eldiario.es

Menú

¿Se puede predecir la energía que traerá el oleaje?

El grupo investigador Eolo, de la Universidad del País Vasco, ha desarrollado una técnica para prever con varias horas de antelación la energía de las olas y poder integrarla en la red eléctrica

- PUBLICIDAD -
La intermitencia es uno de los problemas de la energía marina: a veces, abunda; otras veces, escasea.

La intermitencia es uno de los problemas de la energía marina: a veces, abunda; otras veces, escasea.

La intermitencia es uno de los problemas de las energías renovables, incluida la marina: a veces, abunda; otras veces, escasea. De ahí que, para gestionar adecuadamente la energía del mar e integrarla en la red eléctrica, convenga saber cuándo traerán suficiente fuerza las olas. El grupo Eolo, de la Universidad del País Vasco, ha desarrollado varios modelos de predicción de la cantidad de energía undimutriz (la energía que permite la obtención de electricidad a partir de energía mecánica generada por el movimiento de las olas) para el golfo de Bizkaia, utilizando para ello la técnica denominada random forests (bosques aleatorios).

La energía marina tiene un gran potencial de futuro, según los expertos, pero hay que recorrer todavía un largo camino hasta su aprovechamiento masivo. Pese al problema de la intermitencia, la energía de las olas tiene una ventaja con respecto, por ejemplo, a la eólica: es más fácil predecir un oleaje óptimo que unas ráfagas de viento apropiadas. Por eso, tan importante como contar con prototipos eficientes para el aprovechamiento de la energía undimutriz es saber cuánta energía traerán las olas dentro de unas horas. Conociendo dicho dato, se puede insertar mejor la energía producida por las olas en la red eléctrica, y, de paso, aumentar el consumo de energía renovable.

Gabriel Ibarra, investigador y miembro del grupo Eolo, asegura que los modelos desarrollados por su grupo para predecir la energía de ña olas son “más fiables” que otros ya existentes para las predicciones a entre tres y 16 horas vista. “Los modelos de EOLO están basados en una serie histórica de mediciones que comparan entre sí los niveles de energía de las olas en un momento dado y los que se prevén para dentro de algunas horas. La medición se realiza mediante boyas, de las que cinco están instaladas en el golfo de Bizkaia, tres cerca de la costa gallega y dos en mar abierto”. El organismo Puertos del Estado se encarga del mantenimiento de las boyas instaladas en Galicia, y el servicio meteorológico británico (MetOffice) de las de mar abierto.

Cambio climático y oleaje

Dos son las prioridades del grupo Eolo con vistas al futuro. Por una parte, acceder en tiempo real a los datos del modelo meteorológico WRF (Weather Research and Forecasting), que le servirán para mejorar los resultados actuales. Y por otro lado, continuar investigando los escenarios climáticos que puedan producirse en el futuro. Y es que el cambio climático afecta también al oleaje, así como a los temporales que, con cierta frecuencia, azotan la costa vasca. “Es importante saber qué evolución tendrá la energía marina las próximas décadas. Las investigaciones sobre la predicción de la energía de las olas no han hecho más que comenzar, y no han llegado todavía a la fase operativa, es decir, no se aplican directamente”.

La primera instalación operativa para el aprovechamiento de la energía marina se erigió en Portugal, en el 2008. En el País Vasco, se inauguró en el 2011 una pequeña instalación en Mutriku. La central de Mutriku envía a la red eléctrica la energía que produce. Por otra parte, la plataforma BIMEP (Biscay Marine Energy Platform), dependiente de EVE, creará en breve una plataforma de ensayos para probar prototipos con actividad de olas real.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha