eldiario.es

Menú

Dos asociaciones acusan a Cultura de "mentir" para retirarles las ayudas

Las organizaciones que se han quedado sin subvención, mientras a otras del mismo ramo se les ha aumentado más del 65%, se sienten "discriminadas".

Para el colectivo de escritores y de productores "es una decisión claramente política, si no, no se explica".

- PUBLICIDAD -

Las asociaciones culturales que se han quedado sin la subvención que recibían del Gobierno vasco, no comparten las razones que la consejera de Educación, Cultura y Política Lingüística, Cristina Uriarte, ha dado en el Parlamento esta misma semana sobre la retirada de las ayudas a unas asociaciones sí y a otras no. Una actuación calificada como “sectaria” por parte de los grupos no nacionalistas de la Cámara.

La Asociación de Escritores de Euskadi (AEE) y la Asociación de Productores Vascos (EPE-APV) han visto cómo el Gobierno vasco ha retirado sus ayudas, mientras mantiene e incluso aumenta hasta más de un 65% las que reciben otras dos sociedades análogas. Así, Euskal Idazlen Elkartea (EIA) pasa de 60.000 a 100.000 euros, e IBAIA, que agrupa a algunas empresas audiovisuales, de 60.000 a 80.000.

“La razón que nos dieron desde el Departamento de Cultura es mentira”, afirma Álex Oviedo, el anterior secretario de la AEE. “Dicen que utilizábamos el dinero para sufragar infraestructuras y para contratación de personal, y eso solo suponía una mínima cantidad de la partida con la que pudimos sacar adelante un buen número de proyectos  que van desde la edición de libros, a certámenes de poesía o conferencias”, apunta Oviedo. En el mismo sentido se expresa Javier Maura, tesorero de la misma asociación, para quien “es una decisión claramente política, si no, no se explica “. Además,  añade, “nos sentimos discriminados, es una decisión injusta”.

La Asociación de Escritores de Euskadi cuenta con 70 socios que pagan una cuota anual y el único requisito que tiene que cumplir es ser vascos, para lo que basta con “haber nacido o residir en Euskadi”, explica Maura. Además, según afirman, “pueden escribir en cualquier idioma: castellano, euskera, inglés, o el que quieran”. Oviedo reconoce que su dimensión es mucho menor que la de EIA, que cuenta con 325 socios, pero, en palabras de Oviedo “eso no es una razón para discriminar a una asociación”. De hecho, concluye que ”si se dan ayudas, se dan a todos”.

“Hay que ser ecuánime con la realidad, nosotros también existimos, llevamos doce años”, asegura Juárez que ve “intervencionismo” en esta decisión, “te lleva a pensar, ¿es que ellos tienen más afinidad?.


La situación de los productores vascos asociados en EPE-APV es similar, aunque las razones dadas desde Cultura son otras. La consejera Uriarte y su Departamento abogan por una interlocución única entre la asociación mayoritaria, IBAIA, y la Administración para “evitar duplicidades”. El presidente de EPE-APV, Carlos Juárez, lo tiene claro: “buscan justificar lo injustificable”. “Hay que ser ecuánime con la realidad, nosotros también existimos, llevamos doce años”, asegura Juárez que ve “intervencionismo” en esta decisión, “te lleva a pensar, ¿es que ellos tienen más afinidad?”.

Ambas asociaciones van a seguir trabajando pese al varapalo que ha supuesto la supresión de la subvención nominativa. “Buscaremos la manera de encajar las partidas, aunque no es una cuestión solo de dinero, el problema es simbólico”, se lamenta Carlos Juárez.

Por su parte, EPE-APV ha convocado una Junta este sábado para tratar el tema. “No lo aceptamos, buscaremos medidas para denunciar este ataque”,  avisa Javier Maura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha