eldiario.es

Menú

Los jueces mantienen básicamente los servicios mínimos para el 30-M

El TSJPV sólo atiende la petición de los sindicatos referente a los centros de menores e intervención social y a los call center de los servicios sanitarios.

Los sindicatos habían considerado "abusivos" los servicios mínimos.

- PUBLICIDAD -

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha mantenido los servicios mínimos ordenados por el Gobierno vasco para la jornada de huelga general convocada por ELA, LAB, STEE-EILAS para mañana. De hecho, la resolución judicial sólo suspende parcialmente en aspectos menores la Orden de 27 de mayo de 2.013 dictada por el del consejero de Empleo y Políticas Sociales del Ejecutivo autonómico, Juan María Aburto, en relación con la huelga general convocada para el 30-M.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal, presidida por la magistrada Ana Isabel Rodrigo, en un auto comunicado esta tarde y del que es ponente el magistrado Angel Ruiz, mantiene básicamente los servicios mínimos decretados por el Ejecutivo vasco.

- En relación con el punto 1.- d), de la orden del Gobierno, los servicios mínimos que se fijan son los de un sábado. Este apartado se refería al servicio Call Center de los centros hospitalarios, fijados en un 50% del personal, es decir, 7 auxiliares administrativos en el turno de mañana y 3 auxiliares administrativos en el turno de tarde.

- En relación con el punto 6 de la orden de servicios mínimos, se amplía a los correspondientes a un día festivo en los Centros de Menores no acompañados y en los Centros de Intervención Social. La redacción de la orden era la siguiente: "En las residencias de menores, viviendas comunitarias y centros de intervención social se mantendrán los servicios de un día laborable. Del mismo modo en los sectores de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia, se mantendrá el servicio para cubrir las necesidades básicas de atención directa de las personas usuarias como en un día laborable. En el centro educativo Ibaiondo se mantendrá el servicio educativo de vida cotidiana correspondiente a un jueves festivo".

En relación con el resto de reclamaciones, la Sala señala en su auto que "desestima las pretensiones cautelares de los sindicatos recurrentes".

La orden es similar a las decretadas por el Gobierno vasco en las anteriores huelgas generales convocadas en Euskadi en 2012, tanto el 29 de marzo, como el 26 de septiembre y el 14 de noviembre. El Ejecutivo ha establecido que los servicios mínimos para la huelga general sean del 30% en todos los transportes y como un festivo en los centros hospitalarios de Euskadi.

Todos los servicios de transporte como Euskotren, metro de Bilbao, tranvías, autobuses o barcos deberán contar con el personal equivalente al 30% del servicio ordinario en días laborales, mientras que en las autopistas se trabajará como un festivo, excepto en horas punta, cuando los peajes serán atendidos por el 30% del personal, mientras que en las gasolineras será del 20%.

Los centros hospitalarios tendrán la plantilla habitual de un festivo y en la atención primaria deberán contar con el personal que habitualmente trabaja los sábados.

Los servicios de emergencia y Puntos de Atención Continuada (PAC), sin embargo, se mantendrán al 100%, y deberán atenderse todos los servicios de transporte sanitario de urgencias, así como los ya programados para tratamientos de hemodiálisis, oncológicos y para los hospitales de día y transporte urgente interhospitalario.

En el ámbito educativo, se deberá garantizar el acceso a los alumnos en todos los centros no universitarios públicos, privados y concertados, con un miembro del equipo directivo y un subalterno.

En las guarderías y en la universidad deberá trabajar un coordinador o un conserje, al igual que en el Centro Superior de Música, Musikene, y en las escuelas de música municipales.

Los servicios de atención de emergencias y seguridad vial como SOS Deiak, bomberos, emisoras y comunicaciones de emergencias trabajarán como un festivo.

En las residencias geriátricas y centros de día se mantendrán los servicios de atención directa con el 50 por ciento del personal, salvo en los horarios de comida, cuando se incrementará en un 10 por ciento, mientras que en las residencias de menores o centros de intervención social trabajarán como en un día laborable.

Los sindicatos convocantes de la huelga general consideraron los servicios mínimos abusivos, pero los jueces no les han dado la razón. Estas centrales habían argumentado que establecer servicios mínimos en educación es "inadmisible". Para los convocantes, "con este proceder, lo que el Gobierno pretende es desactivar la huelga”. A su juicio, los servicios mínimos establecidos en la enseñanza son "especialmente preocupantes, ya que establecen que al menos haya una persona asistente en conserjería, obligando a este colectivo a desarrollar funciones que no le son propias. En la práctica esto vulnera a casi todo el colectivo su derecho a la huelga".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha