reconocido y no ejecutado, según adelantó eldiarionorte.es.

Parece que el "apremio" tampoco existe para el PP, según ha señalado hoy su presidente en Euskadi, Alfonso Alonso. Alonso ha asegurado que la "prioridad" de llevar a cabo esas transferencias lo es sólo para el Ejecutivo vasco y que, en todo caso, la reunión debería servir para atender los intereses generales. Alonso ha advertido también que espera que el PNV se mantenga "lejos de aventuras radicales" como la de Cataluña.

Por su parte, el líder de la coalición EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha descartado que pueda haber una "solución" al encaje territorial vasco "en términos de autonomía". La portavoz de formación en el Parlamento, Maddalen Iriarte, llegó a decir que a los vascos se les quedaría "cara de burro" si Cataluña lograse la independencia y el País Vasco continuase dentro de España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha