eldiario.es

Menú

Impulso a la reforma institucional en Euskadi desde la oposición

El PSE-EE trabaja ya en la elaboración de un cambio de la Ley de Territorios Históricos para acabar con los "anacronismos" en materia competencial y de normativa tributaria y reforzar el poder de las instituciones comunes vascas.

Los socialistas acusan a los territorios históricos de haber impuesto una "marginación, hasta la irrelevancia" de la "competencia armonizadora de las instituciones comunes" en materia tributaria.

Paralelamente al trabajo de redacción de la ley, se promoverá una discusión con expertos para intentar extender el debate más allá de los foros políticos y abordar así una aproximación al mismo desde la Universidad.

- PUBLICIDAD -
El lehendakari apela a la necesidad de una política pública de Memoria

El lehendakari Urkullu, en una sesión de control del Parlamento vasco.

Los socialistas siguen trabajando su propuesta articulada que presentarán tras el verano en relación a la reforma de la Ley de Territorios Históricos, una modificación comprometida por el PNV y el lehendakari en el acuerdo suscrito entre peneuvistas y socialistas en 2013, y que el Gobierno vasco no ha dado muestras de presentar en todo este tiempo. Mientras EH Bildu intenta arrastrar al debate soberanista al PNV y al lehendakari y poner fecha a una consulta, el PSE quiere actualizar el autogobierno vasco en el marco de la reforma federal que defiende el PSOE para España, pero sobre todo tomar la iniciativa en la reforma institucional interna del País Vasco. Y ahí la reforma de la LTH y la Ley Municipal vasca -ésta ultima ya remitida al Parlamento por el Ejecutivo- son las dos vías por las que el PSE quiere que discurra la nueva arquitectura institucional hacia adentro en Euskadi.

En el pactado sellado entre el PSE y el PNV, con la bendición de Urkullu, en septiembre de 2013 se incluían nuevos compromisos legislativos, algunos de los cuáles el Gobierno peneuvista no ha mostrado ninguna prisa para poner en marcha. Mientras que otros como el de la Ley Municipal Vasca ya están en la Cámara. En el caso de la reforma de la LTH vía Ley no hay ni un anteproyecto elaborado y aprobado por el Ejecutivo que encabeza Urkullu.

El acuerdo apuntaba la "modificación/actualización" de la LTH, algo que debería producirse "antes del 31 de diciembre de 2015". La iniciativa legislativa de dicha modificación/actualización corresponderá al Gobierno vasco de la cual dará cuenta al PSE. Para dar total coherencia al sistema institucional, su presentación y debate deberá llevarse a cabo ante la ponencia parlamentaria ya constituida, ponencia que velará y/o tomará la iniciativa para que la tramitación de dicho proyecto cuente con la agilidad suficiente, de manera que su aprobación definitiva se ajuste al plazo temporal establecido anteriormente".

Vistos los plazos, la líder de los socialistas vascos, Idoia Idoia, ya ha anunciado que tras el verano llevará a la Cámara una proposición de ley para reformar la Ley de Territorios Históricos (LTH) ante la "desidia" del Ejecutivo en este asunto. Una propuesta en la que ya trabajan en la Ejecutiva. En un documento titulado ' Notas para la reforma institucional de la Comunidad Autónoma Vasca', el PSE es consciente de que para hacer realidad su modelo institucional se "requiere, al menos, la modificación del Estatuto y de la Ley del Concierto. Pero queremos ganar la presente legislatura par ala reforma de la LTH y abordar dos cuestiones fundamentales como son el reparto competencial y la participación del Parlamento vasco en la distribución de los recursos, sin que esto suponga renunciar a nuestro objetivo de que sean las instituciones comunes las que determinen la política tributaria".

Los socialistas ya lograron introducir en el acuerdo firmado en septiembre de 2013 con el PNV -y con la presencia del lehendakari Urkullu- que el Parlamento debata y fije la política fiscal armonizada, dejando a las Junta Generales de las diputaciones que concreten esa política fiscal, tal y como reconoció en su día el dirigente del PNV Joseba Egibar. Aquel pacto, que inició la legislatura de la tranquilidad para el PNV, incluía también la creación de una comisión -al estilo de Órgano de Coordinación Tributaria- en el que Gobierno y las tres diputaciones diseñen los planes de lucha contra el fraude fiscal (estimado en 2.500 millones de euros anuales en Euskadi), aprovechando una novedosa conexión de las bases de datos de las tres haciendas forales.

"Grandísimas dificultades"

En la reforma diseñada por el PSE se pretende, por un lado, clarificar las competencias de los tres territorios, ya que "no puede pretenderse la configuración de los Territorios Históricos, en determinados ámbitos competenciales, como auténticas comunidades autónomas en el interior de la Comunidad Autónoma del País Vasco".

Los socialistas pretenden reformar la norma actual para regular la competencia de los tributos integrados en el Concierto Económico, ahora en manos forales, ya que la "existencia de tres sistemas competenciales provinciales sobre la regulación normativa" de esos tributos "se ha mostrado un anacronismo, en la medida en que deja a las instituciones comunes al margen del ejercicio ordinario de la regulación normativa de los tributos", se afirma en el documento, al que ha tenido acceso eldiarionorte.es. En ese sentido, la propuesta del PSE recuerda que la  Ley de Armonizacion, Coordinación y Colaboración Fiscal -aprobada en 1989- ya prevé en su artículo 2 como objetivo la "armonización, determinando el sometimiento de los Territorios Históricos a las disposiciones armonizadoras que se establezcan en las leyes que dicte el Parlamento vasco", sostienen en el documento.

Pese a las "grandísimas dificultades de gestión política" y "problemas prácticos" que reconocen para llevar adelante la reforma en relación a los tributos y su armonización, el PSE cree que "habría que tratar de 'normalizar' el ejercicio de las competencias armonizadoras de los diferentes impuestos, cuando sea necesario". Y acusa a los territorios históricos de haber impuesto una "marginación, hasta la irrelevancia" de la competencia armonizadora de las instituciones comunes".

Finalmente, y dentro de su tradición municipalista, el PSE-EE propone una arquitectura interna de país que reserve a los municipios un "papel institucional central como base del conjunto del sistema institucional", precisamente la que ahora se tramita en el Parlamento en base al proyecto de la Ley Municipal Vasca elaborado por el Gobierno de Urkullu.

Paralelamente al trabajo de redacción de la proposición de ley que sirva para modificar el sistema institucional vasco, se promoverá una discusión con expertos para intentar extender el debate más allá de los foros políticos y parlamentarios y abordar así una aproximación desde la Universidad, según fuentes de la dirección.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha