eldiario.es

Menú

'Bicicletada' de los sindicatos de la Ertzaintza

Los ertzainas realizan esta mañana una caravana de bicis en Álava entre las principales instituciones y la Academia de Arkaute en protesta por las politicas del Departamento de Seguridad.

Todas las centrales comparecerán el próximo 8 de junio en el Parlamento, a petición de PSE-EE y PP, para explicar el largo conflicto que arrastra la policía vasca en esta legislatura.

- PUBLICIDAD -
Los sindicatos de la Ertzaintza al incio de la 'bicilcetada' de protesta.

Los sindicatos de la Ertzaintza al incio de la 'bicicletada' de protesta.

Los sindicatos de la Ertzaintza, tras el parón de la campaña electoral, retoman sus movilizaciones en la calle y la explicación, dentro del Parlamento vasco, del conflicto que arrastra este cuerpo policial desde hace más de un año. Junto a las concentraciones delante de la Cámara vasca en los días de pleno o en las sesiones de control, los sindicatos ErNE, Esan, ELA, Sipe y Euspel acordaron también realizar una caravana de bicis por todas las instituciones alavesas y la Academia de Arkaute para este martes por la mañana.

Los agentes han gritado consignas contra las políticas de los responsables del Departamento de Seguridad y han pedido la dimisión del máximo responsable de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo. Los sindidatos, además, han reiterado su voluntad de volver a las mesas de negociación siempre que Seguridad "las llene de contenido".

La interlocución entre ambas partes sigue en dique seco. A finales de abril, las centrales pidieron a los ertzainas que rellenaran un "documento personalizado" para forzar al lehendakari, Íñigo Urkullu, y a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, para que el Departamento convoque "las mesas de negociación oficiales y se traten los temas que de verdad nos importan a los ertzainas". Los agentes ya han empezado a mandar un documento en el que reiteran que "la totalidad de los ertzainas estamos afectados por el grave caos existente en la Ertzaintza y que pretendemos que este conflicto se resuelva con la mayor inmediatez posible".

Desde la otra parte, los representantes del Departamento de Seguridad han pedido a las centrales que regresen a las mesas de negociación, de las que se han ausentado desde hace muchos meses. La última petición del Departamento a las centrales fue que nombraran a los miembros de los diferentes tribunales de los concursos de méritos específicos en relación con la última RPT aprobada. Pero se han encontrado con una negativa total por parte de las centrales, que critican "la imposición de una RPT que no se ajusta a la realidad de la Ertzaintza, la imposición de un baremo de méritos que consideramos injusto y la imposición de un calendario de pruebas y exámenes del que desconocemos su cronograma oficialmente".

"Incomunicación y enfrentamiento"

Todas las centrales comparecerán el próximo 8 de junio en el Parlamento, a petición de PSE-EE y PP, para explicar el largo conflicto que arrastra la policía vasca en esta legislatura.

Las dos solicitudes fueron presentadas por la parlamentaria y secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, y por la representante socialista en la Cámara Miren Gallastegui. Ambos partidos de la oposición ha solicitado la presencia de todos los sindicatos de la Ertzaintza, que mantienen una unidad de acción contra los planes del Departamento de Seguridad, sellada tras las elecciones en la policía a finales de 2014. En concreto, ambos partidos les requieren "para dar a conocer su opinión sobre las palabras de la consejera en relación con la supuesta falta de voluntad negociadora" de las centrales y "para explicar los motivos de sus divergencias con el Departamento de Seguridad, así como las vías que proponen para superar el clima de incomunicación y enfrentamiento que mantienen", según consta en las peticiones registradas por ambos partidos.

Los sindicatos explicaran, entre otras cosas, sus reivindicaciones -incluidas en el documento que están remitiendo los agentes-, asuntos que van desde la devolución de los moscosos y canosos -días libres reconocidos por ley y que han ganado en los tribunales-, la negociación de un nuevo convenio, la paralización del Plan Ertzaintza horizonte 2016, desencadenante principal  junto a los "recortes" de la 'guerra' que se vive en la policía vasca. Además, el documento incluye también la rebaja de la jornada laboral anual, la negociación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y el consiguiente concurso de traslados, además de la implantación de la carrera profesional. Esto último fue pactado con el Ejecutivo socialista del lehendakari López, pero nunca se puso en marcha, ante las estrecheces presupuestarias motivadas por la crisis, según aducen los responsables del Departamento de Seguridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha