eldiario.es

Menú

"Corremos el riesgo de que sea la televisión la que determine quién tiene que gobernar"

Íñigo Martínez, candidato de Ezker Anitza-IU (Unidad Popular) por Bizkaia, cree que "había caldo de cultivo" para haber ido junto a Podemos y "tratar de tú a tú al PP". Anuncia que los votos a IU servirán para parar un Gobierno de la derecha

"Se ha hecho una política de entretenimiento, del espectáculo. Se ha primado el 'Hormiguero' frente al 'Debate de TVE1' por decirlo gráficamente, aunque igual el debate de la 1 no es el mejor ejemplo de cómo debe hacerse un debate", sostiene

- PUBLICIDAD -
Íñigo Martínez, candidato por Ezker Anitza-IU (Unidad Popular) en Bizkaia.

Íñigo Martínez, candidato por Ezker Anitza-IU (Unidad Popular) en Bizkaia.

Íñigo Martínez (Barakaldo, 1987) cabeza de lista de Ezker Anitza-IU (Unidad Popular) por Bizkaia lleva luchando, como muchos otros candidatos de IU, incluido Alberto Garzón, contra los elementos desde el inicio de la campaña. Como cuando la Junta Electoral de Bizkaia resolvió que su formación no tenía derecho a estar en los debates organizados por EITB. Son la tercera fuerza en España, pero el nivel de "exclusión" en las televisiones, donde en esta campaña se parte el bacalao, y el discreto seguimiento de su campaña electoral les han convertido en una fuerza casi residual.

Pese a todo, aspiran a tener grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados que salga de las urnas el 20-D. Y pondrán sus escaños en primer lugar a disposición de quien pueda frenar un gobierno de la derecha en este país (del "PP o de Ciudadanos", precisa Martínez. Pero lo harán sobre bases programáticas, las mismas que creen que ha abandonado la formación que dirige Pablo Iglesias en su viaje al centro por convertirse en un partido 'atrapalotodo'.

Cayo Lara, en la presentación de su candidatura el otro día en Bilbao, dijo que "los poderes financieros han decidido que la voz de la izquierda no la escuche la mayoría", por la "exclusión" de los debates televisivos.

Hay un pacto, escrito o no escrito, tanto por la interpretación un tanto torticera de la Junta Electoral sobre la representatividad actual de IU, como de los grandes medios de comunicación, en concreto el Grupo Atresmedia, no invitándonos al debate electoral, o tampoco al programa especial sobre el cara a cara de Rajoy-Sanchez, un pacto de veto a IU. Y la respuesta es nuestro programa, que no renuncia a determinados máximos como la creación de empresas públicas en algunos sectores estratégicos, o la salida de la OTAN, el proceso constituyente, el referéndum sobre Monarquía o República, propuestas que no quieren que estén en el debate político en esta campaña. Y por eso vetan a IU y a Alberto Garzón.

¿Defienden también el derecho a decidir? Se lo pregunto porque algún candidato de Podemos como Pablo Echenique ha señalado que la formación morada es el único partido nacional que defiende una consulta para el modelo territorial.

No es que lo defendamos ahora, es que una fuerza motora de IU como el PCE ya lo defendía en 1931. Y lo seguimos defendiendo en 2015. Abogamos por el derecho de autodeterminación, tanto para las cuestiones nacionales, como las sociales, sobre el modelo económico. Es decir, no solo para definir el estatus político.

Lo cierto es que IU está fuera de esta campaña electoral. ¡Es que no les llevan a la televisión ni de comentaristas!

En enero de 2014 había unas encuestas que nos situaban con una intención de voto del 14%-15%, como ahora a Podemos, y se encendieron las alarmas de los grandes políticos y financieros del país. La prueba de ellos es que hubo una serie de embajadores europeos que desfilaron por la sede de IU para conocer de primera mano nuestras propuestas, porque había una perspectiva de crecimiento, y ahí empezó una campaña de desprestigio de IU, cuya última evidencia es el veto total que estamos sufriendo ahora.

Veto a la tercera fuerza política del Congreso de los Diputados.

No solo ahí, también lo fuimos en las elecciones europeas, tercera fuerza política en número de concejales, de diputados provinciales. Por eso pensamos que el veto es más grave si cabe. Es verdad que en las autonómicas tuvimos un retroceso y que hay fuerzas emergentes que ahora compiten por ser tercera fuerza en el Congreso.

No parece que IU vaya a ser la tercera fuerza, atendiendo a todos los sondeos publicados, tanto públicos como privados. ¿Cree que la decisión de no participar junto a Podemos ha sido un error, que la Unidad Popular no incluyera también a Podemos?

Hay mucha volatilidad en las encuestas y en el electorado: hay un 30%-40% aún de indecisos. Pensamos que vamos a tener grupo parlamentario. Sobre Podemos, con sus actuales propuestas, sería bastante complicado comulgar.

¿Con cuáles sería difícil comulgar? Sea más preciso.

Hombre con la no salida de la OTAN y con el respeto a los acuerdos que hay entre España y esta organización, no apostar por lo público en todo lo relacionado con la energía. Aunque es verdad que abogamos por una candidatura de Unidad Popular en la que cupieran todas las fuerzas que ahora no vamos juntos. Un programa de mínimos que nos hubiera dado mejores resultados que los que vamos a sacar por separado. Donde vamos juntos, como en Galicia, los resultados de los sondeos demuestran que había caldo de cultivo para haber ido juntos .

Nuestro programa no renuncia a determinados máximos como la creación de empresas públicas en determinados sectores estratégicos, o la salida de la OTAN, el proceso constituyente, el referéndum sobre Monarquía o República, propuestas que no quieren que estén en el debate político en esta campaña. Y por eso vetan a IU y a Alberto Garzón.

¿Diría que Podemos, con esa dejación de postulados que defendía en sus orígenes, ya no representa a la izquierda?

(Silencio) Ellos lo que han hecho es moderar su discurso para intentar atraer ese votante de centro y ser un partido 'atrapalotodo' y ampliar su base electoral. Y lo han hecho renunciando a muchos de los postulados que tenían en su origen. Tendrán que demostrar si la política que van a hacer es de izquierdas o si la moderación que presentan ahora la van a mantener en el futuro.

¿Y los votos de IU, tenga o no grupo parlamentario, esos escaños si son necesarios para algún candidato de la izquierda o de centro izquierda como el PSOE o Podemos, o de ambos juntos, estarán en esa suma?

Nuestra primera premisa siempre es vetar los gobiernos del PP y de la derecha, en este caso también incluimos a Ciudadanos, evidentemente. Y lo segundo es sentarse a hablar en base al programa. Hay unos mínimos que pensamos que son básicos para investir un Gobierno. Vamos a exigir que se intente abrir un proceso constituyente o que se apruebe un plan de rescate social o negociar la salida de la OTAN. Iríamos a esa negociación con la mejor de las perspectivas para un pacto de investidura, de gobierno o de lo que hipotéticamente fuera. 

Si no hay grupo parlamentario y se produce una debacle, el futuro de IU sería disolver las siglas y confluir con otras organización, refundarse...?

Vamos a conseguir grupo parlamentario. Pero, tras el 20-D, probablemente en el Estado español haya un repensamiento de la izquierda en general, no solo de IU. El futuro de IU no depende de tener o no grupo en el Congreso. Un proyecto de izquierdas, federal, anticapitalista, repúblicano, no está en cuestión, son nuestras señas de identidad, e IU lo va a seguir defendiendo el 21 de diciembre. No está en cuestión. Pero el debate que se vaya a producir, en fin, no sé lo que va a pasar. Hay asamblea de IU y de Ezker Anitza en 2016 porque toca, y ahí decidiremos. Pero tener un diputado más o menos no va a cambiar nuestro análisis de la sociedad o de la situación de la izquierda.

¿Cree, como decía Lara el otro día, que estamos en la "política líquida", donde no se debaten los problemas de fondo de este país? ¿El candidato más campechano será el futuro presidente de España?

Estamos cayendo en eso. Hemos caído en el producto televisivo, en lo que vende y más anunciantes atrae y en las audiencias. Se ha hecho una política de entretenimiento, del espectáculo, se ha primado el 'Hormiguero' frente al 'Debate de TVE1' por decirlo gráficamente, aunque igual el debate de la 1 no es el mejor ejemplo de cómo debe hacerse un debate, una política de ver quién sabe tocar la guitarra, en vez de mirar las propuestas políticas. Y esto es peligroso a largo plazo. Ahí está el caso de Ciudadanos, un partido muy de derechas con unas propuestas muy peligrosas que, por el hecho de tener unos candidatos amables y una muy buena política de comunicación, han tenido unos resultados bastantes buenos en las catalanas. Y Podemos también se explica en parte por el fenómeno televisivo. Es verdad que no ha salido un extremista de derechas, pero corremos el riesgo de que sea la televisión la que determine quién tiene que gobernar. Y que quien sea más campechano y vendible a través de la televisión será el que gobierne y no el que tenga mejores propuestas.

Dígame tres razones por las que un ciudadano vasco/vizcaíno debe votar IU y negar así que sea un voto para tirar a la papelera.

Todos los votos a Ezker Anitza-IU, Unidad Popular van a ir a ese grupo de izquierdas para seguir defendiendo, como hemos hecho desde 2011, la pelea contra Mario Draghi, luchar contra la reforma laboral, salir a la calle contra la reforma del aborto, o toda la política vasca que hemos llevado al Parlamento, como el conflicto de Fagor, el tema del pantano de Barakaldo, y vamos a seguir llevándolas. Y otras propuestas que defenderemos como la Banca pública, la nacionalización de sectores estratégicos o el proceso constituyente. Somos la única fuerza que lo va a hacer con nitidez, mientras otros están por la lucha por el centro de la política. Ese es el voto útil realmente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha