eldiario.es

Menú

11.700 pisos nuevos languidecen en Euskadi a la espera de comprador

La caída en la demanda de vivienda debido a la crisis ha generado un importante depósito de pisos nuevos sin vender: el 1,1% del parque inmobiliario de la comunidad

- PUBLICIDAD -
Más de 11.000 pisos nuevos esperan comprador en Euskadi.

Más de 11.000 pisos nuevos esperan comprador en Euskadi.

La crisis económica ha pasado (y sigue haciéndolo) una dura factura al sector de la construcción en Euskadi. A la pérdida de empleo (uno de cada tres) y el cierre de empresas e inmobiliarias (una de cada dos), hay que sumar el depósito de vivienda nueva que se ha quedado sin vender. La notable contracción en la demanda de vivienda ha generado un importante ‘stock’ de este tipo de pisos. Este ‘stock’ se cifra en 11.760 viviendas (tanto protegidas como libres), lo que representa el 1,1% del parque inmobiliario de la comunidad autónoma, la mitad del porcentaje que supone en España (2,1%).

La reducción de la actividad en el sector se confirma al analizar la tendencia a la baja reflejada en el número total de viviendas terminadas desde 2008 (tanto libres como protegidas). En 2014 se concluyeron en Euskadi un total de 4.715 viviendas, mientras que en los años anteriores a la crisis se terminaba un promedio de 15.000 por año.

En el caso de la vivienda libre, en el trienio comprendido entre el año 2000 y el 2002 se concluyeron más de 40.000, el máximo histórico. Esta cifra supera el total de pisos terminados entre 2008 y 2014.

El esfuerzo inversor de las administraciones públicas permitió mantener hasta 2011 un volumen considerable de producción de vivienda protegida, año en el que se terminaron 5.473 viviendas, el nivel más elevado de toda la serie histórica (una de cada dos viviendas terminadas en el País Vasco fue protegida). A partir de 2012, se aprecia una reducción en el número de viviendas protegidas terminadas, pero en términos relativos al total de viviendas la proporción de casas protegidas terminadas continúa siendo muy relevante.

Los problemas para construir ha hecho que una parte del sector vuelva sus miras hacia la rehabilitación. Pero lo cierto es que no ha podido convertirse en este período de crisis en la alternativa a la edificación de obra nueva en términos de generación de actividad económica. Aunque el número medio de licencias vinculadas a la rehabilitación de viviendas crece ligeramente entre 2008 y 2014, la evolución del presupuesto de este tipo de obras refleja un decremento considerable: desde 280 millones de euros en 2007 a 83 millones de euros en 2014.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha